Crece la intranquilidad de los refugiados vascos. 
 Exiliados: Bélgica pide apoyo a otros países     
 
 Diario 16.    28/05/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Crece la intranquilidad de los refugiados vascos

Exiliados: Bélgica pide apoyo a otros países

BRUSELAS, 28 (716).

El Gobierno belga no se ha negado a recibir a nuevos excarcelados vascos a pesar de las informaciones difundidas ayer en numerosos diarios, tanto belgas como extranjeros, hasta ahora en medios oifciales de la capital belga no se ha dado a conocer ninguna nota de aclaración en este sentido.

Portavoces cércanos al Gobierno de Tindemann. así como fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, aseguraron a D16 que ninguna nueva negociación se había entablado oficialmente entre Madrid y Bruselas, para tratar del caso de una nueva acogida a futuros extrañados.

Estas mismas fuentes añadían que no había ninguna noticia al respecto y que esperaban la notificación oficial del Gobierno Suárez para pronunciarse.

Sin embargo, se ha podido saber ayer por la tarde en Bruselas que existen negociaciones de otros países como Alemania y Noruega que habrían aceptado recibir a cinco presos en .cada uno de estos países.

La situación desde Bruselas es confusa y muchos observadores y políticos belgas piensan que el Gobierno antes de pronunciarse definitivamente necesitaría el apoyo de algún otro país europeo que recibiese a su vez aparte de los posibles extrañados para no cargar con todo el peso, como en el caso reciente de Uganda. También se apuntaba en este sentido la necesaria petición oficial de Madrid, para poder decidir y avanzar en este caso. En el ambiente de los refugiados vascos el nerviosismo ha reemplazado a la euforia tras el recibimiento de los cinco de Burgos. El jueves por la tarde cuando se extendió el rumor de que el Gobierno de Tindemans no aceptaría nuevos extrañados, cundió la alarma, ¿dónde los llevarán?, se preguntaba la pequeña colonia vasca. Igualmente este pesimismo se reflejó cuando llegó la noticia del aplazamiento del Consejo de Ministros español.

Uno de estos refugiados, visiblemente preocupado y en cólera declaraba ayer por la tarde a D16:

"Estamos nerviosos, pasan los días y no sabemos nada en concreto sobre los demás presos. Peligra la situación en Euskadi. La gente puede cabrearse si no salen todos en los próximos días, lo que de nuevo haría peligrar el proceso electoral. Volveríamos a la situación trágica de la semana violenta de hace quince días."

Gravedad

Por su parte, el señor Sbolgi, director del Servicio Social de los Extranjeros, constatando que la situación de los detenidos políticos en España no ha evolucionado desde la liberación de los cinco vascos el domingo 22 de mayo, remitía al Gobierno de Madrid el mensaje siguiente: "No ignoran ustedes la gravedad de la situación actual y los riesgos de ver en el País Vasco la vuelta inminente a la lucha por la amnistía. Deseo, consciente de la gravedad de la situación y cerno hombre de buena voluntad, que usted, que vuestro Gobierno proceda en las horas próximas a la liberación de todos los presos, y aclare las negociaciones con los otros países que permitan la salida rápida de los extrañados.

Posteriormente y en este sentido el Sbolgi declaraba a D16 que: "El Gobierno español estaba jugando con fuego." Igualmente se supo ayer, en la capital belga, que el Partido Socialista de este país, tras unos rápidos contactos, había pedido al PSOE su intervención en España. Sin embargo, ios más activos en este caso han sido los sindicatos cristianos, quienes han realizado numerosas gestiones a todos los niveles.

En cuanto a los cinco de Burgos, que dedicaron la jornada del jueves a atender a numerosos familiares venidas de Euskadi durante el día de ayer. Estrechamente custodiados los refugiados se dedicaron a hablar de la situación con compañeros de la organización y a atender a varios periodistas. Por la tarde se trasladaron a los locales de la Radio Televisión Belga para asistir a la proyección de una película sobre el último Aberrigun. Esta filmación fue realizada en Vitoria por Cristian Bonmariage periodista belga que fue herido por pelotazos de goma durante los incidentes del 10 de abril. A última hora de la tarde aumentó la preocupación al conocerse en la capital belga en los ambientes vascos las medidas del Gobierno francés de confinamiento de diez etarras en una isla del Mediterráneo.

 

< Volver