Autor: Apostua, Luis. 
   Los dos modelos     
 
 Ya.    03/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

3-I-78

JORNADA ESPAÑOLA

LOS DOS MODELOS

«INTERRUMPIR toda forma de lucha sangrienta" es la or den del día circulada por el presidente del

gobierno.vasco en el exilio, señor Leizaola, al conocer el hecho de la preautonomía. Esta declaración va

en el mismo sentido de otras también provenientes de personalidades del Partido Nacionalista. Vasco, que

Intentan superar la.dialéctica de la violencia a que se ven sometidos. Declaraciones similares las han

producido también representantes socialistas; de forma qué podemos hablar de nn consenso vasco en

torno a este drama.

.Ahora bien, ¿serán obedecidas esas instrucciones .políticas? En el complejo mundo de la política vasca

no parece fàcil hacer un vaticinio fiable a cansa de que las fuerzas extremistas—en su aspecto político y

terrorista—no aceptan el supuesto básico; Es decir, no aceptan el modelo de sociedad presente ni aun en

la hipótesis de que este modelo de sociedad viniera . a ser regido por un partido socialista. Conviene

diferenciar bien los términos. Se trata, históricamente, de la lucha de los vascos por su autonomia o su

independencia (según matices), pero dentro de un contexto político, económico y social compartido por la

mayoría de los hombres y mujeres .de esto que .•seguiremos llamando España, Pero ahora se ha

sobrepuesto la lucha de partidos y´ formaciones terroristas cuyo ideal de sociedad es dlanietralmente

opuesto al que propugnan los demás, Incluido el modelo .socialista del PSOE ´ . ´

•Las últimas manifestaciones de ETA, en concreto no permiten abrigar, esperanzas razonables de que no

insistirán en la lucha armada por el Hecho de que "el País Vasco sea autonómico. No.sólo su objetivo

final "esla independencia, ciño una independencia de signo ultramarxista. ¿´

— Los robos de explosivos han determinado , al Gobierno a "tomar medidas graves contra´un Jefe y

varios´ oficiales >de la. Guardia Civil, asf como con la imposición de multas a las empesas negligentes.

Esta derivación de los hechos, por afectar al secular instituto, será de las que armen gran polvareda en. los

círculos más conservadoras. Precisamente los que se llenan la boca al pedir mano dura,

Luis APOSTUA

 

< Volver