El mundo de la agricultura es muy individualista  :   
 Intentaré crear una comisión mixta para controlar los acuciantes problemas del sector ganadero, dice también el señor Martínez Genique. 
 Ya.    16/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

16-XII-77

"El mundo de la agricultura es muy individualista"

"Intentaré crear una comisión mixta para controlar los acuciantes problemas del sector ganadero", dice

también el señor Martínez Genique

"Durante los últimos años nos hemos empeñado en que los agricultores y ganaderos no saben hablar más

que de precios y subvenciones, pero nos hemos olvidado de que en la economía hace falta hablar con

críticos de empresa: de marketing, seguros, financiación, proyectos de largo plazo...", dijo el ministro de

Agricultura, señor Martínez Genique, en la asamblea de la Asociación Nacional de Ganaderos, celebrada

en la sede central de la AISS.

El objeto de la convocatoria era el tomar conciencia de la gravedad por la que atraviesa el sector de

vacuno de carne (ver YA del pasado día 13), donde se han acumulado unos problemas de tanta

trascendencia que ponen en peligro inminente la supervivencia de las unidades de explotación.

El ministro afirmó que su Departamento había estudiado cuál era el origen de los problemas de

la agricultura y, entre otras conclusiones, señaló que se tenía la sensación de que el campo no ha sido

capaz de estructurarse políticamente. El mundo de la agricultura, es muy individualista y nos hacen falta

agrupaciones profesionales muy fuertes y sólidas. Sin embargo, la sensación que tenemos en el Ministerio

es que los problemas del campo son defendidos por pequeños grupos que defienden intereses muy

parciales.

Tras rogar a los presentes que remitieran a su Departamento todos sus problemas, siguiendo los cauces

reglamentarios, añadió que él mismo intentaría crear una comisión mixta de representantes de los

Ministerios de Agricultura y Comercio, así como de los ganaderos, con el fin de controlar algunos de los

problemas acuciantes del sector, como es el desfase entre los precios pagados al ganadero y los precios de

venta al público.

 

< Volver