Autor: Sahagún, Felipe. 
 Linz analiza la situación española. 
 El problema vasco-navarro es el más grave     
 
 Informaciones.    08/04/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

LINZ ANALIZA LA SITUACIÓN ESPAÑOLA

EL PROBLEMA VASCO-NAVARRO ES EL MAS GRAVE"

Por Felipe SAHAGUN

NUEVA YORK, 8.

EL doctor don Juan José Linz, sociólogo y profesor de la Universidad norteamericana de Yale, declaró anoche que Y el problema vasco-navarro es el más grave» que tiene actualmente España. «Quiza sea más grave que el económico.»

En una conferencia celebrada en la «casa de España» de Nueva York, el señor Linz. uno de los intelectuales españoles que mejor conocen el proceso político de nuestro país, dijo que «si la Unión de Centro Democrático (U.C.0.) entrara en una coalición con Alianza Popular (A, P.), perdería muchos votos en su izquierda». Tampoco vio muchas posibilidades en una gran alianza U. C. D.-

P.S.O.E. (.Partido Socialista Obrero Español). «Esa coalición tampoco es tan fácil como parece.)i

«Hay una coalición posible que daría una mayoría parlamentaria a U.C.D.», añadió el doctor Linz, que regresó hace pocas semanas de España. a donde viaja con frecuencia para seguir de cerca el proceso político. "Seria una alianza con los partidos regionales (afines), como los catalanes.»

Después de haber efectuado y analizado unas ocho mil encuestas en toda España durante los últimos meses, el sociólogo nacido en Bonn y educado en Madrid y Estados Unidos resumió los acontecimientos más importantes de los últimos dos años, las posiciones mantenidas por el Bey, la Iglesia, el Ejército, el

Gobierno y los partidos en esos acontecimientos y las enseñanzas que se pueden derivar de todo ello.

Exceptuando el problema vasco y algunas otras dificultades de solución menos urgente, se declaró optimista sobre el futuro de la democratización en nuestro país. Hace tan sólo unos meses le habíamos escuchado en la Universidad de Columbia y parecía mucho más pesimista. El cambio parece obedecer a los datos obtenidos en sus nuevas encuestas y a las impresiones recogidas directamente en España en los últimos meses.

SUAREZ Y U.C.D.

El señor Linz tiene grandes dudas sobre los resultados de la encuesta publicada recientemente por la revista «Cambio-16», en la que se asegura que la popularidad del presidente Suárez ha descendido considerablemente (de un 52 a un 23 por 100, quienes piensan que está dirigiendo el Gobierno satisfactoriamente) en los últimos dieciocho meses. No considera muy ortodoxos los instrumentos utilizados para la encuesta, pero fundamentalmente cree que (continua)

• SUÁREZ TIENE MEJOR IMAGEN QUE FELIPE GONZÁLEZ

• LA COALICIÓN POSIBLE DE U.C.D. NO ES CON ALIANZA POPULAR, SINO CON LA MINORÍA CATALANA

• CUALQUIER GRUPO QUE SE SEPARE DEL PARTIDO DEL CENTRO, DIFÍCILMENTE SOBREVIVIRÁ

• EL PUEBLO ESTA CON EL REY, Y LOS ALTOS MANIDOS MILITARES DEFIENDEN LA INSTAURACIÓN DE LA DEMOCRACIA

existén razones más profundas:

«Es natural que un jefe del Gobierno, en una situación crítica como la que estamos atravesando ahora,, tenga un desgaste. También hay que tener en cuenta que el electorado de Suárez y de U.C.D. es mucho menos activo (políticamente) y a la hora de las encuestas .suele refugiarse más en el "no sé" que los seguidores de partidos de izquierda.»

El profesor Linz está convencido de que la próxima campaña electoral va a ser completamente distinta de la anterior. «Los grupos van a tener que enfrentarse claramente», comentó. En las elecciones de junio, el «pacto de caballeros» convirtió la campaña en una exhibición de personalidades, sin contenido ni temas, sin crítica de programas políticos ni enfrentamientos reales.

