Autor: Soriano, Manuel. 
 Hasta que se modifique la ley de Divorcio. 
 Los democristianos de UCD deciden hacer boicot a Fernández Ordóñez     
 
 Diario 16.    10/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Hasta que se modifique la ley de Divorcio los democristianos de UCD deciden hacer boicot a Fernández

Ordóñez.

Con una clara rebelión de los diputados de UCD —los democristianos no votarán ninguna ley Ordóñez

mientras no se cambie el divorcio—, el Congreso aprobó los conciertos económicos al País Vasco. En el

momento de la votación no estaban presentes el presidente del Gobierno, once ministros y 51 diputados

centristas.

Manuel SORIANO

Madrid –

La indisciplina de los diputados de UCD eclipsó la actividad del Pleno del Congreso celebrado ayer, que

aprobó el importante proyecto de ley del concierto económico con el País Vasco, decisión política que

pretende contribuir de manera fundamental a la pacificación de Euskadi.

La aprobación de esta ley se hizo con la ausencia de sesenta y tres diputados centristas, la mayoría de los

cuales mostraron así su disconformidad con la ley. Esta actitud se ha unido al malestar surgido en las filas

democristianas contra Fernández Ordóñez.

Esta contestación al concierto económico con el País Vasco, basada en una presunta discriminación en

favor del privilegio de Euskadi, encontró apoyo en diputados centristas de otras regiones deprimidas, lo

que dio como resultado que durante el debate más de la mitad de los escaños del partido gubernamental

estuvieran vacíos.

Este proyecto de ley también ha suscitado cierto malestar en los partidos de izquierda, pero sus miembros

se mostraron disciplinados. Estaban dispuestos a votar favorablemente, después de escuchar las razones

de índole política esgrimidas por sus respectivas direcciones.

Dirigentes del PSOE se quejaron de la irresponsabilidad de UCD, cuya dirección ha demostrado su

incapacidad de mantener la disciplina del grupo parlamentario centrista. Resaltaron que una vez más sus

votos tendrían que sacar adelante un proyecto de ley del Gobierno, actuando así con responsabilidad sin

ejercer el poder.

En contra

Precisamente, la presunta colaboración del PSOE con el ministro de Justicia, por la cual fue eliminada del

proyecto de ley de Divorcio la disposición adicional décima —que impedía el trasvase de un

procedimiento de separación desde la jurisdicción canónica a la civil— ha provocado que el sector

democristiano de UCD decidiera ayer, en una comida, oponerse radicalmente a todos los proyectos de ley

que defienda el socialdemócrata Francisco Fernández Ordóñez.

Esta conflictiva decisión, comunicada a la prensa por Oscar Alzaga, fue tratada en una reunión de

urgencia, en un despacho del Congreso, por el presidente y secretario general del partido, Agustín

Rodríguez Sahagún y Rafael Calvo Ortega, respectivamente.

Por su parte, el ministro de Justicia afirmó a los periodistas que el plante de los democristianos no le

preocupaba lo más mínimo. Se da la circunstancia de que Fernández Ordóñez tiene pendiente de tramitar

en las Cortes importantes proyectos para reformar la administración de justicia, entre ellos el Estatuto del

Ministerio Fiscal.

El presidente de UCD, Rodríguez Sahagún, horas antes tuvo que acudir a otra reunión para intentar

sofocar la «rebelión» de los diputados andaluces, dispuestos a votar en contra del concierto económico

con el País Vasco. Estos argumentan que la ley supone un claro privilegio en favor de una comunidad

económicamente rica, en detrimento de regiones deprimidas, las cuales aportarán a Euskadi, según sus

cálculos, 25.000 millones de pesetas.

El debate del concierto económico fue abierto por el ministro de Hacienda, ante una ausencia casi

generalizada de diputados centristas, mientras los de izquierda y nacionalistas estaban en sus escaños,

Jaime García Añoveros defendió el proyecto argumentando que se trata de un derecho histórico

plenamente vigente amparado por la Constitución. La actualización del concierto se ha realizado en el

marco del Estatuto vasco y tendrá una vigencia de 25 años.

Explicó que el concierto es el instrumento jurídico por el que se regula la relación tributaria entre el

Estado y la comunidad autónoma. Aseguró que es una vía especial, pero no privilegiada, de financiación

del País Vasco. Vía que está limitada por el principio de solidaridad.

Según el Ministerio de Hacienda esta ley permitirá mantener al País Vasco su propio régimen tributario,

que estará limitado por la necesidad de que sea idéntico al general del Estado,

 

< Volver