Inquietud por la estabilidad del Gobierno al abandonar el partido nueve diputados y seis senadores socialdemócratas. 
 Calvo Sotelo, dispuesto a asumir la presidencia de UCD     
 
 El País.    04/11/1981.  Página: 1, 14. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

Inquietud por la estabilidad del gobierno al abandonar el partido nueve diputados. y seis senadores

socialdemócrata

Calvo Sotelo, dispuesto a asumir la presidencia de UCD

Una grave crisis estalló ayer en el seno de UCD. al abandonar dicho partido nueve diputados y seis se-

nadores del sector socialdemócrata y anunciarse medidas disciplinarias contra parlamentario* vinculado*

a la plataforma moderada Medios gubernamentales y de la3 oposición no ocultan su inquietud por cita

crisis que agudiza la precaria estabilidad parlamentaria del Gobierno Calvo Sotelo. a la que el presidente

parece dispuesto a enfrentarse asumiendo personalmente la presidencia de UCD en el marco de una

reorganización de tu derecha

Por el momento te descarta la convocatoria de elecciones anticipadas, que era uno de los rumores túrgidos

durante la tensa jornada política de ayer. así como la apertura inmediata de una crisis gubernamental.

Calvo Sotelo permaneció reuní-

Una comisión de ministros hasta las dos de la madrugada. Según declaraciones de una portavoz

gubernamental las cuatro alternativas barajadas en la reunión de madrugada en la Moncloa fueron estas

primera comunicación de la situación tal como esta. lo cual no se considera viable: segunda disolución de

las cámaras y convocatoria def íhfwi,fnrv. lo cual no es probable. tercera dimisión de Calvo Sotelo. que es

descartable y cuarta que Calvo Sotelo asuma la presidencia de UCD.

A juicio del mencionado portavoz gubernamental. Esta última es la solución mas probable. La operación

no se haría en un congreso extraordinario sino en el marco del cuerpo ppolítico de UCD, al IM/TVTT

aprovechando una reforma de los estatutos realizada en el congreso de Palma de Mallorca. según la cual

el presídeme de UCD responde ante el Consejo Político del partido. El actual presidente centrista es

Agustín Rodríguez Sahagún.

No obstante, el análisis o propuesta de los ministros se encontraban en la Moncloa, con Calvo Sotelo,

Juan José Roson, Alberto Oliart. Pió Cabanillas José Pedro Pérez-Llorca. Rodolfo Martin, Villa y Juan

Antonio García Diez debe trasladarse ahora a los órganos del partido centrista Precisamente para hoy está

convocado en la Moncloa un vino de honor A los miembro» del Grupo Parlamentario Centrista y a sus

esposas, lo cual puede dar lugar a un cambio de impresiones. Pero las negociaciones políticas esenciales

se harán sin duda, a otro nivel, y el mencionado portavoz gubernamental dejo entrever esta madrugada

que ya no se rata solo de recomponer UCD, lino de «reorganizar la derecha española.

A preguntas de los periodistas la misma fuente confirmó que en la reunión del Comité ejecutivo de UCD

del pasado lunes se habían producido intervenciones encontradas de Leopoldo Calvo Sotelo y Adolfo

Suárez.

A media tarde. Calvo Sotelo convoco en el palacio de la Moncloa a varios ministros de su Gabinete que

se interrumpió poco antes de las ocho de la tarde, hora en que el presidente acudió al palacio de la

Zarzuela para despachar con el rey Juan Carlos. Fuentes solventes precisaron que se trataba del habitual

despacho semanal del presidente con Su Majestad. Por la noche. después de la cena, los ministros y el jefe

del Ejecutivo reanudaron su reunión, que finalizo en la madrugada de hoy.

Incertidumbre sobre la salida política a la situación planteada en el partido gubernamental

La izquierda y una parte del Grupo Mixto igualan la fuerza parlamentaría de UCD, tras los abandonos

anunciados

Viene de primera página

Por su parte, e! ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, declinó cualquier declaración sobre la

situación por la que atraviesa su partido, en cuya formación y consolidación electoral jugó un papel

decisivo. «Estoy demasiado triste», es lo único que dijo. También contestó con un lacónico «no lo sé», a

la pregunta de cuál sería la Solución para UCD.

