Autor: Río, A. Del. 
   Gracias al ferrocarril, los pueblos del suroeste capean la huelga del transporte     
 
 Ya.    23/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

GRACIAS AL FERROCARRIL, LOS PUEBLOS DEL SUROESTE CAPEAN LA HUELGA DEL TRANSPORTE

La huelga de los autobuses privados en Madrid que muy especialmente está afectando a los municipios del suroeste por no contar con otros medios de transporte que las lineas ahora en conflicto laboral, ha traído de nueva » la picote ese problema tantas veces denunciado por la» corporaciones locales. 13 polémico libro blanco sobre el transporte en el suroeste ha venido a dar la razón coa motivo de la actual huelga, En dicho estudio se prevé como única solución para terminar con el problema la implantación de un servicio suburbano de ferrocarril, Resulta más discutible al el sistema a emplear puede ser el tren elevado o el de superficie, pero lo que es cierto, visto el problema. que representan los accesos por carretera, es que el ferrocarril es el único medio capaz de contemplar las actuales y aun futuras necesidades de eses sector, qu« para al año 2000 va a contar con muy cerca, del millón de habitantes

EL FEBROCARRIL, TABLA DE SALVACIÓN Gétafe, Leganés. Parla y otros municipios sureños han

quedado completamente aislados por ta huelga, que todavía se sostiene. en el transporte de autobuses privados. El caos fue total en los primeros días. Pero estos municipio» han recurrido a ese medio, auténtica tabla de salvación. que es al ferrocarril. Si en muchas ocasiones, a ruegos de las corporaciones locales sobre necesidad d« aumentar el servicio ferroviario, se ha hecho oídos sordos, ahora no ha habido más remedio que po nerlo en practica para evitar un caos alarmante. Se ha reforzado el servicio de trenes en las líneas de Alicante y Extremadura. Los municipios que cuentan con esta clon férrea (Parla, Pinto. Getafe, Leganés) han podido capear Sa esta manera los efectos de la huelga. En estos días los viajes a. Madrid y viceversa se realizan en tren, Y todo son ventajas. Si por carretera, el itinerario Getafe-Madrid se realizaba, en las horas punta, en no menos de cuarenta y cinco minutos, por ferrocarril se hace en apenas veinticinco minuto»,

Ha sido necesario que se hiciera realidad la tan temida huelga del transporte privado para que e« arbitraran unas medidas ya de-mandadas copiosamente en los últimos meses. Han sido muchas las propuestas a Renfe para que incrementara el servicio a estos pueblos convertidos en auténtica» macrourbes. Propuestas que hasta ahora han caído en saco roto, aunque estén previstas dentro del plan especial de Infraestructura d«l transporte, próximo a poner en practica.

Cerca de doscientos mil trabajadores, que a diario se desplazan a la capital para ocupar sus puestos laborales, han visto redimido el problema gracias al ferrocarril, un medio no utilizado y que, sin lugar a dudas, va a desempeñar papel preponderante en un futuro próximo.

A. DEL RIO

 

< Volver