Autor: Serrano Recalde, Pedro. 
 Asumirá estas funciones, tanto en el Gobierno como en el Congreso de los Diputados. 
 Jaime Lamo, superportavoz centrista     
 
 Diario 16.    02/12/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Asumirá estas funciones, tanto en el Gobierno como en el Congreso de los Diputados

Jaime Lamo, superportavoz centrista

Jaime Lamo de Espinosa, hasta ahora ministro de Agricultura y Pesca, será el nuevo superportavoz

gubernamental. Tras ser elegido ayer para este puesto en el Congreso de los Diputados, será nombrado

ministro de Relaciones con las Cortes y de Información por el presidente Calvo-Sotelo.

Pedro SERRANO RECALDE

Madrid —

Jaime Lamo de Espinosa fue elegido ayer por amplia mayoría nuevo presidente-portavoz del grupo

parlamentario centrista en el Congreso de los Diputados. Contó con una oposición menor que la

registrada en te elección del nuevo secretario general de UCD, Iñigo Caven.

Con la ausencia de una treintena de diputados centristas, la votación final registró 105 votos favorables a

Jaime Lamo, único candidato nominado por el presidente Calvo-Sotelo; 23 votos en blanco, y tres nulos.

Entre los ausentes, el duque de Suárez —que, sin embargo, avaló con su firma la candidatura de Lamo y

el ex ucedista Fernández Ordóñez.

Según señaló el nuevo portavoz, Ordóñez le llamó para mostrarle su apoyo, a la vez que le pedía

disculpas por no acudir a la votación. Sólo una representante de los ordoñistas, la diputada canaria María

Dolores Pelayo, acudió a votar. Otro ex ucedista que también participó en la votación fue Ricardo de la

Cierva. Quien también asistió a la votación fue el ex presidente centrista Agustín Rodríguez Sahagún.

Voto de castigo

Como en las anteriores elecciones centristas celebradas recientemente, tanto para el «desembarco» en

UCD del presidente Calvo-Sotelo como para elección formal de Iñigo Cavero, también ayer se produjeron

una serie de votos en blanco, 23, la única forma de disentimiento que les queda a estos votantes centristas

ante la repetida situación de candidaturas únicas.

Jaime Lamo quitó importancia a esta demostración de voto «de castigo», que la volvió por pasiva al

afirmar que «los emitidos favorablemente eran el 80 por 100» y que prefería hacer sus análisis desde esta

perspectiva.

Lamo de Espinosa es el quinto portavoz con que cuenta UCD en el Congreso de los Diputados desde la

constitución del grupo en julio de 1977. El primer portavoz fue Leopoldo Calvo-Sotelo, que dejó el

puesto en febrero del año siguiente, pasando a ocuparlo José Pedro Pérez-Llorca, que se mantuvo hasta

abril de 1979.

El tercer portavoz fue Antonio Jiménez Blanco, que permaneció hasta septiembre de 1980. Al mes

siguiente tuvo lugar la polémica elección de Miguel Herrero de Miñón, en la única elección de dos

contendientes y en la que venció el candidato no oficial. Herrero concluyó ayer su mandato al renunciar a

la reelección.

Ultimo regalo

En círculos del propio grupo parlamentario centrista se comentaba ayer el último regalo que el

conservador Herrero de Miñón ha dejado a su sucesor. El último documento firmado por el dirigente de la

plataforma moderada fue precisamente una proposición de ley para reformar la ley Electoral para que las

listas de candidatos no sean bloqueadas.

Esta proposición de ley, avalada con las firmas de diputados de la plataforma moderada, eliminaría

poderes de control al partido en la confección de las listas electorales y, de alguna manera, desactivaría

los poderes de la comisión electoral centrista, último organismo de UCD que falta aún por cubrir.

Por otra parte, Herrero de Miñón, en un discurso pronunciado ayer como despedida, apareció irónico

recordando su elección «en ocasión análoga, aunque no idéntica a la presente, en unas elecciones de las

que todos tenemos memoria» e hizo un balance de su gestión afirmando que «nunca el grupo

parlamentario ha tenido mayor relieve político».

Reconoció Herrero que «el grupo ha estado más agitado que en el pasado porque la vigilia es más agitada

que el sueño y la vida adulta tiene más tensiones que el claustro materno». Calificó la elección celebrada

ayer de «renovación anticipada».

Superportavoz

Por su parte, Jaime Lamo de Espinosa, en la presentación de su candidatura, anunció que «el presidente

del Gobierno me propuso unir la condición de presidente ejecutivo del grupo a la de miembro del

Gobierno», con lo que desvelaba su próxima condición de ministro sin cartera de Relaciones con las

Cortes, unida a la de portavoz centrista en el Congreso.

A esta doble condición, según fuentes gubernamentales de crédito, se podría unir una tercera, la de

portavoz gubernamental, con lo que adquiriría el rango de superportavoz.

En su discurso, el nuevo portavoz aludió también a la crisis «que diariamente aparentamos», las amenazas

de abandonos de diputados, prometió promover el debate interno y la negociación con todos los sectores

centristas, así como la exigencia de cumplimiento de los compromisos adquiridos, «incluso en el supuesto

de quienes por libre decisión no pertenecen al partido UCD». Lamo, que pretende la renovación de los

cargos de! grupo parlamentario con espíritu integrador, se refirió también a las peleas internas de los

centristas diciendo que «parece que nos hemos recreado en la paulatina destrucción de brillantes

biografías políticas o personales».

 

< Volver