Comentó que la urgencia con que el presidente Suárez ha tratado de solucionar el problema de la autonomía catalana probablemente se debe a su anticipación de la ayuda crucial que pueda llegar a necesitar de algunos partidos regionalistas catalanes para sacar su programa adelante en el Parlamento.

Contra las acusaciones de que la U.C.D. no es un partido, dijo: «No lo es como organización, pero lo es en el electorado y en el Parlamento... Y cualquier grupo que se separe difícilmente sobrevivirá. Es parte del juego político.»

«U.C.D. no es un partido de masas ni lo será nunca. No tiene razón de serlo tampoco. Esto inquieta a muchos hombres de Unión de Centro, pero el problema es organizar vinculaciones con grupos de intereses próximos al partído Quizá haya muchos en su electorado que no quieran ser de U.C.D., pero tampoco quieren ser de grupos marxistas ni de Alianza Popular, así que no tienen adonde ir.»

De sus encuestas se desprende que «la gente vota más a Suárez que al partido Unión de Centro Democrático, mientras que en el electorado socialista son más los que votan al P.S.O.E. que los que votan a Felipe González». No obstante, las imágenes de Felipe González y de Adolfo Suárez en el electorado madrileño «son parecidísimas, casi idénticas».

«Hay pequeñas diferencias, que posiblemente se deban a que Suárez ha estado y está en el Gobierno, y Felipe, no», añadió. «Quizá el electorado del P.S.O.E. tenga una imagen un poco mejor de Suárez que el electorado del U.C.D. tiene de Felipe González. Tal vez ambos tienen una personalidad parecida y defienden imágenes parecidas.»

Sobre la extraña relación del Parlado Comunista con Alianza Popular, el señor Linz también tiene una explicación bastante lógica. «Ambos desean o necesitan legitimación. Fraga tiene que mostrar tolerancia hacia la izquierda y ´Carrillo debe hacer lo mismo hacia la derecha. Que los dos se respeten y se incorporen al proceso parlamentario es importante para ambos.»

"Siempre hay latente un problema y es en qué. medida la democracia la han de hacer los demócratas o pueden incorporarse al proceso personas que colaboraron con el régimen anterior. Esta ambivalencia no se ha resuelto del todo, ni siquiera en U.C.D.»

El profesor, autor de numerosos libros y trabajos, afirmó que el Bey llegó al Poder con una intención clara, que era facilitar la democracia en España. «El pueblo lo ha reconocido. A principios del año pasado, el 75 por-100 de los encuestados decía que el Rey lo está haciendo muy bien o bien, un 23 por 100 decía que no lo está haciendo ni bien ni mal (éstos son fundamentalmente los que se sienten

monárquicos) y un 2 por 100 decía que mal o no contestaba.

Entre los que se definían ideológicamente, un 59 por 100 se declaraba monárquico; un 18 por 100, republicano (de los republicanos, un 7 por 100 decía que el Rey lo está haciendo muy bien), y un 19 por 100 no sabía o se declaraba ambas cosas, monárquico y republicano.»

A pesar de la idea que muchos tenían y quizá tengan sobre la posición del Ejército, el señor Linz no cree que las fuerzas armadas españolas estuvieran tan bien con el franquismo. «En muchas cosas el franquismo trató mal al Ejército, y el Ejército tenia razones para ser crítico del franquismo.» Para el profesor, el hecho de que apenas haya militares de alta graduación de Cataluña y Vascongadas se debe principalmente a que los jóvenes de estas regiones veían más posibilidades en una carrera económica. «En estos momentos creo que los altos mandos están dispuestos sinceramente a defender la instauración de la democracia.»

Añade que la Iglesia no ha sido un factor de crisis «porque ha cambiado, particular, mente desde el Concilio Vaticano II. Ha cambiado el origen del clero. Ha habido cambios en la jerarquía y esto ha hecho que la Iglesia haya procurado desligarse de su identificación con el franquismo». Esto quizá haya dividido a la Iglesia, pero el señor Linz cree que si las jerarquías eclesiásticas llegan a adoptar una postura política, la división dentro de la Iglesia habría sido mucho mayor.

8 de abril de 1978

 

< Volver