Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 Faltan 42 días. 
 "Unión de Centro Democrático"     
 
 ABC.    04/05/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC

PULSO ELECTORAL

FALTAN 42 DÍAS

«UNION DE CENTRO DEMOCRÁTICO»

La incógnita ha quedado fundamentalmente despejada. Tal y como se suponía, el presidente Suárez será

candidato al Congreso en las próximas «lecciones. Su alocución televisada sirvió para aclarar que se

presentara como independiente —no dijo por qué circunscripción, aunque se presume que lo hará por

Madrid—, dentro de las listas de una coalición de partidos, grupos y personas de Ideología centrista.

Aunque tampoco mencionó el nombre de dicha coalición, está claro que se trata de la bautizada ayer al

mediodía como «Unión de Centro Democrático». Forman parte de ella, además de los partidos ya

integrados en el «Centro Democrático», la «Federación Social Demócrata» y una serie de grupos

regionales con bastante influencia en sus respectivos radios de acción.

La saga, de la «Federación Social Demócrata» ha sido accidentada y refleja en sus escasos meses de vida

la atomización y el personalismo que han venido afectando a la clase política española. Constituida a

partir de una serie de grupos sin más operatividad que la promoción de sus respectivos líderes, la

Federación sufrió una grave crisis precisamente a raíz de la constitución del «Centro Democrático». Ante

la actitud totalmente opuesta a la operación del secretario general, Lasuén, el presidente del partido,

Fernández Ordóñez, optó por escindirse y crear su propio partido.

No es de extrañar que la reaparición de Lasuén haya provocado ahora reticencias. Tras el problema

personal late, no obstante, el de la propia identidad de la coalición. No se trata de una simple ampliación

del «Centro Democrático», tal y como pretendían, y tal vez sigan pretendiendo, hacer creer sus líderes.

El «Centro de la Moncloa», hábilmente instrumentado por Leopoldo Calvo Sotelo, rebasa con creces los

límites de lo que hace unos meses la opinión pública entendió como «el centro de Areilza». Aunque

muchos de los ingredientes sean los mismos, el guiso es diferente, y se trata de que quede lo más claro

posible.

La propia denominación del colectivo iba a ser distinta. A media mañana se llamaba «Unión de Centro»,

a secas. Prueba de ello es la presencia de Jaime de Urzaiz, subdirector general de Publicidad y

coordinador del «pool» de tres agencias que trabajan para la operación centro, en el lugar de la reunión,

con enormes carteles que así lo proclamaban. Fue ante el profundo enfado de los Álvarez de Miranda,

Garrigues, Camuñas y Fernández Ordóñez, y la propia presión del factor tiempo, cuando se llegó a la

conocida fórmula de compromiso.

Además de la nota anunciando la constitución de la coalición, los reunidos firmaron un segundo

documento que no ha sido hecho publico. De acuerdo con lo suscrito, Leopoldo Calvo Sotelo se convierte

en el arbitro supremo de cantos problemas pueda suscitar de aquí al sábado el cierre de las listas

electorales. Especialmente polémica será la introducción de las «numerosas personalidades individuales»

a las que se refiere la nota, en las candidaturas ya perfiladas, tras arduas discusiones, por el «Centro

Democrático».

Junto al protagonismo de Calvo Sotelo, cabe subrayar el que puede empezar a jugar muy pronto Enrique

Sánchez de León. El líder de Arex, hasta hace unas semanas director general de Política Interior, ha sido

designado como uno de los siete miembros de 1» Comisión ejecutiva de la coalición, representando a los

grupos regionales.

—Pedro J. RAMIREZ.

 

< Volver