Autor: ;P. S. . 
 Está pendiente una nueva entrevista del presidente del Gobierno con Rodríguez Sahagún. 
 El sector suarista de UCD espera que Calvo Sotelo clarifique sus proyectos políticos sobre el partido     
 
 El País.    06/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Está pendiente una nueva entrevista del presidente del Gobierno con Rodríguez Sahagún

El sector suarista de UCD espera que Calvo Sotelo clarifique sus proyectos políticos sobre el partido

M.A.A. y P.S.

El presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, debe explicar al presidente de UCD, Agustín

Rodríguez Sahagún, en una próxima entrevista, cuáles son los argumentos políticos por los que

considera imprescindible su desembarco en la presidencia del partido centrista, afirmaron ayer a EL PAÍS

fuentes muy bien informadas, próximas a la dirección de UCD y al llamado sector suarista del partido.

Las mismas fuentes aseguran que hasta que no se produzca esta clarificación del presidente del Gobierno

y de sus íntimos colaboradores no se espera decisión alguna de la dirección del partido, que permita

asegurar un relevo en los puestos de responsabilidad de UCD. Más concretamente, se informa que Calvo

Sotelo debe explicar cuáles son los posibles beneficios de su llegada a la presidencia del partido en un

momento en el que su popularidad como jefe del Gobierno ha descendido sensiblemente —las fuentes

citadas sólo le dan a Calvo Sotelo un 18% de popularidad, frente a cerca del 50% de Felipe González, y

sólo un 9% de los consultados se declaran satisfechos con su gestión ejecutiva— y en el que la gran

derecha intenta el asalto definitivo de UCD.

En círculos muy próximos al presidente Rodríguez Sahagún y a Adolfo Suárez se considera de todo punto

improcedente la decisión adoptada por Calvo Sotelo y seis ministros en la noche del martes en el palacio

de la Moncloa de forzar la llegada de Calvo Sotelo a la presidencia del partido en sustitución del actual

presidente centrista, «y todo ello apoyado en una masiva campaña de Prensa destinada a desprestigiar a

los actuales dirigentes de UCD, con el beneplácito y el apoyo de la Moncloa, que incluye en su haber la

lista de futuras concesiones de canales de televisión a las empresas que hoy soportan el intento de giro a

la derecha del partido centrista».

Los mismos informadores señalan que el presidente Calvo Sotelo no ha pedido directamente a Agustín

Rodríguez Sahagün que dimita de su puesto y que este intento de sustitución le ha sido presentado al

máximo dirigente de UCD por personas interpuestas como Pío Cabanillas, Rodolfo Martín Villa y José

Pedro Pérez Llorca, «que son en definitiva quienes desearían manejar el partido, ya que Calvo Sotelo, por

su temperamento y responsabilidades, no tiene tiempo suficiente para dedicarse a ambas funciones con

eficacia», según fuentes suaristas.

Suárez no cede

El mismo informador señala que Adolfo Suárez «no está dispuesto a tirar la toalla, aunque pierda una u

otra batalla, sino más bien al contrario, decidido a permanecer en la batalla política en defensa de la

permanencia de UCD en el centro político del país y muy a pesar de los ataques personales que la gran

derecha y la llamada Prensa monclovita lanzan contra él». «Se le ha pedido incluso que abandone España

y se le hacen llegar mensajes diciéndole que la desestabilización política actual, la crisis de UCD y la

remodelación del Gobierno pasan por su abandono de la actividad política».

Asimismo, el informador asegura que para forzar al ex presidente del Gobierno a dejar su influencia en el

partido, en el que ocupa el cargo de presidente de honor, un miembro del Gobierno llegó a decirle a

Suárez que Calvo Sotelo podría dimitir de su puesto si no se aceptaba su desembarco en el partido y otros

ministros le ofrecieron, a cambio del citado relevo de UCD, la presencia en el Gobierno de varios

miembros del llamado grupo suarista.

La misma fuente afirma que en la actualidad lo importante no es si habrá o no congreso extraordinario de

UCD, reunión del Consejo Político o, incluso, reorganización del Gobierno. A juicio de nuestro

informador, lo urgente en este momento es la clarificación de la posición política e ideológica del

presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, y que se encuentren respuestas a las siguientes

preguntas: ¿Piensa renunciar al carácter centrista de UCD?, ¿desea provocar la definitiva derechización

del partido?, ¿desea llegar aun pacto electoral con Alianza Popular y los independientes de Antonio

Garrigues? ¿Piensa incluir en el Gobierno personalidades de la gran derecha, ajenas a UCD? ¿Cómo

quiere cortar el deterioro de su imagen y el de la gestión del Gobierno? Las respuestas a estas cuestiones y

el compromiso definitivo de Calvo Sotelo con la ideología centrista son tas únicas iniciativas que pueden

facilitar una salida a la crisis de UCD.

 

< Volver