Autor: Saiz, José Ramón. 
 Democristianos, socialdemócratas y liberales. 
 La base del centro  :   
 Hoy se reúnen para reestructurarlo por familias ideológicas. 
 Pueblo.    12/04/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Democristianos, socialdemócratas y liberales

LA BASE DEL CENTRO

Hoy se reúnen para reestructurarlo por familias ideológicas

MADRID. (PUEBLO, por José Ramón SAIZ.)

Esta mañana se habrán reunido los dirigentes de Centro Democrático para estudiar, definitivamente, un

replanteamiento de dicha coalición de centro. Según todos los indicios, a la «cumbre» podrían asistir otros

partidos moderados», con el fin de ampliar la opción centrista abriéndose a los democristianos del Equipo

y algunos grupos afines a la social democracia. En este sentido la entrevista que el sábado mantuvieron

los dirigentes del Equipo de la D. C. española con el presidente Suárez se interpreta como un apoyo al

acercamiento entre los dos bloques democristianos, cuando el jefe del Ejecutivo, posiblemente, haya

optado por´ un mayor fortalecimiento de la Democracia Cristiana que como fuerza de centro pueda

conducir al fin de la inminente etapa constituyente o de la transición.

EL P. P., DISMINUIDO.

Si se confirman todas las previsiones, todos los partidos de Centro Democrático aprobarán hoy la nueva

reestructuración del centro político para ser ampliado a una gran coalición democrática. Es posible, sin

embargo, que el proyecto tenga alguna oposición por parte, lógicamente, del Partido Popular, que venia

siendo desde la constitución de Centro Democrático el embrión de la coalición, pero que tras la dimisión

de Areilza y el silencio de Cabañillas sufre una crisis de imagen, pese a su campaña propagandística

iniciada días pasados en Madrid bajo el lema «Ni izquierda ni derecha: centro.» Precísame n t e la forma

en que ha intentado capitalizar el P. P. el centro ha molestado a los demás parados. Al mismo tiempo ]a

constitución del Partido Demócrata Cristiano ha rematado la mermada capacidad de maniobra de los

«papas».

La idea de estructurar a Centro Democrático viene siendo perseguida desde hace unas semanas por el

dirigente del Partido Demócrata Cristiano, señor Álvarez de Miranda, hoy uno de los hombres fuertes del

centro y de la Democracia Cristiana Al parecer los deseos del señor Álvarez de Miranda pueden verse

cumplidos en fecha próxima con esa reestructuración de Centro Democrático por familias ideológicas.

con e¡ fin de llegar con más facilidad a los acuerdos y a la elaboración de las listas electorales. Es decir, el

nuevo centro estará constituido por liberales, democristianos y socialdemócratas, teniendo como eje

esencial a la Democracia Cristiana, la opción más organizada y numerosa de! centro político.

• EL «OTRO CENTRO». De cumplirse estos propósitos se llegaría, igualmente, a un objetivo marcado

numerosas veces por don José María Gil-Robles, quien siempre se opuso a la constitución de Centro

Democrático y a que el Equipo ingresara en dicha coalición electoral. Don José María, sin embargo, ha

apoyado en varias ocasiones la tesis de que sólo el presidente Suárez podría aglutinar a todas las fuerzas

del centro y así parece va a ocurrir, pero sin que el presidente intervenga en las elecciones. Estas son, al

menos, impresiones de última hora.

Lo cierto es que estamos en puertas de ese «otro centro», ya que los dos bloques democristianos están en

condiciones de llegar a un pacto electoral, mientras los liberales ultiman gestiones para llegar a la unidad.

Según hemos podido saber, uno de los hombres que también ha venido acariciando este proyecto es el

liberal Satrustegui cuyo partido tampoco quiso integrarse en Centro Democrático.

• ¿UN DESEO DE SUAREZ?—La nueva entrevista que mantuvieron el sábado los dirigentes del Equipo

de La D. C,, señores Ruiz Giménez, Gil-Robles y Cañellas. con el presidente de Gobierno es una nueva

prueba del interés del presidente por los planes electorales de la D. C. y viceversa; un deseo de los

democristianos por conocer los proyectos de Suárez ante la inminencia de la carrera electoral.

Estos encuentros Suárez-D. C,. la continua rumorología y las impresiones de los medios políticos avalan

la idea de que el presidente, a pesar de su «independencia» ideológica, cree que los democristianos

pueden conducir con éxito el fin de la transición, al igual que lo hicieron en Alemania e Italia, tras la

caída del nazismo y del fascismo. No se puede olvidar que la Democracia Cristiana unida puede constituir

la fuerza más importante del centro político e integrar en España una fuerza política esta bilízadora. Se

insiste, pues, en un fortalecimiento progresivo de la Democracia Cristiana en la que podría apoyarse el

presidente para formar su segundo Gobierno, después de conocidos los resultados de las elecciones de

junio.

 

< Volver