Club Siglo XXI. La conferencia. 
 "Donde se juega el presente"     
 
 ABC.    22/04/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LA CONFERENCIA

"DONDE SE JUEGA EL PRESENTE"

En el transcurso de su conferencia, pronunciada, bajo el título «Donde se juega el presente», José Luis

Meilan dijo, entre otras cosas:

• «Quizá el mayor acierto político de estos últimos meses haya sido enfocar todo hacía la celebración de

unas elecciones generales. La ley para la reforma política centraba en ello su objetivo. Aunque contiene

también algunas otras cosas de suma Importancia que no es del caso comentar ahora, la verdad es que

aligeró, más bien con acierto, el primitivo proyecto. La respuesta del referéndum permite asegurar que la

gran mayoría del país ve en las elecciones un paso fundamental para la construcción del nuevo orden

democrático.»

• «Entiendo que las elecciones del 77 no cumplirían con su papel histórico si

pudiesen ser acusadas, por algún motivo, como no plenamente libres, transparentes y democráticas. La

participación en el juego exige sólo e] respeto a sus reglas y el Estado —cualquier Estado democrático—

debe tener los recursos eficaces para Que no se produzca la violación de aquéllas.»

• «Algo que plásticamente ayudaría, sin duda, a evitar esa confrontación con los recuerdos

actualizados del 36, seria la ausencia de protagonistas de entonces. La España actual, con una mayoría de

personas nacidas después de 19.36, no merece que esté obligada a presenciar como en un túnel del

tiempo viejas e irreconciliables querellas. Nombres que traen inexorablemente el recuerdo de

aquellos años deberían desaparecer, discretamente, de la escena política, con un gesto de buena voluntad

para la nueva convivencia que queremos construir.»

• «Las elecciones a Cortes. lo que se llama en el lenguaje occidental elecciones generales, constituyen

el primer set. El juego no ha hecho más que comenzar. Es preciso crear un contexto democrático que

asegure sólidamente la nueva convivencia. Habrá que reconstruir la legalidad fundamental y no

poco de la ordinaria.»

• «Libertad y justicia son los pilares de la democracia. Pero hay que recobrar «1 sentido genuino de

las palabras para evitar confesiones. Libertad por sus referencias al presente; no como «condecoración»

por hechos pasados. Libertad, en sí misma considerada, no simplemente concebida como 1» liberación

del «pasado» de la dependencia de unas estructuras dictatoriales que reflejan un estado de necesidad,

según el análisis marxista. Desde el punto de vista de los valores que han venido animando la

cultura occidental, no me cabe la menor duda de que el socialismo también puede ser libertad, pero

resulta sumamente difícil de admitir que primariamente se defina por la libertad antes que por la igualdad,

por la solidaridad o la justicia. Esta lucha por las nalabras es otra de las manifestaciones de que el

campo de juego es precisamente cultural. Quien se apodera primero Se la palabra tendrá una ventaja

inicial.»

• El nuevo contexto democrático se juega también en el mundo de las Ideas, en la cultura entendida no

sólo como un conjunto de manifestaciones que refleja la creatividad de un pueblo, sino básicamente como

el motor que impulsa a una sociedad, dando razones a su existencia e ilusión a su marcha histórica. De

que exista o no una cultura vigorosa como para mantener activos los profundos engranajes de la

convivencia depende, en gran medida, la quiebra o la erosión de cualquier Estado; también del nuestro

 

< Volver