Bajas anunciadas

Caso de que se confirmen todos los abandonos del partido centrista ya anunciados, así como las bajas de

los expedientados, el Grupo Parlamentario de UCD en el Congreso podría quedar reducido a 151

diputados, lo cual representaría una pérdida de diecisiete personas desde las elecciones generales

celebradas el 1 de marzo de 1979.

Estas bajas comenzaron con Manuel Clavero y José García Pérez, quienes abandonaron UCD en

desacuerdo con la decisión de conducir la autonomía andaluza por la vía del artículo 143 de la

Constitución; continuaron —la semana pasada— por el diputado Manuel Díaz Pinés, quien ha ingresado

en Alianza Popular, y se ha pasado al Grupo Mixto del Congreso, y prosiguen por las bajas anunciadas

ayer, que afectarían según las noticias disponibles al cierre de esta edición — a diez diputados

socialdemócratas, así como al vicepresidente primero de! Congreso, Modesto Fraile: al diputado por

Segovia Carlos Gila, y al ex ministro y diputado por Murcia Ricardo de la Cierva.

Problemática estabilidad parlamentaria

La situación es confusa, sin embargo, ya que estos últimos no han confirmado su baja en el Grupo

Parlamentario Centrista. la disminución de la fuerza parlamentaria de UCD disminuye su importancia en

las distintas comisiones del Congreso, al tiempo que incrementa los problemas con que se enfrenta el

presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, a la hora de contar con la necesaria estabilidad

parlamentaria para mantener a su Gobierno a salvo de crisis planteadas desde el propio Congreso de los

Diputados.

En teoría, la acción conjunta de los grupos socialista, comunista y de una parte considerable del Grupo

Mixto igualaría la fuerza parlamentaria de UCD. que se reduciría a 151 diputados. Precisamente Felipe

González, secretario general del PSOE, declaró ayer que «no es éste el momento más adecuado para

criticar al Gobierno, pero no por ello vamos a dejar de exigirle responsabilidades», y agregó: «El partido

socialista asume su responsabilidad parlamentaria, pero no está dispuesto a echar sobre sus hombros otro

tipo de responsabilidades que corresponden al Gobierno de la nación».

En opinión de Felipe González, no se puede hablar en estos momentos de la posibilidad de un Gobierno

de coalición o de concentración, al tiempo que continúa defendiendo la necesidad de que se cumpla el

calendario legislativo previsto, es decir, que la actual legislatura se mantenga hasta 1983

Esta voluntad inicial del PSOE, en el sentido de no convertirse en el sostén de un Gobierno minoritario

como es el de UCD, se complementa con la noticia de que Francisco Fernández Ordóñez, figura

principal del sector socialdemócrata de UCD, ha establecido un acuerdo parlamentario con Calvo Sotelo

pata garantizar la estabilidad de su Gobierno.

Fernández Ordóñez reiteró al presidente del Gobierno, en su entrevista del pasado lunes en la Moncloa,

que por razones de ética garantizará el apoyo al Gobierno en las grandes decisiones políticas, y que no

contribuirá a desestabilizar al Gobierno de UCD.

No obstante, el líder socialdemócrata desea formar un grupo parlamentario propio en el Congreso, para lo

cual dispone, desde luego, del mínimo necesario - que es de cinco diputados—. Sin embargo, existen

dudas jurídicas acerca de la posibilidad de constituir este grupo.

Fuentes solventes ponen de manifiesto, por otra parte, la extraña coincidencia que se dio ayer entre la

noticia del abandono de los parlamentarios socialdemócratas y la comunicación de acciones disciplinarias

contra diputados del sector conservador de UCD, ya que la primera de dichas operaciones estaba

preparada desde el verano pasado.

 

< Volver