País Vasco: Barricadas y enfrentamiento con la Guardia Civil. 
 Un muerto por bala en la jornada de lucha pro amnistía     
 
 Diario 16.    13/05/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

2/INFORMACION GENERAL

País Vasco: Barricadas y enfrenta míenlos con la Guardia Civil

Un muerto por bala en la jornada de lucha pro amnistía

SAN SEBASTIAN, 13 (D16).

Guipúzcoa vivió ayer horas de miedo y cólera, durante el desarrollo de la jornada de lucha convocada por las comisiones pro amnistía del País Vasco. En Rentería una persona de sesenta años de edad resultó muerta por bala y otras seis terminaron con heridas de distinta consideración. En Vizcaya y Álava también se produjeron manifestaciones e incidentes.

Rafael Gómez Jáuregui, de sesenta años de edad, ingresó cadáver, a las nueve menos cuarto de la noche de ayer, en la residencia sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, de San Sebastián. Su muerte fue causada por un impacto de bala, con orificio de entrada y salida en la región torácica.

Otras seis personas, vecinas, al igual que el fallecido, de la localidad de Rentería, fueron internadas en la citada residencia como consecuencia de las heridas de bala que sufrían. Dichas heridas fueron causadas al disparar la Guardia Civil ráfagas de metralleta contra los manifestantes, que se encontraban, concentrados ante las puertas de la casa cuartel de la Guardia Civil de Rentería, situada en la calle Magdalena, en el centro del pueblo.

Terror en Rentaría

Los Incidentes se iniciaron a la una y media del mediodía. Tras una asamblea pro amnistía, que se celebró en la plaza principal de la (localidad guipuzcoana, los 5.000 asistentes a la misma se dirigieron en manifestación hacia la factoría de Orbegozo de la citada población. Cuando los manifestantes abarrotaban la calle Viteri, colindante con el Ayuntamiento de Rentería, tres Land Rover de la Guardia Civil enfilaron hacia la manifestación, al tiempo que sus ocupantes disparaban botes de humo y balas de goma.

Barricadas

Una vez rota la manifestación, numerosos grupos de personas se enfrentaron con la Guardia Civil y levantaron barricadas en varias calles de la localidad, asi como en la carretera San Sebastián a Irún, cortando el tráfico de la misma.

Alrededor de dos mil personas se reagruparon e iniciaron una marcha hasta el cuartel de la Guardia Civil, con el fin de protestar por la intervención de ésta minutos antes. Los guardias civiles del cuartel, al ver llegar a los integrantes de la concentración de protesta, abrieron fuego, dirigiendo los cañones de sus armas hacia las extremidades inferiores. Cinco personas resultaron heridas como consecuencia de los disparos, teniendo que ser trasladados rápidamente a la residencia de la Seguridad Social de San Sebastián.

En este centro hospitalario, tras no pocas trabas para facilitar a D16 la identidad de los heridos, se pudo saber que habían ingresado Julio Márquez, con fractura abierta de tibia y peroné y sección completa en paquete vasculonervioso, de pronóstico grave, que fue intervenido y corre el riesgo de perder la pierna; Alberto Vidaurre Arruño, de dieciséis años, con herida de proyectil en muslo derecho, leve, salvo complicaciones; José María Tolosa, con herida de bala en el tobillo y brazo izquierdo; Jesús Ascasíbar Sanmartín, veintidós con herida de bala masa muscular fie la pierna izquierda, leve, y Francisco Vila Sixto, con herida por esquirla de bala en el tercio superior del brazo izquierdo.

También ingresaron en la residencia sanitaria Ignacio Mendiáraz Lazcano, dieciséis años, de Villarreal de Urrechúa, traumatismo craneo-encefálico con otorragia izquierda y conmoción cerebral, de pronóstico grave, internado en una sala de reanimación. Cándido Peña Francisco, veintitrés años, herido de bala en la clavícula alta derecha, pronóstico gravísimo. Rafael Madariaga, herido por pelotazo en el tórax, con pronóstico grave.

