Autor: Castillo, Antonio. 
 Ayer, a las seis y media de la tarde. 
 Un policía, asesinado en San sebastián     
 
 Ya.    19/05/1977.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 24. 

AYER, A LAS SEIS Y MEDIA DE LA TARDE

Un policía, asesinado en San Sebastián

La víctima, Manuel Orada de la Cruz, se en con traba de servicio en la estación de Amara, cuando apareció un individuo que le disparó con una pistola, hiriéndole mortalmente • El compañero del policía agredido utilizó su arma, pero no pudo detener al agresor • En relación con este suceso, el ¡efe superior de Policía de Bilbao ha declarado: "Estos acciones criminales no provocarán en nuestro espíritu ningún deseo de venganza ni de violencia represiva"

Anoche fueron lanzados varios "cocteles Molotov" contra dependencias de la Guardia Civil y de la Policía en Madrid

SAN SEBASTIAN.

(De nuestro corresponsal, Antonio Castillo.)

Terminada ya la semana de la amnistía, y cuando todo el pueble guipuzcoano se había integrado a la normalidad, acaba de llegar la noticia de que un miembro de la Policía Armada ha sido muerto euandp se encontraba de servicio en la estación de Amara, del ferrocarril San Sebastián-Bilbao, El policía, don Manuel Orada de la Cruz, se hallaba en el Interior de la estación, al igual que su compañero, aunque entre uno y otro mediaban unos cuantos metros de distancia.

En el quicio de la puerta de entrada a la estación apareció un individuo que directamente disparó su pistola contra el policía, al que ocasionó heridas tan graves que falleció pocas horas después. Él policía ingresó cadáver en el servicio de urgencia de la residencia sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu.

Su compañero hizo uso de su arma. En los escasos segundos que transcurrieron, el agresor había desaparecido. Las personas que se encontraban presentes en la estación huyeron como pudieron. Los disparos del compañero del policía agredido no alcanzaron al agresor y afortunadamente a ninguna de las personas que se encontraban en el lugar.

El policía asesinado tenía veintitrés años, estaba casado y era natural de Ubeda (Jaén). Momentos después del atentado—seis y media de la tarde—, fuertes ce troles de carretera se establecieron en todas las rutas de acceso a San Sebastián para evitar la huida de los autores del hecho. Poco después de las siete y media de la tarde fue hallado en las proximidades de la Real Sociedad Hípica de San Sebastián el vehículo Simca 1000 desde el que se efectuaron los disparos que costaron la vida al policía.

LLEVABA UN AÑO EN SAN SEBASTIAN

El atentado fue perpetrado por dos jóvenes de estatura aproximada de uno ochenta, que vestían cazadoras con rayas. Uno de ellos, tras descender del vehículo Simca 1.200, matrícula dé Barcelona, penetró en el interior de la estación de ferrocarril de vía estrecha de Amara y efectuó cinco disparos contra el policía, uno de los cuales le alcanzó mortalmente. Seguidamente huyeron en dicho vehículo Simca 1.200 de color blanco, que apareció posteriormente en las inmediaciones de la Hípica. Don Manuel Orada de la Cruz tenía dos hijos, una niña y un niño de corta edad, y llevaba destinado en San Sebastián desde el 19 de abril de 1976.

Nota de la Comisaría de Policía

La comisaría de Policía de San Sebastián ha hecho pública la siguiente nota oficial:

"Encontrándose de servicio en la estación de Amara (San Sebas-tiání una pareja de la Policía Armada, fue objeto de un atentado, a las 18,35 horas del día de hoy, 18 de mayo, por parte de dos individuos, que dispararon cinco tiros al guardia don Manuel Orcera de Ja Cruz, natural de Ubeda (Jaén), (nacido el 27 de mayo de 1953, casado y con una hija. Uno de los disparos le alcanzó el corazón, lo que le produjo la muerte instantánea. Su compañero de pareja, que se encontraba de vigilancia en el andén, salió en defensa del mismo, haciendo tres disparos contra los agresores, sin conseguir alcanzarlos y avisando seguidamente al servicio de Policía del 091.

Los autores de la agresión se dieron a la fuga en un coche Simca 1.200, matrícula de Barcelona, el cual había sido sustraído sobre las 16,30 horas en el barrio de Gros, de esta capital, bajo amenaza con armas cortas al propietario, quien permaneció secuestrado hasta momentos antes de cometerse el atentado contra el guardia, dejándole abandonado en la falda del mante Ulía. El coche fue localizado hacia las 19,15 por funcionarios de ceta comisaría de Policía abandonado en las cercanías de los cuarteles del barrio de Leyóla.

