Cortes. Presentada por un grupo de Procuradores sociales. 
 Proposición de ley sobre el derecho de huelga  :   
 No se extingue la relación de trabajo. 
 Arriba.    24/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 34. 

Presentada por un grupo de Procuradores sociales

PROPOSICIÓN DE LEY SOBRE EL DERECHO DE HUELGA

No se extingue la relación de trabajo

El empresario no podrá sustituir a los huelguistas por trabajadores no vinculados a la empresa

Podrán utilizarse piquetes, siempre que actúen sin coacción

En huelgas de servicios públicos el plazo de preaviso será de diez días

MADRID. (Logos.]—Procuradores en Cortes de representación social encabezados por don Noel Zapico, Presidente del Consejo Nacional de Trabajadores, han presentado en las Cortes una proposición de ley para regular el derecho de huelga, La proposición de ley, que consta de diez artículos y una disposición final establece:

El derecho de huelga de los trabaja» dores podrá ser ejercido sin más limitaciones que las establecidas en la presente ley.

Los Conventos Colectivos podrán establecer normas complementarías relacionadas con los procedimientos de solución de los conflictos que den origen a la huelga.

Son nulos los pactos contenidos en contratos Individuales de trabajo que contengan la renuncia o cualquier otra restricción al derecho de huelga.

El ejercicio del derecho de huelga no exime a las partes del deber de negociar y de comparecer a los actos previstos en la presente ley para la solución de los problemas que la motivaron.

LA huelga no extingue la relación de trabajo ni podrá dar lugar a la imposición de sanciones cuando se ejercite con arreglo a lo dispuesto en el artículo primero.

Durante la huelga se entenderá suspendido el contrato de trabajo y el trabajador no tendrá derecho al salario ni a las prestaciones por desempleo. Pero no causará baja en la Seguridad Social y el tiempo de duración de la huelga se le computará a efectos de antigüedad.

Para e! ejercicio del derecho de huelga los trabajadores dispondrán de las siguientes garantías:

En tanto dure la huelga, el empresario no podrá sustituí a los huelguistas por trabajadores que no estuvieran vinculados a la empresa al tiempo de ser anunciada aquélla.

Los trabajadores en huelga podrán utilizar piquetes que en forma, pacífica y sin utilizar coacciones lleven a efectos recogida de fondos y efectúen propaganda de la misma.

Se respetará la libertad de trabajo de aquellos trabajadores que no quisieran sumarse a la huelga.

Adopción del acuerdo

La adopción del acuerdo de declaración de huelga corresponde en todo caso y según el ámbito correspondiente, a los representantes de los trabajadores, dice el proyecto en el artículo cuarto.

En el caso de sector o rama, en aquellos centros en que sea solicitada al menos por un 25 por 100 de la plantilla de los mismos, habrá de realizarse votación de referendo al acuerdo de declaración de huelga. Esta votación, que podrá tener lugar durante el período de preaviso, decidirá por acuerdo mayoritario y a través de voto Individual y secreto.

La comunicación a la empresa o empresas del comienzo de huelga se hará por los representantes de los trabajadores y en escrito, que deberá contener copia del acta de acuerdo de declaración de huelga. La fecha del comienzo de la misma. Los objetivos de ésta y la composición del Comité de huelga. Las empresas darán traslado de la comunicación a la autoridad laboral.

El plazo de preaviso no será Inferior a tres días en las huelgas que afecten a una sola empresa; de siete días, en las de rama o sector, y de diez días, en el caso de servicios públicos.

Cuando la huelga sea declarada en un sector o rama o en empresas encargadas de cualquier ciase de servicio público, deberá darse a la comunicación la publicidad necesaria para que sea conocida por los afectados.

El ejercicio del derecho de huelga habrá de realizarse mediante la cesación de la prestación de servicio por los trabajadores afectados y sin ocupación por los mismos del centro de trabajo o de cualquiera de sus dependencias.

Cualquier otra manifestación de la huelga podrá ser considerada abusiva.

