Autor: Peiró, Luis. 
 La sustitución de Suárez en la presidencia del Gobierno. 
 El Rey inició la consultas para solucionar la crisis     
 
 ABC.    31/01/1981.  Página: 1,7. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

El Rey inició las consultas para solucionar la crisis

MADRID (Luis Peiro).

Ninguno de los líderes de las fuerzas de oposición parlamentaria

quiere que la crisis abierta con la dimisión de Suárez se resuelva con

precipitación. Y así se lo manifestaron ayer al Rey, al ser recibidos

en la Zarzuela con motivo de las consultas previstas por la

Constitución, previas a que Su Majestad proponga al Congreso un

candidato a la jefatura del Gobierno.

Felipe González, Carrillo y Fraga comentaron ante los periodistas las

dificultades actuales que plantea las crisis en UCD para lograr una

solución que garantice un Gobierno estable. Cada uno con sus matices.

Y antes que ellos, el propio Adolfo Suárez acudió al despacho de Don

Juan Carlos para expresar la opinión de su partido ante la actual

situación política. Aclarando que acudía por encargo de su partido,

porque todos esperábamos que a la Zarzuela iría Calvo Ortega.

Los matices de las distintas fuerzas de oposición son esclarecedores

para comprender su predisposición ante el interrogante abierto hace

poco menos de cuarenta y ocho horas. Y ahora ¿qué? Felipe González

entiende que la responsabilidad al proponer al sustituto de Suárez es

exclusivamente del Rey y que, por supuesto, su partido la va a

respetar. También quiere llevar al país la idea de que no se deben

añadir alarmismos a la situación, que de por sí es ya lo

suficientemente grave. Y su mensaje es que los socialistas están

dispuestos, si las dificultades de UCD complicaran la solución, de

buscar una salida. «Si nos toca esa responsabilidad estamos dispuestos

a hacerlo», y para elfo abrirían a su vez una serie de consultas

parlamentarias. Para buscar «el Gobierno estable que haga progresar a

la democracia».

CARRILLO, POR LA COALICIÓN

La solución de Carrillo parte también de la duda de que et nombre y el

hombre sean de UCD. Más a las claras: «Lo que se ha agotado no es

Suárez es la fórmula del Gobierno monocolor de UCD. Si Suárez ha

salido maltrecho de esto yo no veo cómo Calvo-Sotelo puede poner en

pie lo que se ha hundido en manos de Suárez», comentaría el dirigente

comunista. Y llega a donde los comunistas dicen que se tiene que

llegar, al Gobierno de coalición UCD-PSOE con el apoyo del PCE, para

afrontar e! paro, el terrorismo y las autonomías. Pero el secretario

general del PCE no las tiene todas consigo de que los socialistas

quieran. «He hablado con ellos y no puedo decir que estén de acuerdo

con eso seriamente, aunque tampoco puedo decir que se opongan.»

Anunció que los contactos PSOE-PCE van a continuar hasta que finalice

la crisis.

Una hora antes —Felipe hablaba con los periodistas cuando Carrillo iba

hacia el despacho del Rey— se le había planteado al líder de la

oposición lo que el PCE propone. Inmediatamente después de su

declaración sobre el esfuerzo que el PSOE puede hacer si el país lo

necesita, se le puso tras interrogantes lo del Gobierno de coalición.

Y pidió reiteradamente que se entienda lo que había dicho. «No estoy

en absoluto señalando esa hipótesis», lo que repitió, y de ahí no hubo

quien lo sacara; es que el PSOE puede hacer un esfuerzo para buscar la

solución. Y habló de los intereses de su partido y de los que pueda

tener el país.

LO QUE INTERESA AL PARTIDO, LO QUE INTERESA AL PSOE

Todo el mundo sabe que nosotros no tenemos ninguna necesidad de

precipitarnos como partido; al PSOE, como tal, le interesa-

(Pasa a la página 7)

Carrillo insiste en una coalición UCD-PSOE

Felipe González consultaría con otros grupos para buscar un Gobierno

estable

(Viene de la página 1)

ría esperar a que se produjera un proceso electoral.» Y al país: «Le

puede interesar que haya un partido capaz de ofrecer una solución que

estabilice la democracia y la haga avanzar.» Y su impresión es que eso

puede estar ocurriendo en estos momentos.

Manuel Fraga, previsiblemente contrario a la solución de Felipe

González y a la de Carrillo, se mostró sumamente cauto tras su

conversación con el Rey. Su «es todo lo que tengo que decir» no se

extendió a más de constatar la preocupación general de todos los

líderes que ayer pasaron por Zarzuela. Estas consultas con el Rey no

tienen nada que ver con las que se celebraron tras el proceso

electoral de marzo del 79. En aquel entonces había un veredicto de las

urnas, UCD era un partido unido, no tenía abierto un Congreso. Y

entonces salió un Gobierno que duró cinco meses y el siguiente, el

último hasta el jueves, ha durado cuatro, ésa fue la panorámica que

trazó Fraga. Ahora, en opinión del líder de Coalición, hay que medir

mucho las consecuencias de las propuestas que se hagan, porque los

números podrían dar un dos o un uno y medio. «Y eso obviamente no es

bueno.» ¿La solución de CD? Fraga había dicho «todo lo que tenía que

decir». Las consultas deben ser tan amplias como sea necesario, para

ello el Rey cuenta con la colaboración de todos y «con la leal

colaboración de nuestro grupo para lo que pueda redundar en el

servicio a España y a la Corona».

NADIE QUIERE ELECCIONES AHORA

Nadie, por supuesto, quiso contemplar la posibilidad de elecciones

anticipadas. Felipe González habló de su oferta, «con respecto a la

voluntad popular expresada a través del último proceso electoral».

Santiago Carrillo, a quien le parece que esta crisis la ha provocado

«y la quiere resolver UCD por su cuenta», cree que serían

catastróficas. En la prudente manifestación de Fraga no cupo ni

siquiera una alusión a tal posibilidad. Y Suárez se limitó a una

declaración para salir del paso, eso sí, sonriente y aparentemente

relajado, despidiéndose de los periodistas con un «hasta la próxima».

El Rey continuará esta mañana la ronda de consultas.

Las dos minorías del Congreso están citadas a las once y las doce de

la mañana. La opinión de Convergencia la expresará a Don Juan Carlos

Miguel Roca. Será Marcos Vizcaya quien vaya a la Zarzuela por el

Partido Nacionalista Vasco.

 

< Volver