Sin noticias de Javier de Ybarra  :   
 Parece seguro que los secuestradores se encuentran en las cercanías de la residencia de la familia, en Guecho. 
 Hoja del Lunes.    23/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Sin noticias de Javier de Ybarra

Parece seguro que los secuestradores se encuentran en las cercanías de la residencia de la familia, en Guecho

GUECHO (Vizcaya), 22.

(Cifra.)

Hasta la madrugada de hoy, la familia de don Javier de Ybarra, secuestrado en la mañana del viernes, no había recibido comunicado alguno reivindícativo del hecho.

Varios familiares escucharon anoche, a través de Radio París, un comunicado hecho público por ETA, rama político-militar, en el que se decía que dicha organización no estaba de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Ministros del pasado viernes y qua continuaba con la lucha armada.

Esta circunstancia, y las especulaciones en torno a que el posible autor del secuestro haya sido ETA, hacen que la familia esté cada vez más preocupada, sobre todo al no haber recibido aún petición alguna ni feaas para. e! inicio de negociaciones.

Por otra parte, aunque no han sido encontrados los coches utilizados en el secuestro, al parecer, dos Seat 124, cada vez se tiene como más segura ia hipótesis de que los secuestradores se encuentran en una zona próxima, a la localidad de Guecho, donde se liaüa la residencia dsl señor Ybaira.

Numerosos controles de la Guardia Civil han sido instalados desde la noche de ayer por las cercanías de Guecho, y la vigilancia se ha extremado ai máximo en dicha zona.

Esta mañana las visitas a la residencia del señor Ybarra, en la avenida de Los Chopos, de Neguri, han sido menos frecuentes que en días anteriores. Tan sólo ios familiares más próximos permanecen en la casa, y salen de ella solamente por las noches para dirigirse a sus domicilios.

Un representante de la familia ha manifestado que esperan que en las próximas horas o como muy tarde mañana, los secuestradores se pongan en comunicación con ellos para hacerles saber las condiciones para la liberación del señor Ybarra.

Por otra parte, una vez pasada el inicial nerviosismo entre los más allegados a don Javier de Ybarra, se ha entrado en una fase de serenidad, dentro de la natural preocupación.

 

< Volver