Autor: Oneto Revuelta, José. 
 Permanece incomunicado. 
 El Tribunal Militar, reunido para dictar sentencias     
 
 Madrid.    10/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

PERMANECE INCOMUNICADO

El Tribunal Militar, reunido para dictar las sentencias

BURGOS, 10. (De nuestro enviado especial por "telex".)—Desde primeras horas de la tarde de ayer se encuentra reunido en unas dependencias preparadas con antelación, el Tribunal que compone el Consejo de guerra sumarísimo 31/1969, que durante seis días ha venido juzgando a 16 militantes de la organización revolucionaria vasca E. T A

Aunque ya se ha restablecido el tráfico por las calles adyacentes a la Auditoría General, lugar donde se han venido celebrando las sesiones del juicio, continúan en vigor las medidas de seguridad.

Después de los incidentes de ayer, de los que informamos ampliamente, el Consejo prosiguió sus sesiones a puerta cerrada, mientras que el público desalojado de la sala permanecía vigilado en un patio lateral por "boinas verdes" y fuerzas de Policía Armada.

En el interior de la sala, en la que estaban ausentes los procesados, ya que fueron trasladados fuertemente custodiados a una habitación contigua, el presidente, coronel Ordovás, levantó la sesión cuarenta minutos después de que el público fuera desalojado. Antes del informe del Ministerio fiscal estaba señalada la prueba testifical, que no se llevó a efecto. Como se sabe, el total de testigos convocados por la defensa se elevaba a treinta y entre ellos se encontraban varios miembros de la Brigada Político-social y algún sacerdote. Por su parte, el Ministerio fiscal no ha presentado testigos, ya que la esposa y la hija del inspector Manzanas no han deseado comparecer.

Renuncian los defensores

Planteada la cuestión de los testigos, los defensores comunicaron al Tribunal que, a petición de sus patrocinados, renunciaban a defenderlos.

El coronel Ordovas se negó a que los abogados abandonasen la sala de sesiones, pese a las protestas de éstos, que previamente habían recusado a dos vocales del Tribunal por haber desenfundado él sable durante los incidentes.

Terminado su informe, que duró más de dos horas, el Ministerio fiscal elevó a definitivas las peticiones, que, según nuestras noticias, incluyen seis solicitudes de pena de muerte y un total de setecientos años de cárcel por delitos de rebelión militar y bandidaje y terrorismo.

Peticiones

Según se desprende del sumario, las peticiones de pena de muerte se refieren a Francisco Javier Izco de la Iglesia, de veintinueve años, impresor; Francisco Javier Larena Martínez, de veinticinco años, estudiante de Ciencias Económicas; Joaquín Gorostidi Artola, de veintiséis años, mecánico;

Eduardo Uriarte Romero, de veinticinco años, estudiante de Ciencias Económicas; Mario Onaitidía Nachiondo, de veintinueve años, empleado de Banca, y José María Dorronsoro Cebeiro, de veintinueve años, maestro.

Estima la acusación que los seis habrían intervenido en una asamblea B. T. (Biltzar-Txipia) de E. T. A. celebrada en el convento de los padres sacramentinos de Villaro, en la que, según informaciones policiales, se habría votado la muerte del inspector de la Brigada Social de San Sebastián Melitón Manzanas.

Siempre según estas informaciones, Izco habría participado como autor en el plan. A lo largo de los interrogatorios todos los procesados han negado la existencia de esa asamblea y la supuesta votación.

Terminada la intervención del fiscal, el presidente se ha dirigido de nuevo a cada uno de los procesados para preguntarles si tenían algo que alegar. Han entrado individualmente en la sala, esposados y con las manos en la espalda. Al parecer, han mostrado la misma actitud mantenida durante los interrogatorios de estos días y han pronunciado las mismas frases que dieron lugar a los incidentes de ayer.

Se reúne el Tribunal

Inmediatamente de terminada la vista el Tribunal, compuesto por el coronel de Caballería don Manuel Ordovas, como presidente; don Antonio Troncoso de Castro, como vocal ponente, y don Ángel Calderón López (capitán de Infantería), don Félix Alvarez González (capitán de Caballería) y don Damián Bermejo Zofio (capitán de Artillería), como vocales, se ha retirado a deliberar.

Según nuestras noticias, el Tribunal, que no podrá salir del lugar en que está reunido hasta que dicte su sentencia, tardará tres o cuatro días en terminar las deliberaciones y redactar la sentencia.

J, Oneto

 

< Volver