Autor: Gutiérrez, José Luis. 
   Socialdemócratas     
 
 Diario 16.    05/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

GRITOS Y SUSURROS

José Luis Gutiérrez

Socialdemócratas

LA corriente socialdemócrata centrista, encabezada por los ministros Fernández Ordóñez y Luis González

Seara, prepara minuciosamente su estrategia para el II Congreso centrista a celebrar a finales de este mes

en Mallorca. Su estrategia ideológica se apoya en una formulación del ex ministro Luis Gámir,

posteriormente recogida por el actual ministro de Justicia, Fernández Ordóñez: Reivindicar la idea de:

centro. Y, paradójicamente, algunos de sus dirigentes, para defender esta tesis de «partido de centro»,

esgrimen una vieja idea de un bibliotecario del Vaticano, el democristiano italiano y ex jefe de Gobierno,

ya desaparecido, de Gasperi. Recoger el voto del sector conservador, y dirigir el país desde pautas

avanzadas y moderadamente progresistas

LA polémica surgida en las estribaciones del II Congreso con la idea de la «democratización» interna de

UCD, planteada por los «doscientos» críticos, ha situado a los Socialdemócratas en una postura delicada.

El llamado «sector progresista» de UCD, que ellos quieren representar, no puede oponerse a semejante

planteamiento al menos en una gran parte. Por eso aceptan la democratización interna y admiten la

representación proporciona] de todos los sectores en los órganos de control del partido —consejo

político—, aunque discrepan en lo referente a la comisión ejecutiva. Porque la democratización del

partido es ya algo inevitable, imparable.

En otras áreas del partido, e incluso del Gobierno, se estima que los Socialdemócratas centristas tienen un

poder excesivo, desmesurado para la escasa representación de electorado con que cuentan, que fuentes de

la ejecutiva centrista cifran por debajo de] 10 por 100 del voto UCD. En el actual Gabinete hay tres

ministros Socialdemócratas, Fernández Ordóñez, García Diez y Luis González Seara, si excluimos a

Arias-Salgado, según esta tesis, el amplio voto socialdemócrata de este país no va a los Socialdemócratas

de UCD, sino a donde tiene que ir, al partido representado en la Internacional Socialista, o sea, al PSOE.

A esto, los Socialdemócratas centristas responden que, aunque sus votos sean pocos, son «de calidad», al

menos estratégicamente hablando.

 

< Volver