El fulminante relevo de Fernández Ordóñez…. 
 Ordóñez admite que ha sido sensible a presiones     
 
 Diario 16.    02/09/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL FULMINANTE RELEVO DE FERNANDEZ ORDOÑEZ.

Ordóñez admite que ha sido sensible a presiones

El socialdemócrata Francisco Fernández Ordóñez que tiene el propósito de continuar en UCD y de reabrir

su despacho profesional de abogado, admitió ayer que presiones externas han influido en su decisión de

dimitir como ministro de Justicia.

Madrid —

En sus primeras declaraciones tras su dimisión, el ex ministro de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez

afirmó que «las presiones dentro del propio partido y las críticas de algunos sectores sociales han, influido

evidentemente porque ha sido un termómetro de cual es la situación real de las cosas».

El ex ministro aludía con esta declaración al sector conservador de UCD, algunos de cuyos miembros

destacados, como el democristiano Osear Alzaga, pidieron explícitamente al presidente del Gobierno el

cese de Fernández Ordóñez a propósito del debate parlamentario de la ley de Divorcio.

En cuanto a la alusión a sectores sociales, el ex ministro, sin duda, se refería a dirigentes de la

Confederación de Organizaciones Empresariales que también han manifestado públicamente el deseo de

que Fernández Ordóñez abandonara el Gabinete.

Decisión personal

Sin embargo, colaboradores próximos al ex ministro de Justicia hicieron ayer hincapié en desmentir

cualquier tipo de maniobra exterior o del propio interesado. Negaron que la dimisión se haya producido

como consecuencia directa de presiones o por una causa de discrepancia concreta con el presidente y su

equipo ministerial. Las razones, añadieron, las citadas fuentes, sólo hay que buscarlas en una decisión

personal y madurada del propio Fernández Ordóñez y que están perfectamente explicadas en la carta que

envió al presidente del Gobierno. (Ver recuadro aparte.)

Fernández Ordóñez dio a conocer el contenido íntegro de la carta y realizó algunas declaraciones a Radio

Nacional y Televisión Española para salir al paso de las informaciones difundidas ayer según las cuales

había presentado un ultimátum al presidente para que cambiara su política conservadora.

Lealtad

Además de referirse a las presiones externas que han influido en su decisión, el ex ministro de Justicia

dijo: Yo no querría añadir nada a esta carta. Querría solamente decir que yo no concibo que la política sea

el arte de conquistar el poder y de mantenerlo. Sino que es un contrato de confianza con uno mismo y con

los demás y que la política exige de cada uno, por lo menos yo me lo exijo a mí mismo, el ser

despiadadamente leal con uno mi amo y estar el tiempo en que uno crea que puede llevar a cabo, como

uno piensa, sus propios proyectos.»

De manera inmediata tiene la intención de incorporarse a su despacho profesional de asesoramiento a

empresas. También pretende mantenerse en la UCD para tratar de rehacer el partido gubernamental y

dedicarse con más intensidad a su trabajo como diputado.

Fernández Ordóñez reconoció que su dimisión puede interpretarse como parte de una operación de cara a

establecer una alianza entre su grupo socialdemócrata y el PSOE, extremo que desmintió. Insistió en que

el Gobierno ha girado hacia la derecha por lo que ya no se sentía cómodo en el Gabinete. Tuvo sin

embargo, palabras de elogio para el presidente Calvo-Sotelo.

Solidaridad

El propio Fernández Ordóñez confirmó la impresión de medios políticos, según la cual su dimisión

responde entre otras razones a una jugada de cara a su futuro político personal. «Yo soy —dijo— una

persona que mira más al porvenir, es decir, me preocupa m más qué es lo que puedo hacer que lo que he

hecho. Y en cuanto a este momento, mi preocupación era ésta.»

Fernández Ordóñez se despidió ayer de los funcionarios y colaboradores políticos del Ministerio de

Justicia. Solidariamente también dimitieron de sus cargos el subsecretario del Ministerio, Enrique Linde;

el secretario general técnico, Antonio González Cuéllar; el secretario técnico de Relaciones con la

Administración de Justicia, Javier Mosocoso y el jefe del gabinete técnico, José Cavero.

 

< Volver