Autor: F. O.. 
 Diario de las elecciones. Entrevista con Nemesio Fernández-Cuesta, candidato al Senado por UCD. 
 "La crisis económica debe superarse con una concertación de las fuerzas políticas"     
 
 ABC.    07/06/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 44. 

ABC. MARTES, 7 DE JUNIO DE 1977. PAG. 14

Diario de las ELECCIONES

ENTREVISTA CON NEMESIO FERNANDEZ-CUESTA, CANDIDATO AL SENADO POR U.C.D.

"LA CRISIS ECONÓMICA DEBE SUPERARSE CON UNA CONCERTACIÓN DE LAS FUERZAS

POLÍTICAS"

Es bueno levantar los ojos para observar algo, más que al horizonte inmediato del fervor político. Le

economía aguarda, humillada, la oportunidad de cobrarse el olvido y amenaza con desastres y

calamidades. Conviene, pues, que hablemos aquí y ahora, de esa amenaza que se llama economía. Y lo

hacemos con quien la conoce de cerca por su dedicación profesional y por la experiencia que ha

acumulado en puestos de responsabilidad. Nemesio Fernández-Cuesta no duda ni un sólo instante cuando

le solicitamos un rápido diagnóstico de la situación actual de la economía española:

"Debemos pensar en un plan de saneamiento de dos o tres años para dar un nuevo salto adelante"

—En el vértice de ese diagnóstico hay que situar la inflación. Una inflación desorbitada porque nadie cree

que se detenga y estas expectativas vienen a echar leña al fuego ante una actitud de permisividad.

—¿Y cuales son los efectos de esa expectativa de inflación permanente?

—La primera consecuencia es una descapitalizacion de la empresa, un consumismo desbocado, un

desaliento del ahorro y una falta total de inversiones que agrava el paro. No hay puestos de trabajo

suficientes, no sólo par» absorber el desempleo, sino ni siguiera, y esto es lo mas grave, para atender Ios

lideres empleos. Hay un paro Joven censo hay también un paro enmascarado con pérdida de

productividad.

Sin embargo, en las circunstancias actuales parece muy dificil corregir en al-

De acuerdo pero creo que una politica de ayuda a las pequeñas y medianas em presas con mayor

maniobrabilidad y con mayor empleo intensivo de mano de obra podria ser un comienzo de actuacion del

problema, Tenga usted en cuenta que la gran empresa es incapaz de resolver el problema del desempleo

porque tiene que competir en los grandes mercados, para. ello, necesita incorporar la más avanzada

tecnologia. En resumen le diría que el problema podría reducirse a uno: el de la inflación.

CONCERTACION POLÍTICA

—¿Cómo cree usted que se ha encajado hasta ahora esa situación?

—Ha habido una actitud de conformidad, una acomodacion resignada, pero debe decir que la situación es

insostenible. Se demanda crédito con la sola finalidad de financiar «stocks». Por otra parte, también es

cierto que se está produciendo ahora una redistribución de la renta, por la mayor presión salarial de los

trabajadores.

—Sin embargo. ¿no cree aue esa redistribución es ficticia en un clima de subida de precios?

—Pero hay qué decir que los trabajadores, proporcionalmente, han mejorado más que los empresarios en

este aspecto.

—¿Qué posibilidades existen en la actualidad para moderar de alguna manera esa presión inflacionaria?

—Había de pacto no tiene sentido si lo aislamos del contexto, lo que hace falta es un acuerdo, una,

concertación entre las fuerzas políticas del país para negociar un paquete global dentro del cual esté

incluido como una parte más, la cuestión economica. Los españoles se caracterizan

per su buen séntido y a nadie le interesa que todo se derrumbe. Ahora la situacion es insostenible y los

líderes deben decirlo.

EL DEFICIT MAS ALTO DEL MUNDO

—Ha mencionada usted la Inflación, ¿pero no le parece igualmente grave el déficit de nuestro sector

exterior?

—En efecto, baste decir que tenemos, proporcionalmente, uno de los déficit por cuenta corriente más

altos del mundo. En los tres últimos años hemos sumado once mil millones de dolares, sin que la

situación tienda a corregirse, y estos déficit nos han obligado a un progresivo endeudamienta con el

exterior. Vuestro nivel de reservas es ya de cuatro mil quinientos millones áe dólares. Compramos mucho

más que vendemos y tenemos que pagarlo dé algun modo, y esto necesita una reconducción. No tengo

ninguna duda de Que hay que ajustas el cambio de la peseta

—Es decir, devaluar la peseta... . —Sin duda alguna.

