Autor: Álvarez Álvarez, Carlos Luis (CÁNDIDO) (ARTURO). 
   Catilinaria de UCD     
 
 ABC.    05/11/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

De ayer a hoy

Caminaría de UCD

Todos los miembros de UCD, lo mismo los transitivos que los intransitivos, debieran ser acogidos

inmediatamente por la ejemplar institución Enfance Inadaptée de Péougres, que yo visité una vez. Es uno

de lo$ mejores sitios que existen para los niños con problemas.

Los problemas de UCD hacen superfluo el mismo lenguaje con que pudieran relatarse. Y los daños

políticos, sociales, económicos y psicológicos que la inadaptación de UCD ha causado a la democracia,

cuando pudo haber sido el resorte más práctico de su estabilización, son ya difícilmente reparables.

Después de la explosión intestinal de UCD, el sentido de las actitudes posicionales y funcionales que

adopten los socialdemocratas, los democristianos, tos martinvilistas, los liberales, los moderados, en fin,

cuantos debieron crear un sistema de relación dentro del partido, continuará tan alejado de la praxis del

Estado Cómo hasta ahora. Dadas las circunstancias dé la restauración democrática en España era

impescindible la íntima e indisoluble combinación de todas tas «tesis» que se juntaron en el partido que se

hizo cargo del Poder como contractura de Poder antes que como partido. Esa era una de las pocas

garantías de la nueva formulación política. Lo que hemos visto, sin embargo, es un proceso de disolución

anárquica que al fin ha culminado en una reyerta de suburbio.

La capitulada gente de UCD no ha sabido encerrar sus razones subjetivas —que vienen siendo la materia

principal de los comentarios políticos, lo cual es una gran desviación´— en la razón objetiva. Esto ha sido

un verdadero abuso de la idea de Estado. UCD ha rebajado el pensarhiento de Estado a los modos de

comportamiento de unos meros industriales del Poder empeñados en maquinar sus opciones, para lo cual

no han ahorrado ningún escándalo, siquiera por estética.

¿Por qué UCD, a pesar de la excepcional situación de amptia mayoría nacional de la que arrancó, rodeada

de fe popular y de esperanza, no se ha convertido en una fuerza histórica? Porqué las tendencias de UCD,

en vez de vivir críticamente sus respectivas tesis como un impulso hacia el centro, las vivieron

apologéticamente, identificando cada tesis con la teoría genuina del centro. Por eso el centro nunca

existió. Ninguna tesis pudo hipostasiar las distintas tesis, mitigar las radicales diferencias acerca de la idea

de centro. Lo que se descompone ahora no es, por tanto, el centro, sino una receta de propaganda. El

concepto de centro que tanto ha propalado UCD no es el que ha desarrollado la penosa crisis política y

social que vivimos, porque ese concepto no era más que la música de charanga que ocultaba el ruido de

las ejecuciones o de los que se tiraban por la ventana.

Ahora UCD, o to que quede de UCD, será, conforme a tlo previsto, una fuerza de la derecha sin solución

de continuidad con la derecha tradicional española. Por lo menos la nueva situación tiene la virtud de la

claridad. Pero el centro, como empeño histórico de UCD, ha fracasado.—CANDIDO.

 

< Volver