Sin noticias del cónsul alemán secuestrado     
 
 ABC.    02/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Sin noticias del cónsul alemán secuestrado

Ocho desconocidos te obligaron a abandonar su casa en el mismo coche en que acababa de llegar

SAN SEBASTIAN.--Alrededor de las diez y media de ayer noche, ocho individuos, no identificados, secuestraron al señor Beihl Schaefer, cónsul honorario (no funcionario) de la República Federal Alemana en San Sebastián, de cincuenta y nueve años de edad, casado con la donostiarra doña María Torres, dé la que tiene una hija de veinte años de edad. El señor Beihl Schaefer ejerce su profesión de agente comercial en la capital guipuzcoana, donde reside desde hace una veintena de años.

Según parece, el señor Beihl Schiaefer se dirigió desde el Consulado-sito en la calle San Juan, en el barrio de Miramar—conforme avisó a su mujer, hacia su casa, en la zona residencial de Miraconcha. El cónsul metió su automóvil—un Mercedes 220, matrícula de Bilbao con las iniciales CC (Cuerpo Consular)—en el garaje de su residencia, donde, según todos los indicios, le esperaban cinco individuos que le obligaron a subir de nuevo al coche.

Un empleado doméstico de la casa—la portera, según algunas noticias—se extrañó de que el automóvil del señor cónsul volviera a atravesar el jardin hacia la calle. El propio señor Beihl Schaefer lo conducía, aúnque la portera ha podido precisar que lo ocupaban otras cinco personas. Otras informaciones aseguran que el cónsul debía ir tendido en el suelo del automóvil y no era él quien estaba al volante.

Se añade, finalmente, que cuando el Mercedes del señor Beihl Schaefer salió a la calle fue seguido por otro automóvil—cuya marca no se ha podido determinar—de color rojo y, al parecer, de matricula de Navarra.

Entretanto, la esposa del señor cónsul avisó a la Policía ante el retraso de su marido. Las investigaciones, de momento, no han conducido a ningún indicio.

Se contenta el hecho de que el señor Beihl sufrió amenazas de algún subdito alemán hace unos dos años, y que ello dio lugar a que solicitase de la Comisaría de Policía que le asignaran un policía armado para que le protegiera, lo que se hizo durante varios días. Se hacía acompañar casi siempre por un perro lobo, no se sabe si por su cariño por los animales o como medida defensiva.

Investigaciones policiales

Según declaraciones realizadas por un portavoz del Gobierno Civil de la Provincia, se señala que el señor Beihl puede ser víctima de un secuestro llevado a cabo por miembros activistas de la E. T. A., aunque este extremo por el momento se encuentra sin confirmar.

La Policía de San Sebastián trabaja activamente para la lo-calizaci6n del señor Beihl, al propio tiempo que se han cursado avisos a todos los puestos de la Guardia Civil de las cercanías, por si encuentran algún vehículo o personas que le infundieran sospechas.

Declaración de! Gobierno Civil

El portavoz del Gobierno Civil manifestó textualmente lo que sigue:

"Anoche desapareció de su domicilio el cónsul de Alemania en San Sebastián, don Eugenio Behil Schaefer.

A las diez de la noche el señor Beihl habló telefónicamente con su esposa, indicándole que en ese momento salía del Consulado hacia su domicilio. Al producirse un retraso anormal en la llegada del señor Beihl su esposa avisó a la Policía, que pudo deducir, de las diligencias practicadas, que el señor cónsul llegó a encerrar su coche en el garaje, volviendo a sacarlo nuevamente, acompañado de unas personas; tan pronto el coche del señor Beihl salió del jardín de su domicilio fue seguido por otro vehículo que estaba aparcado en las proximidades.

Hay indicios de que el señor Beihl pueda ser víctima de un secuestro de la E. T. A,"—Resumen de Agencias.

 

< Volver