Intolerancia centrista     
 
 Diario 16.    13/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Intolerancia centrista

La UCD parece empeñada en autodestruirse. Cada día que transcurre trae consigo nuevos episodios en los

que sus dirigentes actúan de manera antagónica a lo que debería esperarse de un colectivo que se ha

autodefinido como «partido de las libertades».

Así, el bueno de Antón Cañellas, al que todavía le tienen cogido por sus deudas electorales de hace cuatro

años, amonesta —como presidente de la sucursal catalana— a Eduardo Punset por simpatizar con los

Clubs Liberales y a Jiménez de Parga por defender en DIARIO 16 la coalición con el PSOE.

Así, el portavoz en el Senado, señor Villodres, acusa al diputado Muñoz Peirats de «vampirismo

parlamentario» por pretender abolir la ley de Prensa de Fraga antes de que el Senado la reconduzca a

través de un Estatuto de Libertades Públicas cuya propia vigencia podría resultar contradictoria con el

espíritu que invocan sus promotores.

Así, la propia ejecutiva nacional considera improcedente la sensata iniciativa del amplio grupo de

parlamentarios que reclaman la regulación de la televisión privada, por tratarse de un específico tema del

Gobierno, que éste no se atreve a solventar.

A este paso, la militancia en UCD va a resultar incompatible con cualquier otra actividad asociativa y va a

implicar la renuncia a toda idea original.

De seguir las cosas así, lo que se agostará en la UCD no será el liberalismo, como apuntaba Antonio

Garrigues Walker hace unos meses; lo que se agostará en UCD será la vida misma.

 

< Volver