El fulminante relevo de Fernández Ordóñez. Preocupación en el partido del Gobierno. 
 La derechización de UCD, causa de la salida de Fernández Ordóñez     
 
 Diario 16.    02/09/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

EL FULMINANTE RELEVO DE FERNANDEZ ORDOÑEZ

Preocupación en el partido del Gobierno

La derechización de UCD, causa de la salida de Fernández Ordóñez

La impresión generalizada entre la clase política y fuerzas sindicales tras la dimisión de Fernández

Ordóñez es de sorpresa primero, y después que obedece a la derechización del partido en el poder. Para

muchos, está latente la adhesión de España a la Alianza Atlántica y la privatización de la televisión. Para

el PSOE la dimisión acentúa la crisis.

Madrid —

La salida del ministro de Justicia es considerada por el PSOE como un hecho lógico «si se tiene en cuenta

la situación por la que atraviesa UCD y la política que viene siguiendo el Gobierno que la sustenta».

También dicen los socialistas que la derechización y la falta de claridad de la política gubernamental han

ocasionado incertidumbre e incoherencia en el seno del propio Gabinete, manifestada claramente en la

dimisión del ministro de Justicia.

Por último, en el comunicado que hizo público ayer, el PSOE considera que «esta dimisión acentúa la

crisis interna en la UCD y pone de relieve la pérdida de la identidad y el espíritu en que se formó el

partido del Gobierno, que ha optado claramente por una política conservadora».

La diferencia

Peces-Barba, a nivel personal, comentó que «como jurista, lamento que el señor Fernández Ordóñez

haya dimitido en la dirección del Ministerio de Justicia».

El secretario del grupo parlamentario socialista dijo también que «Lo que ocurre en estos casos es que se

va a notar su ausencia al frente del Ministerio y, más aún, la. diferencia con respecto a la nueva dirección

del Departamento». Peces-Barba lamentó que el diputado centrista no haya podido continuar

desarrollando con progresismo la actual legislación.

Por su parle, el secretariado del Partido Comunista de España se reunirá hoy para analizar la situación

política tras los cambios ministeriales.

Para Manuel Fraga, la dimisión viene a confirmar lo que califica de profundísima crisis de UCD y a

agravar la situación minoritaria del Gobierno.

«A nadie puede haber sorprendido —añadió el líder de AP—, pues es costumbre del señor Fernández

Ordóñez I ya lo hizo con la reforma fiscal) sacar los proyectos que a él le divierten y luego dejar a otros

lidiar los problemas y conflictos que crean, así como recabar los votos de su partido para lo que le

interesa y luego no comprometerse con otros, como por ejemplo, el tema OTAN y televisión privada.»

Mientras tanto, en UCD hay expectativa y preocupación. El portavoz oficial del partido en el Gobierno,

Juan Diez Nicolás, declaró que «en ningún caso esta dimisión significa postura de grupo. Ha sido por

motivos personales, debido al cansancio acumulado en los últimos meses.»

Diez Nicolás dijo también que «lo que se ha planteado el presidente con el cambio ministerial es la

dimisión de un ministro, pero lo que no queda excluida es la posibilidad de otros cambios».

Eduardo Merigó, dirigen te del sector liberal de UCD, le preocupa esta dimisión porque puede ser

interpretada como una derechización del Gobierno y de UCD.

«Yo creo —añadió— que el innegable reformismo de Ordóñez coincide demasiado con el enfoque actual

del POSE, mientras que probablemente UCD debería hacer un reformismo menos intervencionista y más

liberalizador. En este aspecto, a mí me preocuparía mucho que la salida de Ordóñez implicara una

derechización del partido, porque lo que debió implicar es un reformismo igualmente profundo, pero en

un sentido más liberal».

Identificación

El fiscal general del Estado, José María Gil Albert, manifestó que se ha sentido totalmente identificado

con Ordóñez y «creo que a lo largo de su gestión, que ha sido muy positiva, se han dado pasos de suma

importancia en la reforma judicial».

De la misma opinión es el consejero de Justicia de la Generalidad, Ignacio Gispert, que consideró como

muy importantes dos tareas realizadas por el ministro cesante: la reforma fiscal y la ley del Divorcio.

Para el ex vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos, Enrique Fuentes Quintana, «este hecho

demuestra la falta de claridad existente dentro de UCD y deja al Gobierno en cierto desequilibrio de

fuerzas».

«Detrás de la dimisión de Ordóñez —añadió— está la entrada de España en la OTAN y la discusión

entablada sobre la televisión privada en el seno de UCD. El Gobierno se queda sin una persona muy

significativa. Y aunque los socialdemócratas cuentan aún con un Ministerio —el de Comerció- el

desequilibrio en el Gobierno se hará más patente a partir de ahora.»

 

< Volver