Autor: González, Valentín. 
 España es el país que más acuerdos de la organización ha firmado. 
 Los convenios 87 y 98, ratificados     
 
 Pueblo.    21/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

LOS CONVENIOS 97 y 78 RATIFICADOS

ENRIQUE DE LA MATA: «Sólo des-de la libertad se pueden resolver los graves problemas políticos

y sociales

España es el país que más acuerdos de la organización ha firmado

GINEBRA. (PUEBLO, de nuestro enviado especial, Valentín GONZÁLEZ.)

«Mediante la ratificación de los convenios 87 y 08, el Gobierno español da cumplimiento a uno de los compromisos adquiridos con nuestro pueblo, expresamente recogido en la declaración programática que el pasado mes de julio hiciera pública el Gabinete que preside don Adolfo Suárez. Esta ratificación representa también el punto final de un proceso complejo, seguido exactamente tal y como está previsto en nuestras leyes, culminado con el dictamen favorable de las Cortes Españolas», dijo Enrique de la Mata, en la mañana de ayer, al entregar los instrumentos de ratificación de los dos convenios de la O. I. T. sobre libertad sindical, ante el director general de dicho organismo, Francis Blanchard. Asistieron a la ceremonia el embalador, Fernando Benito, representante permanente de España en Ginebra, y Francisco Javier Istúriz de Aguinaga, subsecretario de Trabajo, por parte española, y los subdirectores generales Francis Wolf, consejero jurídico, y Nicolás Vallicos, consejero para las normas internacionales del Trabajo, por parte de la O. I, T.

«Señor director general: Como ministro del Gobierno de S. M. el Rey d« España —comenzó el minis-tro— es para mí un motivo de satisfacción sincera depositar ante usted, como director general de la Oficina Internacional de] Trabajo, los instrumentos de ratificación de los convenios 87 y 98 de esta organización, relativos, respectivamente, a la libertad sindical y a .la protección del derecho de «indicación y a la aplicación de los principios del derecha de sindicación y d« negociación colectiva.

De esta forma —añadió— el Gobierno mantiene firmemente su línea de cambio político y sindical en profundidad, llevado » cabo con orden, realismo y decisión. Este es el cambio planteado y seguido rectamente, en orden a un nuevo sindicalismo, basado en la plena libertad y autonomía, de las cuales hizo el Gobierno su bandera y que está llevando adelante ata titubeos ante las dificultades al cesión ante loa presiones.

España se sitúa con estas ratificaciones a la cabeza de los países miembros que más convenios han ratificado. Esto es algo que todos deben entender claramente, porque tal grado de colaboración nos otorga una posición de especial responsabilidad y exigencia.

Con conocimiento histórico, libre de prejuicios tendenciosos, de lo que ha sido la realidad sociopolítica de mi país desde 1940 a nuestros días, puede ayudar de manera decisiva para la comprensión exacta del significado de estas ratificaciones, tanto dentro como fuera de España.

• LIBERTADES

Por esta razón, quiero dejar testimonio ante usted, señor director general, de que a la instauración

de las libertades sindicales no nos lleva ningún pro. pósito da imitación, sino el seguro convencimiento de que. solamente desde organizaciones representativas fuertes y responsables, patronos y trabajad ores podrán alcanzar la paz y el progreso en las relaciones de trabajo y que, únicamente desdé la libertad es posible afrontar y resolver los graves problemas económicos y sociales que el mundo tiene hoy planteados. Por ello, quiero ofrecer nuestra mejor colaboración en la gran tarea que la O. I. T. viene desarrollando en favor de las libertades, con la seguridad de que nuestro apoyo tendrá tanto de eficacia como de comprensión, para quienes se esfuerzan en alcanzar objetivos semejantes. Nosotros, que hemos sentido la dureza de la incomprensión, somos conscientes de que absolutamente nadie está exento de problemas, y que mucho más eficaz resulta la colaboración y el entendí, miento que la condena irritante y discriminatoria. Estoy seguro que la O. I. T., con la que España ha colaborado siempre con el mayor deseo de perfeccionamiento de la sociedad en que vivimos, acogerá estas ratificaciones como un paso importante de un camino ya comenzado, que se inspira en los principios de esta organización, y que confiamos pueda ser recorrido sin obstáculo por sus más cualificados protagonistas: las organizaciones de empresarios y de trabajadores, que, con conciencia de su responsabilidad histórica, aportarán su mayor contribución a la causa universal de la paz y ei progreso de nuestra sociedad, solidaria en el des-

arrollo, el orden y el tira, bajo.

