Felipe González considera insostenible la actual situación del Gobierno     
 
 Diario 16.    02/07/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Felipe González considera insostenible la actual situación del Gobierno

Un mes después de la moción de censura, el Gobierno y, en particular, su presidente muestran de forma

más patente su ineficacia, según el líder socialista Felipe González, quien predice un verano

particularmente duro por el orden público, por la economía y por la descomposición del Gobierno.

Madrid — La moción de censura, en opinión del líder socialista, podía haber sido un instrumento válido

para que el presidente se recuperase.

«Hubiera sido —dijo— satisfactorio, y lo consideramos, ya que todo el mundo dice que cuando Suárez

está contra las cuerdas es cuando se crece. Pero tampoco fue así. La ganadora fue, probablemente,

Coalición Democrática, que, acorralado el Gobierno, insiste en la moción de censura para obligarle a la

unión.»

Como una muestra más de la típica «huida hacia adelante» sería la política exterior la que se encargara de

desviar la atención de la crisis interna.

«En las declaraciones de Oreja sobre la OTAN —continuó— puede haber algo de esa lucha interna

dentro del Ejecutivo; golpear de este modo a algún ministro susceptible de servir a una operación de

sustitución. Pero el problema de fondo es más importante. Lanzar ahora el tema de la OTAN es gratuito y

entraña el riesgo de la división de la opinión nacional en temas de política exterior que no tienen por qué

verse implicados.»

Respecto al futuro inmediato sus predicciones no son más optimistas, calificando la situación para el

Gobierno de insostenible.

Es difícil llegar al 83

«Este verano —continúa Felipe González— va a ser particularmente duro en orden público, en la

economía y en la descomposición del Gobierno.»

«En materia económica vamos a contemplar cómo el Gobierno va a terminar haciendo lo que nosotros

decíamos, sólo que mal hecho. El Gobierno inyectará la economía por el sector público, incrementará el

déficit, pero no para inversiones como pedimos nosotros, sino para gastos corrientes.»

El líder socialista señaló que «es difícil pensar que se pueda llegar ai 83 y, que conste, nosotros pensamos

que no es bueno anticipar las elecciones. Entonces puede que existan otros remedios. Yo no digo cuáles,

pero pienso que existen otros remedios».

«UCD sólo podría continuar —añadió— si cambiase sustancialmente la manera de gobernar. La

desaparición de Abril Martorell ya no es remedio; y sigo manteniendo el mérito de Abril Martorell en la

brega diaria, haciendo el papel de la Thatcher, sólo que con menor brillantez.»

Otros temas de la actualidad política fueron también objeto de comentario por parte del secretario general

del PSOE.

Insensible a las libertades

Frente al deterioro de las libertades en los últimos meses, el Gobierno se ha mostrado, en su opinión,

insensible, algo que,. a su juicio, es más grave que la agresividad contra las libertades.

El Gobierno vasco no está en condiciones de solucionar el problema de ETA. La solución tiene que ser

muy de fondo, evitando cometer torpezas desde el Gobierno. Ahora, lo que habría que hacer es desbordar

de competencias al Gobierno vasco, eliminando así excusas indirectas.

Por último, Felipe González se muestra contrario a una ley de la Corona, ya que sería erróneo, dice,

aumentar o limitar el poder real cuando, en estos momentos, lo puede ejercer con mayor agilidad.

 

< Volver