El ministro de asuntos exteriores, en el Congreso. 
 España no reconoce movimientos sino estados     
 
 ABC.    19/09/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 34. 

ABC. MIÉRCOLES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 1979. PAG. 5

EL MÍNISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES, EN EL CONGRESO

«ESPAÑA NO RECONOCE MOVIMIENTOS, SINO ESTADOS»

El ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja Aguirre, compareció ayer ante la Comisión

correspondiente del Congreso de los Diputados para exponer la política general de su Departamento en

base a una interpelación1 socialista de once preguntas, gubdivididas, a su vez, en diversas cuestiones.

La intervención del jefe de la Diplomacia española ha sido, en síntesis, la siguiente:

• Objetivos de nuestra política exterior. Fortalecer y garantizar la seguridad nacional, establecer y

salvaguardar la integridad territorial, proteger los intereses, y favorecer las condiciones de los emigrantes

y residentes españoles en el extranjero, cooperación para llegar a la distensión y desarme del mundo y

fortalecer un nuevo marco internacional con la defensa de los derechos humanos.

• Criterios generales de la política exterior.—Coherencia, eficacia y coordinación. La política

exterior está basada —Insistió en repetidas ocasiones el ministro— en el principio de unidad de acción.

• Actividad internacional del jefe del Estado.—Este es un tema recogido en el artículo 56 de la

Constitución, en que el Rey asume la más alta representación del Estado en las relaciones Internacionales.

fi ADHESION A LA OTAN

• Política de alianzas (OTAN).´— Actualmente hay una realidad de bloques que quizá no sea la

deseable, pero que es la que existe. El tema de la adhesión a la OTAN será objeto de un debate

parlamentario en su momento, y UCD se ha manifestado ya a favor de esta adhesión. España forma

parte del sistema de seguridad internacional, mediante el Tratado con USA.

Es prematuro hablar de la conjugación, por parte del Gobierno, de las necesidades de la defensa nacional

con la integración en la OTAN, porque es pronto para hablar de calendario. Se planteará en su momento.

• Política de adhesión a la CEE.—La política que está siguiendo España para su adhesión a la CEE no

es nueva, la siguió también Gran Bretaña y, en cierto modo, la está siguiendo Grecia.

G HISPANOAMÉRICA Y ÁFRICA

• Política con Hispanoamérica. — Es una dimensión esencial e irrenunciable de la política exterior

de España bajo las premisas de estar unidos con vínculos de particular solidaridad, y por el papel

ascendente del mundo iberoamericano. Subrayó la ayuda a Nicaragua,

(«En mi entrevista con el presidente del Consejo de Ministros de la CEE, le hice ver la necesidad de que

todos los países ayuden a Nicaragua», aclaró Marcelino Oreja.)

• Política con África.—En el tema del Sahara se trata de intentar la restauración del equilibrio, en base

a una política de neutralidad y colaboración en la eliminación de tensiones. En ello se inscribe el

embargo de armas decretado por el Gobierno español a los países del Mogreb. El señor Oreja citó los

diversos pasos dados en este marco, que culminaron con la visita a Argelia del presidente del Gobierno en

abril, y con la que realizó el Rey de España a Marruecos. Recordó la postura del Gobierno sobre el

Sahara y el apoyo al dereeho de autodeterminación del pueblo saharaui.

• Guinea Ecuatorial.—Con el cambio de rumbo, España mantiene relaciones intensas de cooperación, y

éstas deben mantenerse por todos les países de la Comunidad. «Así se lo expdesé —dijo— al presidente

del Consejo de Ministros de la CEE. La respuesta de España ante el cambio de rumbo fue global e

inmediata.»

n ORIENTE MEDIO Y ASIA

• Movimientos de liberación. — España no reconoce movimientos de liberación, sino solamente

Estados, pero en la ONU apoyó diversas resoluciones que favorecen a estos movimientos.

• Política de Oriente Medio. — Los acuerdos entre Egipto e Israel no constituyen la solución global del

problema, al no incluir el tema de los derechos del pueblo palentino. España ha mantenido siempre una

posición coherente en este tema, hasta el punto de que la política seguida es hoy política común en la

CEE; es decir, que no será posible la paz sin el reconocimiento de los derechos del pueblo palestino y su

derecho a formar una nación.

«Se ha autorizado a la OLP para abrir una oficina oficial en Madrid, que no tenga carácter de Embajada,

ya que España

Contundencia de Marcelino Oreja en la explicación de la política exterior española

no reconoce movimientos, sino Estados», informó el ministro.

• Política asiática. — Los vínculos con estos países no han sido muy amplios, con exepción de Filipinas.

Pero en los últimos años se ha ido a una ampliación, en especial en el terreno económico. Es importante el

viaje del Rey a China, en el que —subrayó— no se hizo una declaración de antihegemonismo, sino una

preocupación por la tensión entre las grandes potencias.

H RELACIONES CON USA Y LA URSS

• Política de bloques.—Estamos a favor de que se vaya a una realidad internacional más multipolar.

España no tienen ninguna tentación neutralista, ni tercermundista. Nuestra política es democrática,

europea y occidental.

• Relaciones con Estados Unidos.—Está vigente el Tratado con Estados Unidos, que caduca en 1981.

En este Tratado se habló de la desnuclearización del territorio, que terminó con la salida de submarinos

de Rota.

• Relaciones con la URSS.—Las relaciones se restablecieron en 1977 bajo los principios de respeto

mutuo y no injeren

n CONFERENCIA DE SEGURIDAD Y COOPERACIÓN EUROPEA

Finalmente, el señor Oreja expuso el estado de las relaciones con diversos organismos, como la ONU, la

OUA, GAT, EPTA, OCDE, etc.

Sobra la "Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea que tendrá lugar en Madrid en 1980, destacó

su importancia e informó que se trabajaba en su preparación.

Respecto a la no adhesión de España al Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares. Marcelino Oreja

ha dicho que «España no lo ha firmado porque hay lagunas que lo hacen incompleto y desigual. Echamos

en falta la ausencia de una serie de salvaguardias de los países que no tienen armamento nuclear sobra los

que lo tienen».

D INTERVENCIÓN DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS

A continuación, los distintos grupos parlamentarios formularon preguntas al ministro de Asuntos

Exteriores. El señor Marín, del grupo socialista, afirmó que el ministro no había aclarado el papel del Jefe

del Estado en las relaciones internacionales, y que el Gobierno se debía convencer de que la Corona

forma parte del patrimonio de todos los españoles y no puede ser utilizada como instrumento del

Gobierno la política internacional.

El ministro de Asuntos Extsriores contestó que, de acuerdo con la Constitución, al Gobierno le

corresponde la dirección de la política exterior, y que todos los discursos y compromisos del Rey están

bajo la responsabilidad del Gobierno.

Sobre los derechos humanos y la política exterior del Gobierno español, el señor Oreja contestó a Pablo

Castellano, del grupo socialista: «Lo que queremos evitar es el humanitarismo selectivo.»

En respuesta a una pregunta ds Maciá Alavedra, de la minoría catalana, sobre la visita de Yasser Arafat a

nuestro país, Marcelino Oreja dijo: «La política exterior española es inequívocamente europea, lo que no

implica despreocuparse del Tercer Mundo.»

Juan Carlos Aguilar, del PSA, pidió la apertura de la «verja» que cierra La Línea con Gibraltar.

Finalmente. Blas Pinar, sobra la política exterior española y parafraseando lo dicho por el ministro, dijo

que no había ni eficacia, ni coherencia.

Oreja Aguirre

 

< Volver