ETA militar     
 
 Diario 16.    15/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ETA militar

Introdúzcase en una coctelera medio litro de marxismo-leninismo, mézclese con dos medidas de racismo sabiniano-jomeinista y sírvase añadiendo unas gotas de oscurantismo «made in Loyola».

He ahí la fórmula del bebedizo que convierte a un puñado de jóvenes vascos en repugnantes alimañas programadas para matar una y otra vez, sin proporcionar jamás la menor oportunidad a sus víctimas.

ETA militar es una siniestra carnada que España necesita exterminar. Todos los medios represivos al alcance del poder deben ser empleados en una .batalla sin misericordia ni cuartel contra estas bestias carro-ñeras, capaces de apretar el gatillo de sus pistolas contra la sien de un anciano sin tan siquiera mover un párpado.

Los terroristas que ayer asesinaron a otras tres personas —dos militares y un civil— volverán a matar pasado mañana si antes no hay algo que se interponga en su camino. Y ese algo no puede ser sino las rejas de una celda o munición de la misma que ellos gastan.

No existe la menor posibilidad de reencauzar a ETA militar por el terreno de la acción política. Sus objetivos son obviamente incompatibles con la propia supervivencia de España como Estado y ellos parecen regodearse al hacer de su callejón sin salida un pretexto para seguir practicando el tiro al blanco.

La lucha contra ETA militar debe plantearse como una campaña de «desratización», aplicando una serie de técnicas tan viejas como la historia misma del mundo. O acabamos con la plaga o la plaga acabará con aquello en cuanto creemos.

 

< Volver