En la redacción de D16, a la que no acudieron miembros de la derecha y del centro. 
 La izquierda dura con Suárez     
 
 Diario 16.    04/05/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

En la redacción de DI6, a la que no>acudieron miembros de la derecha y del centro

La izquierda dura con Suárez

MADRID, 4 (D16) .

—Inmediatamente después del mensaje de Adolfo Suárez, Simón Sánchez Montero manifestó que no le

discutirá al presidente su derecho a presentarse a las elecciones; A1fonso Guerra calificó la alocución de

"gravísimo error", y Nazario Aguado dijo que las palabras del primer ministro habían sido de una

"desvergüenza absoluta".

Estas fueron las opiniones más significativas del miembro del Comité Central y Ejecutivo del Partido

Comunista de España (PCE), del secretario de Formación, o "número dos", del Partido Socialista Obrero

Español (PSOE) y del dirigente del Partido del Trabajo de España (PTE)t tras presenciar el mensaje de

Suárez en la redacción de D16,

Dirigentes del Centro Democrático y de Alianza Popular, que también fueron invitados por nuestro

periódico, excusaron su asistencia.

Sánchez Montero: Cogió el toro por los cuernos

"La decisión de presentarse a las elecciones —dijo Sánchez Montero— para nosotros no ha causado

sorpresa porque la esperaba m os como posible y normal, tratando de capitalizar el caudal político que ha

conseguido. Yo no discutiré ese derecho. Analizando el problema de España, puede contribuir a cerrar el

paso a Alianza Popular, que constituye el mayor peligro en este proceso hacia la libertad."

El dirigente comunista puso en duda, sin embargo, las palabras de Suárez cuando se refirió a la

neutralidad del Gobierno en los próximos comicios. En este sentido censuró la no legalización de muchos

partidos y la represión ejercida en el último primero de mayo.

Respecto a los pasajes que se refirieron a la legalización del PCE, Sánchez Montero dijo que el presidente

había sido "valiente, sincero y ha cogido el toro por los cuernos. Pero esos mismos razonamientos aducen

en favor de la legalización del resto de los partidos".

Guerra: Política personalista

Alfonso Guerra, que a lo largo de lodo el discurso de Suárez hizo gestos de desaprobación y admiración,

acompañados de comentarios humorísticos, manifestó que el discurso había sido un gravísimo error

político porque de las palabras del presidente se desprende, en su opinión, que viene haciendo una política

para un corto espacio de tiempo y en beneficio personal y e1 del grupo que representa.

"Resulta sarcástico —añadió Guerra— el oírle decir que es independiente y siento vergüenza ajena

cuando dice que es demócrata; efectivamente, es demócrata de hace media hora.´´

Nazario Aguado: Empieza con ventajas

Nazario Aguado dijo que el discurso del presidente había sido de una desvergüenza absoluta, olvidándose

de los partidos que están en la ilegalidad, que representan a sectores sociales y que se les priva de la

capacidad de decidir.

"Colma la desvergüenza —añadió el dirigente del PTE— el que se presente a las elecciones diciendo que

no va a utilizar los medios que tiene a su alcance, cuando hoy mismo ha utilizado la televisión y ha hecho

propaganda de su candidatura.´´

Nazario Aguado también criticó el que Suárez dijera que se pronuncia por la moderación, dando a

entender que el resto de las fuerzas políticas son salvajes.

En el curso del diálogo con los tres dirigentes políticos salió el lema de la estabilidad futura de la

Monarquía. Tanto el del PSOE como el del PTE manifestaron que la actual política del presidente

empieza a erosionar a la Corona. El del PCE no fue muy explícito en el tema.

 

< Volver