"Las señas de los agresores son: uno de ellos, de estatura baja, melena, y flequillo, que vestía cazadora fina sintética de color azul oscuro, con rayas amarillas y verdes en el bolsillo y costado; el otro mide 1,82 metros de estatura; tiene barba incipiente y pelo corto; vestía cazadora de plástico color verde claro con botones de broche metálicos y pantalón vaquero azul claro. Ambos están comprendidos entre los veinte y los veinticinco años de edad, aproximadamente.

En el lugar de los hechos fueron recogidos tres casquinas con la inscripción "F. M.", calibre nueve milímetros Parabellum, munición usada habitualmente en sus acciones por los comandos especiales de la organización ETA, V Asamblea, rama político-militar.

"Por fucionarios de esta comisaría, en colaboración con la Guardia Civil, se realizan gestiones para la identificación y detención de jos autores de2 hecho."

CONDENA DEL PARTIDO COMUNISTA

"Con la misma energía con que condenamos las muertes producidas en el pasado fin de semana, el PC de Euskadi condena el atentado que en San Sebastián ha costado la vida de un policía", dice un comunicado del comité ejecutivo del Partido Comunista de Euskadi, reunido en San Sebastián.

"Nuestro pesar—continúa el comunicado—por este nuevo derramamiento de sangre es también grave preocupación por el sendero de violencia que está atravesando nuestro pueblo. Propiciar un clima de terror y caos, tratando de iínpedir las elecciones, no puede llevarnos más que al logro de los negros propósitos de quienes pretenden cerrar el acceso a la democracia."

Declaraciones del jefe superior de Policía de Bilbao

"Este nuevo atentado, que nos llena de profunda consternación, no conseguirá encrespar los ánimos de las fuerzas del orden, que seguirán cumpliendo disciplinariamente con «u deber al servicio de la sociedad", ha manifestado a Cifra el jefe superior de Policía de Bilbao, señor Maturana, en relación con el acto terrorista que costó la vida al policía armado Manuel Orada de la Cruz.

"Los servidores del, orden público—añadió el señor Maturana— no podemos ni debemos en nuestra difícil y arriesgada misión dejarnos arrastrar por una cadena de violencias. Al lamentar esta nueva víctima que el terrorismo se ha cobrado en uno de nuestros miembros, la serenidad y la energía dentro de la ley seguirán siendo los dos principios a los que se ajustará la actuación de los encargados de velar por la seguridad de las personas y la tranquilidad pública."

El jefe superior de Policía dijo más adelante que "estas acciones criminales, que condenamos, no provocarán en nuestro espíritu ningún desee de venganza ni de violencia represiva, pues somos—subrayó—conscientes de que el cumplimiento del deber nos exige a veces el sacrificio de nuestras vidas en defensa de la sociedad".

"Deseo expresar—dijo finalmente—a los familiares del fallecido que acepten con cristiana resignación su ejemplar entrega al servicio de la comunidad y que su muerte contribuya a pacificar las conciencias y a disuadir a los profesionales de la violencia de sus criminales propósitos."

"Cocteles Molotov" contra dependencias de (a Policía y de (a Guardia Civil en Madrid

Hacia las diez de la noche, los ocupantes de un coche Seat 124, de color blanco, lanzaron varios "cocteles Molotov" contra el cuartel de la Guardia Civil de Prosperidad y la comisaría de Policía

de Mediodía. Con anterioridad, desde un coche, ocupado por tres hombres y una mujer,lanzaron "cocteles Molotov" contra el cuartel de la Guardia Civil de El Terol, en el barrio de Carabanchel.

Según estiman las mismas fuentes, el coche podría ser el mismo en todos los casos, si bien las numeraciones de sus matrículas no coinciden con las versiones de las personas que los vieron en las distintas ocasiones.

Ni en el caso de la Guarda Civil ni en el de la comisaría se han producido heridos, si bien en ambas ocasiones los daños se han registrado en las entradas de la; dependencias de las fuerzas del orden público.

OTRO "COCTEL" CONTRA UNA SUCURSAL DEL BANCO DE BILBAO

Minutos después de las once de la noche, los ocupantes de un coche Seat 1430 lanzaron un "coctel Mototov" contra la sucursal del Banco de Bilbao situada en la calle de General Mola.

En esta ocasión, los miembros del grupo terrorista no tuvieron ningún impedimento, ya que no había, como en las ocasiones anteriores, vigilantes en las puertas.

 

< Volver