Cargos contra los procesados en rebeldía     
 
 Madrid.    05/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Cargos contra los procesados en rebeldía

BURGOS, 4.—Comenzó el juicio con la continuación de la lectura del apuntamiento (resumen de las diligencian practicadas en el sumarlo para facilitar el conocimiento de los hechos) referido a 11 procesados declarados en rebeldía, de los que existen Indicios de su pertenencia activa a la E. T. A. y de haber realizado actividades subversivas en favor de la organización, tales como robo a mano armada, introducción clandestina de armas y explosivos en España, ocupar cargas directivos en la E. T. A., etc.

Los procesados son. Pedro Aquízu Leizarreta, Juan José Echave Orobenga, Juan Manuel Echeverría. Elorza, Miguel Echeverría Iztueta, José María, Escubi Larraz, María Asunción Coreaga López, José Ángel Iturbe Monasterio, Pablo Iztueta Armendáriz (sacerdote), Emilio López Adán, Julián Madariaga Aguírre y Francisco Montero Ormaechea.

Se leyeron después los sumarios instruidos contra autores desconocidos, sumarios acumulados a éste por existir indicios de que están relacionados los hechos que figuran en aquéllos con los que figuran en esta vista. Se refieren igualmente a actos terroristas, colocación de explosivos, atracos a mano armada, etcétera.

Posteriormente el Juez instructor leyó todo aquello que consta en las actuaciones Judiciales practicadas sobre el organigrama político e ideológico de la Organización E. T. A., su estructura y su funcionamiento: en el seno de la E. T. A. existen un frente político, otro ideológico, militar, económico, cultural y obrero.

Hizo referencia el juez instructor a la adquisición de armas y explosivos- y su introducción; clandestina en España por miembros de te E.T.A, actividades de las que se han registrado cinco casos en 1968 y 1960. A las once se suspendió el Consejo y se reanudó media hora más tarde.

Después continuo la lectura del apuntamiento con las relaciones de la E. T. A. con otras organizaciones ipartido nacionalista vasco, el denominado Comité de Ayuda a los Represa-liados, la denominada Ayuda Patriótica Vasca, la E. L. A.—si milar a la E. T. A.—, etc.).

Se relacionaron los lugares en que los miembros de la E. T. A. encontraban socorro y refugio y poseían multicopistas, armas, etcétera, tales como monasterios, casas parroquiales, conventos, seminarios, domicilios particulares, caseríos, etc., y se dieron a conocer las claves utilizadas por los miembros de la organización para designar objetos y nombres propios (los miembros tenían nombres de guerra, los pueblos se designaban con números o en vascuence, las armas tenían palabras particulares: ´chorizo" significa explosivos; "cigarros", munición; "pipas" las pistolas; "pluma estilográfica", ametralladora, etc.).

El Juez instructor relacionó las armas y municiones halladas en poder de los acusados: ocho pistolas, dos metralletas, dos cartuchos de dinamita y munición.

Leídas las diligencias, donde consta que los sacerdotes solicitaron ser Juzgados a puerta abierta—lo que aprobó la Santa Sede—y que fueron denegadas las recusaciones presentadas por los defensores, se dio fin a te de la Liga de los Derechos Humanos en Francia. la lectura del apuntamiento.

En este momento, a la una y dos minutos, se suspendió la vista, que continuará mañana a las nueve horas.

Asisten al Consejo en calidad de observadores ocho miembros de otros tantos Colegios españoles de Abogados, un miembro del Colegio de Abogados de París y dos miembros, del Comité Internacional de los Derechos del Hombre de las Naciones Unidas.—Europa Press.

 

< Volver