Esta es la razón —concluyó— de la satisfacción que me produce el poder pronunciar estas palabras, en la sede de esta prestigiosa y antigua organización, para reiterar la firme determinación de mi Gobierno de contribuir efectivamente a la causa de la libertad y de las aspiraciones del mundo del, trabajo,

tanto en España como en el ámbito internacional.»

RESPUESTA DEL DIRECTOR DE LA O. I. T.

A las palabras del ministro español, respondió el director general de la O. I. T. de la siguiente manera: «Permítanme expresar en nombre de la O, I. T. la intensa satisfacción que despierta la ratificación formal, por e) Gobierno de España, de dos instrumentos esenciales de la Organización en el campo de los Derechos Humanas: el convenio 87 sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, y el convenio 98 sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva.

La satisfacción a que da lugar este acto es doble porque, por un lado, representa un hito trascendental en h» evolución ¡ie los principios y de] derecho social españoles y. por el otro, debido al papel que le ha correspondido a la O.I. T. en esta evolución. No puedo dejar de referirme, a este respecto, a la labor desplegada por el grupo de estudio compuesto de tres personalidades eminentes y presidido por el embajador Ruegger, que visitó España en 1969. Éste grupo de estudio enunció en su informe ciertos principios que aún conservan toda su validez. En efecto, señaló el grupo que sólo los españoles pueden decidir el futuro de la situación laboral y sindical en su país, pero que el puesto de España en el mundo dependerá de su actitud ante las normas mundiales. Tales normas, en lo que concierne a la 1ibertad sindical, figuran en particular en los convenios 87 y 98 de la O. I T, que se encuentran entre los instrumentos más ratificados, con un total de 86 y 103 ratificaciones respectivamente, en este momento.

España —continuó diciendo el director de la O.I.T.—, ha decidido ratificar estos convenios, y el compromiso que ha contraído asi ante la comunidad internacional confirma su actitud frente a las normas de la O. I. T. Tales ratificaciones llevan a 97 el número de convenios ratificados por España, posición ésta que, salvo una excepción, es inigualada entre los Estados miembros de la organización»

Y terminó diciendo monsieur Blanchard: «La legislación sindical en España acaba de ser objeto de

cambios fundamentales, y los principios de la O. I. T. en esta materia han constituido un punto de referencia importante en los trabajos preparatorios. Esperamos vivamente que las normas sobre libertad sindical contenidas en los convenios que ahora se isan ratificado constituyan la pauta en el desarrollo y (a aplicación práctica de ia nueva legislación sindical. La O. L T. ofrece toda su colaboración al Gobierno de España, para proceder, en este sentido, y no escatimar esfuerzos en el cumplimiento de una tarea que permitirá estrechar aún más las relaciones que ie ligan, de antaño, con el pueblo español.»

Con estas palabras se dio por terminado el acto oficial de depositar los instrumentos de ratificación. Seguidamente, monsieur Blanchard hizo pública su satisfacción

COMUNICADO FINAL

A primeras horas de la tarde, el Gabinete de Prensa de la O. I. T. hizo público un comunicado oficial en el que se hablaba de la importancia de la ratificación de los convenios 87 y 98, el primero de los cuales estipula que «Jo* trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de las mismas». E convenio 98, por su parte, dice que «los trabajadores deberán gozar de adecua da protección contra todo acto de discriminación tendente a menoscabar is libertad sindical en relación con su empleo.»

Con estas dos ratifica piones España ha firmado un total de 97 convenios con la Organización ínternacional de Trabajo

Foto MEDINA

 

< Volver