Autor: Urbano, Pilar. 
   Hijos pródigos     
 
 ABC.    18/11/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

ABC

Carta a los consejeros políticos

Calvo-Sotelo pide el voto para asumir la presidencia de UCD

MADRID.

El presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, ha dirigido una carta a todos los miembros del

Consejo Político de UCD, en la que solicita su voto afirmativo para asumir la presidencia del partido

centrista. Según ha podido saber Efe en fuentes de toda solvencia, el presidente Calvo-Sotelo alude en

dicha carta a la resolución de Comité Ejecutivo de UCD del pasado viernes, que proponía por aclamación

la elección de Calvo-Sotelo como presidente del partido en el Gobierno.

El texto de la carta, según señalaron a Efe los mismos medios, indica: «Querido compañero, tras la

resolución del Comité Ejecutivo, en la que se proponía por aclamación unificar las presidencias del

Gobierno y del partido, solicito tu voto afirmativo.» La reunión del Consejo Político, convocado para el

próximo sábado, 21, sólo tiene como orden del día la elección de Calvo-Sotelo como presidente de UCD.

La elección del secretario general, a propuesta del presidente del partido, tendrá lugar en otra

convocatoria de este órgano, contra el deseo de algunos líderes regionales de UCD que consideran más

lógico incluir también en la reunión del próximo sábado la elección de secretario general.

Leopoldo Calvo-Sotelo, preguntado por Europa Press poco antes del Pleno del Congreso de los Diputados

si piensa realizar un reajuste del Gabinete tras el debate de los Presupuestos, ha contestado,

lacónicamente: «Cada cosa, en su momento.» Al insistírsele sobre si tiene prevista una remodelación del

Gobierno después del debate que ha comenzado hoy, Calvo-Sotelo ha señalado, en el mismo tono: «En

estos momentos estamos en los Presupuestos.»

Sanidad y Seguridad Social, pretensiones que no agradaron ni agradan demasiado a Adolfo Suárez, hay

que recordar aquellas mínimas declaraciones en las que el ex presidente desautorizaba a los que se

presentaban como «sus» negociadores o «sus» representantes en las conversaciones con los ministros de

Leopoldo Calvo-Sotelo. Suárez afirma estos días que él no tiene intérpretes, y que cuando quiera hacer oír

su voz, lo hará públicamente y sin intérpretes cercanos;.

Adolfo Suárez, después del fin del primer combate de la crisis, se ha quedado sin fuerzas, desmoralizado

y sin ganas para librar batallas más duraderas. Ha tomado la decisión, en definitiva, de tirar la toalla y

dejar UCD en manos de sus sucesores. Sus Ocupaciones más inmediatas parecen ser estudiar, leer y...

ganar dinero. Políticamente se sabe ya fuera de UCD, aunque falten todavía algunos días antes de que

oficialice su abandono.

Tiene un proyecto político que le ronda en la cabeza y que no es, por el momento, convergente con el que

ya apadrinan los socialdemócratas tránsfugas de UCD y que ha madurado el dos veces ex ministro

Francisco Fernández Ordóñez. Sus opiniones sobre la actual situación política española no son

precisamente optimistas, sigue creyendo, por otro lado que existe un resorte de libertades absolutamente

intolerable en una sociedad democrática, confiesa a cuantos le quieren escuchar que aún es tiempo para

ganar las próximas elecciones, pero suele añadir, que su fórmula ni siquiera van a dejársela exponer.

Adolfo Suárez, desengañado de todo y de casi todos, tiene ya escrito un guión amplio de sus memorias,

un «best seller» que, sin embargo, es posible que al fin duerma siempre en su despacho de abogado de

Antonio Maura, 2.

 

< Volver