Autor: Baró Quesada, José. 
 El Consejo de Ministros de ayer. 
 Se declara el estado de excepción en Guipúzcoa durante tres meses  :   
 "Es al ley, el orden y la justicia lo que a todos nos corresponde defender". 
 ABC.    05/12/1970.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MADRID, SÁBADO 5 DE DICIEMBRE DE 1970

ABC

EL CONSEJO DE MINISTROS DE AYER

SE DECLARA EL ESTADO DE EXCEPCIÓN EN GUIPÚZCOA DURANTE TRES MESES

El Gobierno manifiesta que el terrorismo no No han sido afectadas las libertades concedítorcerá la marcha de la Justicia das a la Prensa por el Fuero de los Españoles

«ES LA LEY, EL ORDEN Y LA JUSTICIA LO QUE A TODOS

NOS CORRESPONDE DEFENDER»

Madrid. (De nuestro redactor político.) Sánchez Bella, titular de Información y Turismo, aclaró, para conocimiento, sobre todo, de los corresponsales extranjeros, que el estado de excepción significaba la aplicación del artículo 25 de la ley de Orden Público, que no tiene nada que ver con el estado de guerra. Señaló las diferencias entre una y otra situación. En el estado de excepción e) mantenimiento del orden sigue a cargo de las autoridades gubernativas, mientras que en el de guerra compete ese cuidado a las autoridades militares.

En la sala del Ministerio de Información, donde a las ocho de la noche nos recibió Sánchez Bella a los periodistas, había muchos representantes de la Prensa, la televisión y la radio. La expectación era grande.

En el Consejo de Ministros, presidido horas antes por el Caudillo, fue acordada la declaración del estado de excepción en la provincia de Guipúzcoa.

Sánchez Bella leyó a los informadores el texto siguiente:

«El Gobierno, a través de los informes de los ministros competentes, ha podido comprobar con satisfacción la absoluta repulsa con que la inmensa mayoría de los españoles y la totalidad de la Prensa han condenado actividades netamente terroristas que, aparte su repercusión emocional, ni torcerán ta marcha de la Justicia cuya independencia el Gobierno es el primero en respetar y en "hacerla respetar ni han hecho mella en la, moral de la población.

Constata y denuncia, eso sí, que al lado de los autores directos de tales desmanes existan pequeños grupos de descontentos permanentes frente a todo, significativamente pertenecientes a sectores privilegiados, que en aras de fines puramente personales pretenden justificar la acción de los terroristas, convirtiéndose de hecho ante la opinión pública, en sus indudables cómplices.

El reciente secuestro en nuestro país del representante consular de un Estado extranjero, hecho con el expreso propósito de coaccionar la actuación de los Tribunales de Justicia, constituyt la culminación de unas actividades subversivas que especialmente se concentran en la provincia de Guipúzcoa.

El Gobierno está obligado, por exigencias de la pas pública, a la adopción de las medidas que el orden constitucional prevé, con carácter extraordinario, en defensa de la normal convivencia de los ciudadanos y para garantía de sus libertades. Es la Ley. el orden y la Justicia lo que a todos nos corresponde defender

Porque sólo ellas posibilitan una convivencia política civilizada.

Como consecuencia de todo ello, el Gobierno ha aprobado un decreto-ley por el que se declara, durante tres meses, el estado de excepción en la provincia de Guipúzcoa, dejando en suspenso en ella los artículos 14, 15, 16 y 18 del Fuero de los Españoles.

Parece oportuno precisar que las libertades concedidas en el articulo 12 del citado Fuero, entre ellas a la Prensa, no han sido afectadas, porque la finalidad fundamental del decreto-ley es facilitar a las autoridades civiles la adopción de cuantas medidas se estimen eficaces en orden a la investigación y, en definitiva, para la salvaguardia de la seguridad y la paz públicas.»

Un periodista extranjero preguntó si el Gobierno había entablado contacto con la E. T. A. para liberar al cónsul alemán secuestrado. El ministro de Información respondió que se estaba haciende lo qué debe hacer un Gobierno y por eso se había decretado el estado de excepción en Guipúzcoa.

Dijo también que la acción de la Justicia no puede ser interferida por nadie. Igualmente respondió a otras preguntas y aludió a diversos temas tratados en el Consejo.

Pero lo más importante, lo de acusada y viva actualidad, es cuanto queda reflejado aquí.—Jose BARO QUESADA.

 

< Volver