Las manifestaciones de la huelga, que deberán ser siempre pacíficas, guardarán proporcionalidad entre pretensiones postuladas e intereses lesionados.

Comité de huelga

El Comité de huelga habrá de garantizar, durante la misma, la seguridad de las instalaciones y los bienes, así como el mantenimiento de los necesarios servicios y atenciones que precise la inmediata reanudación de las tareas en la empresa.

Sólo podrán ser elegidos miembros del Comité de huelga trabajadores del propio centro o de la rama o sector, según los casos, afectados por el conflicto.

La composición del Comité de huelga no podrá exceder de doce trabajadores, sin perjuicio de los asesores o expertos que éste designe para que le asistan en sus funciones.

Corresponde al Comité de huelga participar en cuantas actuaciones sindicales, administrativas o judiciales se realicen para la solución del conflicto.

Durante la huelga, el Comité de huelga y la representación patronal deberán negociar para llegar a un acuerdo, en defecto de avenencia en estas negociaciones podrá intentarse la mediación, la conciliación o el arbitraje.

La inspección de trabajo podrá ejercer su función de mediación desde que se comunica la huelga hasta la solución del conflicto.

El pacto que ponga fin a la huelga tendrá la misma eficacia que lo acordado en Convenio Colectivo.

El Gobierno, en base a las posiciones de las partes o al interés de los trabajadores, y en especial cuando la huelga tenga graves consecuencias para la economía .del país, de un sector Industrial o la prestación de un servicio público, podrá en cualquier momento, mediante acuerdo del Consejo de Ministros, requerir a ambas partes para que se reanude la actividad laboral en el plazo que se fije, bien por un tiempo determinado, no superior a dos meses, bien con carácter definitivo estableciendo un arbitraje obligatorio que resuelva las cuestiones motivo del conflicto.

Cuando la huelga se declare en empresas encargadas de la prestación de cualquier género de servicios públicos y concurran circunstancias de especial gravedad, el Gobierno podrá acordar las medidas de intervención necesarias para asegurar el funcionamiento de aquellos servicios que afecten al Interés general.

Huelga ilegal

La huelga es Ilegal;

a) Cuando se Inicia o sostiene por motivos políticos o con cualquier otra finalidad ajena al Interés laboral o profesional de los trabajadores.

b) Cuando sea de solidaridad o apoyo, salvo que afecte directamente al Interés profesional dé quienes la promuevan o sostienen.

c) Cuando se produzca con Infracción de los requisitos exigidos en esta ley, violación de lo pactado en un Convenio Colectivo en lo referente a solución de conflictos o Incumplimiento de su renuncia a la huelga para someterse a otro procedimiento de solución del conflicto.

En el último artículo el proyecto dice:

A los que emplearan violencia o amenaza o ejercieren coacciones en relación con el libre ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores, a los empresarios que en el ejercicio de su función incurrieran en estos hechos, les serán aplicables las sanciones penales correspondientes.

Los trabajadores que participaran en anomalías laborales o Inasistencias al trabajo producidas sin los requisitos y procedimientos que en los Convenios Colectivos y en esta ley se determinen, Incurrirán en las faltas previstas en los apartados a) y b) del artículo 77 de la ley de Contrato de Trabajo.

Los trabajadores que, de acuerdo con el artículo 5°, párrafo cuatro, fuesen designados para el mantenimiento de los servicios previstos y se negasen a ello. Incurrirán en falta muy grave, sancionable de acuerdo con lo establecido en el artículo 77 b] de la ley de Contratos de Trabajo.

DISPOSICIÓN FINAL

Queda facultado el Ministerio de Trabajo para oídas las organizaciones profesionales de trabajadores y empresarios dictar las disposiciones necesarias en aplicación y desarrollo de esta ley, que entrará en vigor al día siguiente de su inserción en el «Boletín Oficial del Estado».

La proposición de ley ya ha sido remitida por el Presidente de las Cortes al Gobierno.

 

< Volver