Pamplona. 
 Otro herido grave     
 
 Diario 16.    17/05/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Pamplona

Otro herido grave

PAMPLONA, 17

(D16).

Ayer lunes, el llamamiento a la huelga general hecho por todas las centrales sindicales como protesta por las cinco muertes que han tenido lugar en el País Vasco este fin de semana ha tenido una respuesta total.

La ciudad y los principales pueblos de la provincia registraron un paro absoluto El casco viejo y el dentro de Pamplona se encontraron desiertos, a excepción de, los contingentes de Policía que patrullaban por la ciudad. En los barrios de la capital se produjeron, durante todo el día de ayer, enfrentamientos muy violentos entre la Policía Antidisturbios y grupos de manifestantes. La Fuerza Pública dispersó a los grupos con botes de humo y pelotas de goma. Los choques han sido especialmente duros en los barrios de San Jorge, Rochapea, Chantrea y Ansoain. En general, el acceso a los barrios fue prácticamente imposible debido a las barricadas que se mantienen desde el sábado.

A media mañana corrió por la ciudad el rumor de que había fallecido el Joven de quince años Jesús Burguete, que se encuentra en la UVI del Hospital Provincial en estado grave pero fue desmentido por un parte médico.

Funeral con humo

A las doce de la mañana de ayer estaba previsto un funeral por el primero de los fallecidos, José Luis Cano, que no llegó a celebrarse por acudir a la parroquia, del Salvador fuertes contingentes de Policía Antidisturbios que dispersaron con pelotas de goma y numerosos botes de humo a los grupos de personas que se acercaron al lugar.

Como resultado de los violentos enfrentamientos de los dos últimos días, han sido internadas 20 personas con heridas en el Hospital Provincial y en la residencia sanitaria Virgen del Camino. El número de detenidos se eleva a 42.

Otro herido grave

En la noche del domingo fue internado en estado grave, en la residencia de la Seguridad Social, José Isidro Esteban, de veinticinco años, médico interno, residente de la misma.

Presentaba contusiones varias por el cuerpo y rotura de tres costillas, produciéndole un neumotorax en el pulmón derecho, habiendo sido necesaria la aplicación de un tubo de drenaje.

José Isidro Esteban recibió una paliza de varios miembros de la Policía Antidisturbios a la salida del funeral celebrado en la tarde del domingo por José Luis Cano. Ciento veinticinco médicos residentes y jefes de servicio, y parte del personal sanitario, junto con 30 alumnos de quinto de Medicina, se encerraron en la residencia durante todo el día, como protesta por la brutal represión que se esta llevando a cabo por la Policía contra la población de Pamplona en general.

 

< Volver