El celo de los controladores aéreos. 
 Urge la desmilitarización del transporte aéreo     
 
 Diario 16.    13/11/1976.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ADORES CUMPLE TRES MESES

Urge la «desmilitarización» del transporte aéreo español

MADRID, 13 CD16) .—España es una de las. pocas naciones del mundo desarrollado o en vías de desarrollo donde no existe un. Ministerio de Transportes.

Esta es la primera y principal razón por la que la huelga de "celo" de los con-troladores de vuelo cumple hoy sus tres meses de vida sin que se pueda decir, que está cerca una solución a los problemas y reivindicaciones del citado personal.

El transporte aéreo en España es controlado, supervisado, dirigido y administrado por el Ministerio del Aire a través de ¿a Subsecretaría de Aviación Civil.

En la citada Subsecretaría prestan sus servicios en números aproximados unos 11.000 trabajadores, que se reparten ote la siguiente manera: el 4 por 100 son funcionarios militares procedentes del Ejército del Aire; el 16 por 100 son funcionarios civiles al servicio de la Administración militar (cuerpo especial de controladores aéreos, de meteorólogos, oficiales de aeropuertos, cuerpo general administrativo y auxiliar, etc.), y el 80 por 100 restante pertenece al denominado "personal civil" no funcionario de la Administración militar, cuyo Reglamento de Trabajo fue aprobado por decreto 2.525 de 20 de octubre de 1967.

Este régimen militar al que están sometidos la. casi totalidad del personal de ¡a Subsecretaría Civil es la causa de los problemas que empiezan a orear una zona de conflictividad muy peligrosa dentro de la Administración nacional. D16, después de un sondeo en las capitales aéreas españolas, ha resumido en los siguientes puntos aquellos aspectos que vienen afectando desde hace tiempo a estos trabajadores: 1.° Indefensión total ante su empleador, ya que hay una imposibilidad total de reclamar ante la jurisdicción laboral, lo cual crea una situación jurídicamente ilegal por ir en contra de lo dispuesto por la ley Orgánica del Estado, la cual proclama el derecho de todos los españoles al libre acceso a los Tribunales (artículo 30), así como que la función jurisdiccional corresponde exclusivamente a los Juzgados y Tribunales (artículo 31); por no estar sindicados, a pesar de que existe un acuerdo del Tribunal Central de Amparo de fecha 7 de mayo de 1975 reconociendo este derecho; la imposibilidad de elegir órganos propios de representación (jurados de empresa); su exclusión de la ley de. Convenios Colectivos de Trabajo, en contra de lo dispuesto par el Convenio núm. 94 de ia Organización Internacional del Trabajo y ratificado el 39 de abril de 1974 por el Estado español; su exclusión del deereto-Iey sobre Conflictos Colectivos de Trabajo.

2." Escala salarial otorgada y en ningún caso pactada o negociada, siendo además los salarios inferiores, con grao diferencia, a los que vienen percibiendo los demás trabajadores del transporte aéreo en general. Por otra parte, existe un" cierto grado de irregularidad en los abonos de los atrasos debidos a las subidas realizadas anualmente, en virtud de la revisión del salario mínimo interprofesional. En cuanto a las gratificaciones siempre están al arbitrio de muchos factores, ya que reciben el calificativo de "graciosas" o "graciables".

3.° Promoción profesional prácticamente nula por la peculiaridad de la dependencia administrativa, y por no tener participación en el atesoramiento y toma de decisiones en estas materias.

4." Escasas o nulas posibilidades de mejoramiento y puesta al día en las modernas técnicas aeronáuticas, siendo ésta la que experimenta cualitativamente el desarrollo más espectacular.

5.° Mediatización por par-te del empleador y falta de control de los trabajadores de los fondos y administración de la Mutualidad-laboral a la que se hallan acogidos, ya que sus representantes son designados directamente por la superioridad militar, en contra de la orden ministerial de creación de dicha Mutualidad, en la que se dispone que estos representantes sean elegidos por los propios imitaalistas.

6.° Supeditación en determinados casos a una legislación enáltense, que entendemos debe quedar circunscrita el ámbito estrictamente multar.

7» El capítulo dedicado & faltas y sanciones sufre especial cualificación y dureza que se manifiesta al castigar 110 sólo la actuación del trabajador en el centro de trabajo, sino incluso su actividad privada fuera de él sobre todo por sus actividades e incluso ideología política..

 

< Volver