Autor: Barbero, David. 
 Habían desaparecido hace un año. 
 Hallados en Biarritz los cuerpos de dos policías españoles     
 
 Informaciones.    20/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

HABÍAN DESAPARECIDO HACE UN AÑO

Hallados cerca de Biarritz los cuerpos de dos policías españoles

SAN SEBASTIAN, 20

(INFORMACIONES, por D. B.).

LA Policía francesa continúa hoy sus investigaciones con el fin de determinar la identidad de los cadáveres que fueron encontrados el pasado lunes en uno de los pequeños «bunkers» construidos por los alemanes durante la segunda guerra mundial en la playa conocida como Chambre d´Amour, situada en las cercanías de Biarritz, en el sur de Francia y próxima a la frontera con España.

Datos decisivos para lograr esta identificación de los cadáveres han podido ser proporcionados por la autopsia, que fue efectuada ayer en el Instituto Forende de Bayona, y cuyos resultados no se han hecho públicos en el momento de redactar esta crónica, aunque la situación de los cadáveres, después de permanecer enterrados unos seis Ineses, parece que ha creado dificultades para que los resultados sean inmediatos concluyentes.

En cuanto a las circunstancias en que fueron encontrados loa cuerpos, se saoe que se hallaban enterrados en una de las torretas de cemento construidas por los alemanes y que desde hace años no son Utilizadas para nada, estando habitualmente llenas de porquerías y basuras. Los cadáveres tenían las manos atadas con alambres, y algunos dedos de las manos amputados, presentando señales de descomposición que han permitido hacer unos primeros cálculos de que podían llevar unos seis meses enterrados.

En principio se mantiene como probable la sospecha de que se trate de los cuerpos de los policías españoles que desaparecieron el día 13 de abril del pasado año, don José Luis Martínez Martínez y don Jesús María González Ituero. Un dato que parece apoyar esta hipótesis es la identificación, por parte de determinados policías españoles que se han trasladado al sur de Francia, de las ropas que llevaban los cadáveres. Los compañeros de los policías españoles desaparecidos hace un año han asegurado que las ropas encontradas son ras suyas. Por su parte, la Policía francesa no ha querido pronunciarse hasta poseer datos más concluyentes.

MISTERIOSA DESAPARICIÓN

El caso de los dos policías españoles citados han sido uno de los más misteriosos ocurridos en los últimos tiempos. Desde el día 3 de abrü de 1976, fecha de su desaparición, no se ha sabido nada sobre ellos, ni sobre los motivos exactos de su viaje al sur de Francia, ni sobre ninguna de las circunstancias que han rodeado al caso, al que, sin embargo, le dio mucha publicidad al coincidir cronológicamente con una época de intensa actividad por parte de la organización E.T.A.

La versión que dieron las fuentes policiales españolas aseguraban que tanto Jesús María González como José Luis Martínez se habían trasladado al sur de Francia, durante sus horas de descanso, para comer y ver una película, mientras que en fuentes cercanas a los exiliados españoles llegó a especularse con la posibilidad de que se les hubiera encomendado alguna misiónreferente a la captura de algún miembro de la organización E.T.A.

En fuentes policiales se expuso la teoría de Que podían haber sido secuestrados por miembros de esta organización vasca y posteriormente asesinados, aunque a pesar de las Intensas investigaciones policiales y rastreos efectuados no se logró ningún dato que lo atestiguara. Esta versión se vio posteriormente apoyada de modo parcial, al asegurarse que los intensos registros efectuados meses más tarde por la Policía en los domicilios de diversos exiliados vascos españoles relacionados con E.T.A. no habían encontrado los documentos de identificación de ambos policías.

Don José Luis Martínez habla nacido en e1 año 1945, en Calatayud, estaba soltero y había sido destinado a San Sebastián en el mes de septiembre de 1975. Por su parte, don Jesús María González Ituero era natural de la localidad segoviana de Madrona, donde nació el año 1951, y habla sido destinado a la Comisaría de San Sebastián pocos días antes de desaparecer.

 

< Volver