Las pidió el padre Larzábal al terminar la misa de ayer. 
 Garantías para los secuestradores     
 
 Madrid.    14/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Las pidió el padre Larzábal al terminar la misa de ayer

Garantías para los secuestradores

SAN JUAN DE LUZ (Francia). — "La suerte del cónsul alemán en San Sebastián, secuestrado, se encuentra todavía pendiente de la sentencia de Burgos, y así y todo hay que pensar también en la situación de sus secuestradores", dijo el padre Larzábal, al término de la misa celebrada ayer en su parroquia de Socoa.

El padre Larzábal, secretario de la Asociación Ani-Artea, agregó que si liberan al cónsul Beihl, "es evidente que éste hablará de su detención y de las personas que lo retuvieron en cautiverio. En este caso serán necesarias también garantías para los secuestradores, lo cual, evidentemente, tendrá que ser negociado".

La Agencia Efe tiene entendido que las autoridades españolas no han modificado su posición primitiva, la cual podría

ser resumida en estos dos puntos: la acción de la Justicia, es decir, el veredicto del Consejo de guerra de Burgos, es del todo independiente de la suerte del consta alemán secuestrado, lo mismo si no se produjeran sentencias de muerte o, de haberlas, fueran indultadas por el Jefe del Estado, que si se llegara a la ejecución de una pena máxima.

Fuera de este plano de absoluta independencia que se otorga a la Justicia, el Gobierno español parece dispuesto a colaborar con las autoridades alemanas y francesas en lo que sea razonable para lograr la libertad de Eugene Beihl.

Las condiciones en torno a la suerte de Beihl que suponen las declaraciones de ayer del padre Larzábal se interpretan, según la Agencia Efe, como un plan premeditado para cerrar cualesquiera .posibilidades de diálogo incluso a las autoridades alemanas.

(Resumen de Efe.)

 

< Volver