Autor: Jiménez, Joaquín. 
 No cede la violencia. 
 País Vasco: Huelga general y sensación de caos  :   
 Faltan alimentos y la gente tiene miedo. 
 Informaciones.    16/05/1977.  Página: 1,?. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

NO CEDE LA VIOLENCIA

PAÍS VASCO: HUELGA GENERAL Y SENSACIÓN DE CAOS

FALTAN ALIMENTOS Y LA GENTE TIENE MIEDO

SAN SEBASTIAN, 18

(Especial para INFORMACIONES, por Joaquín Jiménez).

LA situación esta mañana en el País Vasco continuaba prácticamente sin variaciones ostensibles sobre el ambiente que na determinado el fin de semana. Son ya cinco los muertos en el transcurso de los últimos días y no se descarta que uno de los heridos más graves, el señor Marichalar, pueda fallecer en las próximas horas. Este sobrecogedor resultado parece ser una de las causas determinantes del clima que se respira esta mañana.

El paro es generalizado y prácticamente total, al menos en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa. Hay graves dificultades en el suministro de alimentos. Por cuarto día consecutivo, San Sebastián y Guipúzcoa entera, se encuentran prácticamente -desprovistas de pan y la situación es caótica. La gente tiene miedo.

Siguen las manifestaciones. Esta mañana na tenido lugar una manifestación por el centro de San Sebastián, concretamente en la avenida, en la que han participado unas 1.500 personas, y ha sido dispersada por la Policía de forma espectacular, pero sin excesivo derroche de violencia. Las actuaciones policiales se suceden prácticamente de modo ininterrumpido. Son frecuentes también las barricadas en las carretera». En la tarde de ayer, la capital guipuzcoana aparecía rodeada de un auténtico cinturón de barricadas de fuego, siendo fácilmente perceptible el humo desde diversos lugares de la ciudad. Las fuerzas de orden público se multiplican a la hora de eliminar esos tipos dé obstáculos, obligando a los conductores de los turismos que circulan por las inmediaciones del lugar a deshacer las barricadas, muchas veces bajo la amenaza directa de las armas de fuego. Este cronista, por ejemplo, fue obligado en la tarde de ayer a colaborar en la retirada de una de estas barricadas de fuego.

Para hoy lunes había sido convocada una jornada de lucha por parte de uno de los organismos vascos — Irakunde— integrado por unos 15 partidos de izquierda. La huelga consiguiente ha sido también prácticamente total, afectando incluso hasta el comercio, que únicamente ha abierto sus puertas a primeras horas de la mañana para permitir a la población la compra de alimentos, lo que se ha desarrollado con grandes dificultades, y con enormes colas de amas de casa.

SIGUE LA TENSIÓN EN EL PAÍS VASCO

Sin embargo, lo que no se puede asegurar, sin incurrir en un grave error de apreciación, es que esta mobiliza ción popular que protagoniza el País Vasco desde hace cuatro días es el fruto de una convocatoria efectuada por partidos políticos, sino la concurrencia de otros factores. Responsabilizar a determinadas fuerzas políticas de la izquierda de los graves hechos acaecidos en los últimos días, es tanto como reducir la cues tión a un simple enfrentamiento entre estas fuerzas concretas y el poder establecido. Obviamente la moviliza ción popular del País Vasco no obedece a las convocatorias efectuadas por determinados partidos políticos, sino que es la consecuencia de una serie de factores de muy diversa índole que han confluido en un mismo y determinado espacio de tiempo.

Por encima de cualquier otra consideración, lo cierto es que el tema de la amnistía —de la amnistía total— es, sin duda alguna, el motor fundamental de esta movilización. Como factores complementarios había que citar también la actitud de las fuerzas del orden, que, en numerosos casos, lejos de alejar el fantasma de los desórdenes, parece ser que habrían actuado como generadores de los mismos.

El número de víctimas y de heridos registrados hasta el momento, asi como el hecho de que sigan pereciendo personas por armas de fuego, no constituye precisamente un factor de estabilización. Las notas oficiales difundidas al respecto, lejos de sembrar la tranquilidad, han provocado la indignación de amplísimas capas de población, que durante días han podido comprobar que los hechos se suceden de forma bien distinta a la que se asegura en el contenido de dichas notas.

NO CEDE LA TENSIÓN

La situación es grave y la tensión no decrece. Aun cuando cualquier previsión entra ya de lleno en el terreno de las especulaciones, la creencia más generalizada apunta hacia la posibilidad de que a lo largo del día de hoy se sucedan nuevamente los disturbios en diversos puntos del País Vasco —Guipúzcoa y Vizcaya, especialmente— y se teme que el desenlace pudiera estar en línea con el triste balance de estas últimas jornadas. La espiral de la tensión —que es también la de la violencia— no decrece, ni parece que pueda detenerse única y exclusivamente con medidas policiales.

Con respecto al último muerto registrado ayer en Vizcaya, las noticias difundidas esta mañana aquí aseguran que murió también víctima de la bala de fuego que habría sido disparada desde un "jeep" de las fuerzas de orden público en un control. Otra versión asegura que el grupo de personas entre las que figuraba la última victima fueron primeramente golpeados por la dotación de un coche policial, que posteriormente abrió fuego, produciendo la muerte de uno de ellos.

En Álava la incidencia de la huelga general se reduce a Vitoria, dónele el paro es total. En cuanto a la vida ciudadana transcurre normalmente.

En Pamplona, según nuestro corresponsal, Carmelo C. Ridruejo, la convocatoria de huelga general efectuada para hoy por 25 organizaciones políticas vascas está encontrando un amplio eco, ya que se puede cifrar en 30.000 el número de trabajadores en paro. Por lo que concierne al resto de la provincia, de momento no se registran anormalidades laborales. Piquetes de huelguistas, desde primeras horas de la mañana, están recorriendo distintos puntos de la ciudad para tratar de cerrar establecimientos, aunque de momento, y en este sentido sólo se ha conseguido parcialmente, siendo el centro el único lugar donde no se ha conseguido este objetivo, porque permanece fuertemente custodiado por las fuerzas de orden. De nuevo, en Chantrea y Róchate» se están levantando barricadas, pese a que los empleados del Ayuntamiento retiraron ayer noche los obstáculos que había en la vía pública. Se siguen registrando duros enfrentamientos, actuando la Policía cada vez con más violencia, aunque hasta el momento no se ha podido registrar ninguna detención. Según todos los indicios, parece ser que los enfrentamientos van a continuar a lo largo del día, por lo que se prevé se alcancen cotas de dureza muy altas, lo que hace que persista la tensión entre los pamploneses.

Por el momento, el paro general acordado por las centrales sindicales U. G. T., U. S. O., C. N. T., C. S. U. T. y S. U., para hoy —al que no se ha sumado Comisiones Obreras— está teniendo eco en las empresas del metal de Madrid y algunas de servicios Asimismo, en Barcelona —tras los incidentes de ayer por la tarde— se tienen noticias de numerosos paros en las zonas tradicionalmente conflictivas de Barcelona y provincia.

 

< Volver