Autor: Semprún, Alfredo. 
 En San Sebastián. 
 Policía armado, muerto en un atentado     
 
 Arriba.    19/05/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

En San Sebastián

POLICÍA ARMADO, MUERTO EN UN ATENTADO

MADRID.

(De nuestra Redacción.)

Hacia las seis y media de la tárale de ayer, dos jóvenes desconocidos, vistiendo uno de ellos jersey de color oscuro y, el segundo, una chaqueta deportiva a cuadros de color marrón, descendieron de un coche «Simca 1200», amarillo, matriculado en Barcelona, frente a te estación de los Ferrocarriles Vascongados de Amara, y sin mediar palabra, y ante la sorpresa e impotencia da los numerosos testigos que presenciaron los hechos, utilizando sendas pistolas, dispararon contra uno de los dos miembros de ¡a Policía Armada que suelen prestar servicio de vigilancia en la citada estación.

Sorprendido el policía, no pudo utilizar sus armas para defenderse, cayendo herido en el suelo, mientras que los asesinos emprendían rápida huida en el vehículo, con las puertas abiertas y el motor en marcha que habían dejado presto al efecto.

Atendido en primer lugar por los viandantes, el policía don Manuel Orcera de la Cruz, de veintitrés años, casado y nacido en Ubeda (Jaén) fue trasladado en uno de los taxis de la para, da de Amara al centro hospitario más próximo a la misma, donde ingresaría ya cadáver.

Su cuerpo había recibido cinco impactos de bala, aunque solo uno de ellos, atravesándole el corazón, habría de resultar mortal.

De inmediato, las autoridades policiales donostiarras tomaron las medidas oportunas para la busca y captura de los dos pistaleros, instalando controles en las carreteras y aun dentro del propio casco urbano de San Sebastián, en determinados puntos considerados clave. Una de estas patrullas acertó a localizar

Dos jóvenes desconocidos dispararon sobre los agenten que pretaban servicio en la estación de los Ferrocarriles de Amara

Posteriormente fue localizado el coche utilizado por los autores del hecho el coche, aparcado en ¡a calle de Loyola, habiéndose hecho cargo del mismo los miembros del Gabinete de Identificación de la Comisaría de San Sebastián, que a última hora de la noche llevaban a cabo las oportunas operaciones en el mismo en busca de posibles huellas.

En el momento en que redactamos esta crónica parece ser que se está llevando a cabo la autopsia del cuerpo def policía armado asesinado. Le han sido extraídos los proyectiles, y, según nuestras fuentes, corresponden al calibre 9 milímetros.

Se ignora aún, cuando redactamos esta crónica, dónde será instalado la capilla ardiente para que los compañeros de don Manuel Morada pudieran velar su cadáver. Se pensaba en un principio que la misma se instaría en uno de los salones del Gobierno Civil, más, al parecer, tanto los mandos como los números de la Policio Armada han pedido que e! cuerpo de su compañero sea velado en los acuartelamientos de la propia institución policial. Se supone, asimismo, que dentro de las pro. ximas cuarenta y ocho horas, y por carretera, el cadáver de don Manuel Orcera de la Cruz sea trasladado hasta su lugar de nacimiento pora recibir sepultura en el camposanto de Ubeda, ¡unto al resto de sus familiares. En el curso de la noche se esperaba en San Sebastián la llegada de tos padres de la víctima, así como la de algún alto mando de la Policía Armada con sede en Madrid.

Alfredo SEMPRUN

(Más información en pág. 46.)

 

< Volver