Fuego real

Tras los disparos de la Guardia Civil menudearon los choques en distintos puntos de Rentería. La Guardia Civil, impotente, en muchos casos para contener la indignación de los habitantes de la localidad, hizo fuego real con sus armas reglamentarias. Los redactores de D16 presentes, Gorka Landáburu y Kepa Akizu, pudieron escuchar durante la tarde de ayer numerosas ráfagas de metralleta.

Aunque se supone que la mayoría de estos disparos fueron dirigidos al aire, se pudo apreciar en una furgoneta aparcada en las proximidades del Ayuntamiento de Rentería un impacto de bala que atravesaba de parte a parte su carrocería. Según testigos presenciales, el disparo que atravesó la furgoneta estuvo a punto de alcanzar a una mujer de cuarenta y tres años que se encontraba refugiada tras el vehículo.

A las siete de la tarde se realizó en Rentería una asamblea que eligió un comité encargado de coordinar las acciones de protesta por la intervención de la Guardia Civil. Dicho comité ha convocado para hoy una nueva huelga general en Rentería y ha pedido la formación de una comisión investigadora que exija responsabilidad por la actuación de la Guardia Civil.

En una nueva asamblea, celebrada a las nueve y cuarto de la noche, una vez conocida la muerte de Rafael Sánchez, representantes de las fábricas de la zona ratificaron la convocatoria y decidieron hacer un llamamiento a fin de que ésta se extienda a otras zonas del Paíg Vasco.

Guipúzcoa, paralizada

Se calcula en más de 150.000 personas las que secundaron ayer en Guipúzcoa el llamamiento a la huelga. Aparte de la inmensa mayoría de las fábricas y talleres de las zonas industriales de la provincia, paralizaron sus actividades numerosos comercios y establecimientos públicos guipuzcoanos.

El paro fue generalizado desde primeras horas de la mañana en Mondragón, Elgoibar, Vergara, alto y bajo Goiherri, Tolosa, Villafranca, Zaráuz, Deva, Pasajes, Zumárraga, Irún y otras zonas, así como en Rentería, escenario de los sangrientos Incidentes.

En Zumárraga, los trabajadores de la factoría de Orbegozo protagonizaron una manifestación a la que se sumaron numerosos vecinos de la localidad hasta alcanzar la cifra de unos 2.000 manifestantes. La Guardia Civil cargó contra éstos, disolviéndolos mediante el disparo de balas de goma.

Como consecuencia de la intervención policial, se produjo un herido de gravedad por impacto de bala de goma en la sien —Ignacio Mendiáraz Lazkano—, que fue internado en la residencia de la Seguridad Social de San Sebastián. Otras personas resultaron contusionadas, registrándose unas veinte detenciones entre los manifestantes.

Unas 5.000 personas protagonizaron una marcha desde Villafranca de Ordizia hasta Beasain portando pancartas y banderas. En la plaza de Beasain, los ex presos Apalategui y Gurrutxaga se dirigieron a los manifestantes, momento en el que intervino la Guardia Civil, que disolvió la concentración mediante disparos de botes de humo y balas de goma. Siete personas que resultaron heridas tuvieron que ser ingresadas en la clínica de San Miguel.

En San Sebastián, varios centenares de personas se concentraron hacia, el mediodía de ayer ante el Gobierno Civil de San Sebastián. Los concentrados, que Iniciaron una manifestación, fueron disueltos por lia Policía Armada. Se produjeron enfrentamientos en la zona del boulevard y los manifestantes levantaron barricadas con coches y materiales de construcción.

Vizcaya: Menor eco de la convocatoria

La Jornada de lucha pro amnistía tuvo un menor eco en la provincia de Vizcaya, pese a que fueron numerosas las empresas en que se realizaron asambleas y en algunas localidades el paro fue total.

Varias centrales bancarias de Bilbao fueron las primeras en unirse a la convocatoria pro amnistía, mediante la realización de asambleas seguidas de paros simbólicos de quince minutos de duración.

En Vitoria

En Vitoria, a las ocho de la noche, alrededor de mil personas se manifestaron en la parte vieja de la ciudad. La Policía intervino violentamente contra los manifestantes y se produjeron enfrentamientos de gran dureza. Numerosos bares de la zona fueron desalojados a golpes por la Policía.

 

< Volver