Ante el II Congreso de UCD.. 
 Camuñas y Alzaga aprecian cambios en la posición de Suárez     
 
 El País.    22/01/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

12/NACIONAL

Camuñas y Alzaga aprecian cambios en la posición de Suárez

El liberal Ignacio Camuñas y el democristiano Osear Alzaga coinciden en valorar las declaraciones de

Suárez como un cambio de actitud del presidente, en el sentido deseado por los críticos, al tiempo que

ambos mantienen sus dudas sobre el significado exacto de la posición del presidente.

Ignacio Camuñas afirma que esta declaración de Suárez contradice todas sus votaciones e intervenciones

en el comité ejecutivo; por ejemplo, en lo que hace referencia a los poderes decisorios del presidente para

la confección de las listas electorales y en poner al presidente por encima de todos los órganos del partido.

La declaración asume la música del manifiesto crítico, pero no su letra: habla de asumir principios de

democratización y de personalización, pero eso tiene que tener una traducción en los estatutos del partido.

Finalmente, Ignacio Camuñas cree que los compromisarios de UCD se preguntarán lícitamente por qué se

propone un sistema tan complejo para elegir al ejecutivo nacional, cuando !a elección de los órganos

ejecutivos a escala provincial y regional tiene un procedimiento muy claro y muy sencillo. «Quiero decir

con ello», añadió, «que seria más fácil adecuar y homologar los sistemas provinciales, regionales y

nacionales». Ahora los órganos ejecutivos provinciales y regionales están compuestos por el 70% de la

lista mayoritaria y el 30% de la minoritaria, aunque los críticos proponen un sistema proporcional puro.

Para Oscar Alzaga se ha producido un cambio de actitud en el presidente que es difícil valorar, porque

Adolfo Suárez no ha explicado los motivos del cambio de opinión, como no explicó en su día por qué no

sostuvo la oferta que hizo en la reunión de la comisión permanente —conocida como la reunión dé la casa

de la pradera—,en el sentido de que la designación de candidatos electorales pasara de la presidencia del

partido a los órganos colegiados del mismo.

«Personalmente, imagino», declaró Alzaga, «que Adolfo Suárez ha comprendido que en el partido hay

una exigencia mayoritaria de cambios sustanciales en cuanto a la organización y el funcionamiento.

Destacaría igualmente de sus declaraciones la exigencia de autocrítica».

Por lo que se refiere al sistema mayoritario con listas abiertas, Alzaga considera que es una cuestión

compleja, con pros y contras, porque tienden a centrar la opción más en tomo a calidades personales que

hacia enfoques políticos.

«En cualquier caso», añadió, «quienes venimos reivindicando con seriedad la renovación de este partido,

percibimos con satisfacción que en todas las esferas oficiales del mismo, tras un gran esfuerzo

inmovilista, hayan aceptado la necesidad de cambiar profundamente».

 

< Volver