—¿En que cuantía?

—Hay .Que ajustar el cambio al diferencial de nuestra inflacion con la de los demas países.

UN PLAN DE SANEAMIENTO

—Sin embargo, esta- devaluación deberá venir acompañada de un plan de estabilización.

—Debemos pensar en un programa a corto plazo, o plazo medio de dos o tres años para sanear la,

economía española. Un saneamiento tanto real Como financiero. Entre las medidas monetarias es

necesario una moderacion en la expansión de las disponibilidades líquidas, evitando el colapso, pero sin

alentar el aumento de los precios. Estas disponibilidades líquidas deberían medularse de acuerdo con la

reducción del ritmo de inflación. Sin embargo, esta política, por ai sola, no es suficiente, Debe ir

acompañada de una política de rentas y de una moderación del cansóme para liberar recursos que puedan

ser canalizados hacia la exportación.

—Entonces está usted hablando de un plan de estabilización...

—Mejor diría de saneamiento, pero que implica transformaciones profundas, que se han convertido en

absolutamente necesarias. Es necesario, por ejemplo, una ordenación del sector público con integración

de todas sus cuentas; contabilizar la Seguridad Social con cargo a los presupuestos del Estado para que no

incida sobre los postes de las empresas...

—¿Y en materia de precios? ,—En este punto es necesario una reestructuración del sistema de precios.

Debemos desenmascarar la economía española. Muchos precios tendrían que subir al eliminar las

subvenciones que los posibilitan. Es necesario desalentar el consumo, siquiera sea temporalmente, sin que

ello supoaga distorsionar la asignación de recursos. No se trata de congelar, sino de controlar ei ritmo de

alza.

LA REFORMA FISCAL, URGENTE

—En esta reestructuración, ¿qué papel le corresponde jugar al sector público?

—Eí sector público tiene que ser fuerte y debe contar con los recursos suficientes para hacer frente a las

exigencias de la sociedad. Para ello es fundamental la reforma fiscal, no sólo para reducir las de-

sigualdades, sino también para repartir con justicia !a carga de! programa ds saneamiento.

—Hay cíerto excepticismo en cuanto a la reforma fiscal. ¿Será ésta posible?

—No sólo posible, sino urgente. Es un proceso que responde a una voluntad politica, y de ahí la

necesidad áe la concértación de todas las fuerzas fie que le hablaba. Debemos ir en su día a la

implantación del impuesto sobre el valor añadido, pensando en el Mercado Común, y también a la

implantacion del delito fiscal.

AYUDA EXTERIOR

—¿Cree ustéd que vamos a contar con ayuda exterior para ese plan de saneamiento?

—ESa ayuda sería conveniente primero, porque reforzaría la confianza y segundo, porque esta ayuda nos

obligaria al cumplimiento de una serie de condiciones que son precisamente las del plan de saneamiento.

—¿quiere esto decir que tenemos que renunciar al crecimiento?

—No es necesario modularlo, No podemos crecer como hasta mil novecientos setenta y cuatro, pero si

tenemos un gran potencial que debemos aprovechar para dar un nuevo salto.

—¿Será necesario un nuevo modelo economico después del periodo de saneamiento?

—Se ha hablado mucho de un nuevo modelo. Lo que interesa ES crecer bien. No es un concepto

mecanicista; es un esfuerzo de modificación de estructura;, de aumento de productividad.

—¿Como le va la democracia a la economia?

—Sin democracia, que significa responsabilidad, no podemos encontrar el modelo económico. Vamos

hacia una nueva sociedad en que el nivel de vida se convierte en género de vida distinto y mejor.

CAPITAL PARA LA AGRÍCULTURA

—Finalmente, ¿qué papel debe jugar la agricultura en el futuro inmediato?

—La agricultura es básica y tendríamos que llegar a una ordenación de recursos agrarios para lleguar a

conclusiones racionales que nos dijeran qué es lo que debemos producir. Si España va hacia un esquema

de economía abierta tenemos que ser consecuentes en todos los sectores. Muchas veces he dicho, por otra

parte, que la agricultura na puede estar esclavizada por el índice del coste de vida. Necesitamos mejorar la

productividad del campo, pero eso no se consigne sin capitales. La idea de la empresa debe asentarse en

nuestra economia agraria sin olvidar la ganadería.—P. O.

 

< Volver