Calvo-Sotelo, a la presidencia de UCD. Rodríguez-Sahagún, en su intervención:. 
 "He procurado mantener un partido vivo y en continua expansión"     
 
 ABC.    14/11/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Ó/ABC

SÁBADO 14-11-81

NACIONAL

Calvo-Sotelo, a la presidencia de UCD

Rodríguez Sahagún, en su intervención: «He procurado mantener un partido vivo y en continua

expansión»

MADRID. El presidente be UCD, Agustín Rodríguez Sahagún, tuvo ayer la siguiente intervención ante el

Comité Ejecutivo del partido nada más comenzar la reunión: «Convocado este Comité Ejecutivo hace

unos días a petición de! presidente del Gobierno, con el fin de presentar la propuesta de soluciones

globales a la situación política actual por la que atravesamos, en el día de ayer recibí una carta que quiero

que conozca este Comité Ejecutivo-y a la que va a dar lectura el secretario de actas.

Después de recibida esta carta hemos continuado durante esta noche y esta mañana las reuniones que

veníamos manteniendo con et afán de buscar una solución global a las cuestiones que tenemos planteadas.

"En el marco de estas soluciones globales, que serán presentadas conjuntamente a continuación, tras las

palabras del presidente del Gobierno y como una parte insoluole de ellas, estoy dispuesto a renunciar a mi

cargo de presidente del partido con el único deseo de servir mejor a un proyecto político de centro en el

que firmemente creo.

El secretario general me ha anunciado, al conocer mi propósito, su intención, asimismo de renunciar en el

marco de dichas soluciones.

Acepté presentar mi candidatura a la presidencia del partido porque asi se me pidió por numerosos

compañeros y pensando que en aquellos momentos difíciles no debía negarme. En el tiempo que he

desempañado esta presidencia he trabajado por unir al partido, siguiendo una política integradora y

procurando que UCD se mantuviera fiel al proyecto político originario para no defraudar nunca a nuestros

afiliados y electores.

Simultáneamente he procurado el robustecimiento de la organización y el contacto con los dirigentes

provinciales y afiliados en el deseo de elevar el ánimo y la ilusión de nuestros compañeros y con el

objetivo de mantener un partido político vivo y en continua expansión.

RENUNCIA

He procurado seguir el compromiso adquirido en nuestro II Congreso Nacional de cuidar la

democratización interna del partido y de respetar las competencias y el funcionamiento de los órganos del

partido: Consejo Político y Comité Ejecutivo, principalmente. Todo ello sin merma del apoyo del partido

al Gobierno, exteriorizado en múltiples ocasiones; un apoyo basado en la sinceridad y en la fidelidad a las

directrices y mandatos del Congreso Nacional, órgano supremo del partido, y de cuyos acuerdos el

presidente es, por precepto estatutario, depositario y garante.

En estos momentos la solución de nuestra crisis requiere, como primer presupuesto, generosidad,

comprensión y diálogo, y en ellos querría embarcar mi propósito de renuncia a la presidencia del partido.

He contado siempre con la experiencia de mi antecesor en la presidencia del partido, Adolfo Suárez, y

con su inestimable colaboración en los momentos en que la he solicitado, así como con la extraordinaria

aportación de un hombre que he apreciado más, cuanto más he conocido, Rafael Calvo Ortega.

Y gracias a elios y a otras muchas ayudas que he recibido en el seno del partido, he podido ayudar en su

tarea al presidente del Gobierno, en un plano de colaboración sincera y responsable, y de entendimiento

personal, que ha culminado, tras las conversaciones de estos días, en las soluciones que a continuación os

vamos a presentar, y que en su conjunto, estimamos ambos, pueden llegar a resolver los problemas

actuales y a fortalecer una opción política de centro, diferenciada, que sigue siendo imprescindible en la

vida de España.»

 

< Volver