Autor: M. H. . 
 Acusado de "gubernamentalismo". 
 Responde el centro  :   
 "No tratamos de hacer un PRI ni de consolidarnos en el poder", dice Calvo-Sotelo. 
 Pueblo.    11/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Acusado de "gubernamentalismo"

RESPONDE EL CENTRO "No tratamos de hacer un PRI ni de consolidarnos en el poder", dice Calvo-

Sotelo

"La Unión del Centro es más auténtica", afirma Pío Cabanillas

MADRID. (PUEBLO, por M. H.) — Tras la publicación de las listas de candidatos por la capital han

comenzado a surgir las primeras reacciones y comentarios. Lo que destaca, sin duela, es la «marejada»

ocurrida en la Unión del Centro Democrático, con la espantada de algunos de sus antiguos líderes ante lo

que han denominado «gubernamentalización y azulízación» de la coalición democrática.

Los ataques que está sufriendo la Unión de] Centro Democrático fueron contestados ayer por los

representantes más significativos del grupo en el transcurso de una reunión con informadores, de ia que

da cuenta la agencia. Logos. Leopoldo Calvo - Sotelo —el llamado •hombre de Suárez» en el Centro—

dijo: «No tratamos de hacer un PRI ni consolidarnos en el Poder, sino consolidarnos en la democracia.

Este es el único afán en común que nos une a todos los partidos y hombres independientes que nos hemos

integrado en la Unión del Centro Democrático.» También se habló, lógicamente, de la azulización» de la

coalición, a lo que Calvo-Sotelo manifestó que en las listas del Centro hay na mayoría de personas que no

son sospechosas de estas actitudes».

Y LOS «DISIDENTES». Calvo-Sotelo se refirió también a la cuestión de la salida de personalidades de la

coalición electoral. Concretamente, refiriéndose al abandono de Larroque, dirigente del Partido Liberal,

Calvo-Sotelo dijo que cuando él llegó a la Unión del Centro Democrático preguntó por los compromisos

que había con otros partidos y se le informó de que no existía ninguno con el señor Larroque. El, sin

embargo —dijo—, tenía unas ideas especiales acerca del lugar que debería ocupar en la lista de Madrid, y

como no coincidían con los criterios generales, decidió no presentarse como candidato.

Por su parte, él Partido Liberal decidió ayer oficialmente apartarse del Centro y hacer suyas las palabras

de su presidente: La Unión del Centro Democrático se ha convertido en una formación política

controlada, cuya naturaleza y enfoque difieren por completo del Centro que propugnó el Partido Liberal.»

Otra «chispa* importante en los avalares del Centro es !a dimisión o expulsión del dirigente de U S D E.,

Eurico de la Peña. Como saben nuestros lectores, el Comité ejecutivo de dicha agrupación política decidió

expulsar a su presidente, pero éste alega que no comprende cómo ha sido expulsado cuando, en realidad,

había dimitido cinco días antes. Para Eurico de la Peña, según unas declaraciones a Europa Press,

mientras que él dimitió al no ver las cosas claras en el Centro, otras personas del Partido esperaron a

conocer las listas para comprobar si estaban o no de acuerdo con sus intereses, de forma que sólo después

decidieron salir de Unión del Centro Democrático». De la Peña manifestó: «Es obvio que las mayores

posibilidades de obtener un escaño estaban permaneciendo en Centro Democrático. Mal se compagina

que mi acción estuviera motivada por intereses personales, cuando he cambiado para perder.» El señor De

la Peña se refería a, su inclusión en las listas del Partido Demócrata Liberal Gallego, no integrado en. La

Unión del Centro.

• CAB ANILLAS: «EL CENTRO ES DIFÍCIL DE VENDER.» — En la misma rueda de Prensa en la que

intervino el señor Calvo-Sotelo. otro de tos líderes del Centro, don Pío Cabanillas, candidato al Congreso

por Orense, manifestó que la opción de centro, por ser intermedia, es -más difícil de vender», pero

«creemos que en este momento es coyunturalmente más auténtica»,

A lo largo de la conversación con los periodistas, los señores Calvo-Sotelo, Cabanillas, Camuñas y

Garrigues Walker expresaron sus esperanzas en la «operación centro» y afirmaron su propósito de que

este siga fiel a sus planteamientos iniciales. Afirmaron el diferente perfil ideológico de los grupos que

componen el Centro y que no había nada —tal y como se rumoreo en algún momento— de un intento de

hacer un partido privilegiado con iodos los grupos que lo integran.

Los dirigentes del Centro manifestaron sobre Alianza Popular que «habrá ocasiones de acuerdo y

discrepancias con ellos», y que lo que importaba era continuar la reforma política. «Si hay otros que están

en esa idea —afirmaron— coincidirán con nosotros».

• LAS POSIBILIDADES DEL CENTRO. — Calvo-Sotelo afirmó que las prospectivas electorales sobre

las posibilidades de la Unión del Centro, según las encuestas de que disponen, no difieren de las publica-

das en los medios de comunicación. Como es sabido, en casi todas las encuestas se da al Centro como

virtual acaparador de votos. Ayer mismo, -la última encuesta la ofreció el diario «El País». Según esta

consuita, el Centro se llevaría el 19 por 100 de los votos, seguido por el P. S. O. E., con un 124 por 100 de

un electorado que piensa votar cifrado en el 85,51 por 100 Según esta misma encuesta, Adolfo Suárez es

el candidato más conocido para los electores.

En fin, asi están los cosas en la Unión del Centro Democrático, una coalición a la que se ha llegado tras

no pocas negociaciones y tensiones. Y no es que se trate de una mera descripción periodística. El propio

Calvo-Sotelo declaró en la rueda de Prensa que durante la elaboración de las listas había llegado a ofrecer

a sus interlocutores medicamentos calmantes, hasta el punto de que se le agotaron. Asi de compleja está la

lucha por un escaño.

 

< Volver