Autor: Rodríguez, Pedro. 
   Pantalones rozados     
 
 ABC.    26/05/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

4/ABC

OPINION

MARTES 26-5-81

Papeletas

Pantalones rozados

(El capitán Gil, de la Guardia Civil, entró y se quedó mirando, asombrado, a «Número Uno», «pero

hombre, ¿eras tú? ¿Y tu cuñado...?» "Está dentro.» «¿Y tu mujer?" «Está en Francia, en la cárcel.» En

realidad, eran unos habituales de las Comisarías, unos segundadivisión: dispararon veinticinco balazos de

revólver contra la tanqueta, el bautismo de fuego de los blindados verdes. No tenían escapatoria: en el

aeropuerto de Barcelona estaban, apostados, los «Ueis», Unidad Especial de Intervención, los «Geos» de

la Guardia Civil, o camuflados o apuntando a la escalerilla del avión. A «Número Uno» te habían dicho

en Perpignan: «Y no se preocupen. Está todo cooordinado y les sacaremos como a héroes.» La misma

misteriosa promesa que el 23 de Febrero. Luego, El Hombre Bien Vestido entregó los cinco millones de

pesetas.)

Dicen que un «geo» es capaz de escuchar un lagarto a cincuenta metros de su espalda y tirarse al suelo

disparando hacia atrás. Españoles reptando, españoles aplastados contra los escaños o las aceras,

españoles cuerpo a tierra, españoles-todos-al-suelo, vivos o muertos. Españoles de pantalones rozados:

ése es el video español en Europa. Una videoteca básica europea incluye nuestro 23-F, nuestro 23-My y,

quizá, aquella corrida vía satélite de El Cordobés. Ganaremos todos los festivales del euroterro con ese

vídeo, goyesco, de los rehenes saliendo, despavoridos, del «ghetto» del «Central», íbamos a

ganar el cielo, y seis años después estamos en el suelo pasando por las horcas caudínas de las metralletas

de El Hombre Bien Vestido que reparte los millones del terrorismo español. No estamos sobre un

polvorín de gomadós, sino sobre un polvorín de dinero. Hay dinero para ETA, para GRAPO, para las

Camadas Negras, para mejorar la imagen de Tejero. Hay pequeños subterráneos de dinero bajo el Estado

y la sociedad españolas, minándolos. Estamos buscando la gomadós, cuando tendríamos que buscar

también las cuentas corrientes y al Hombre Bien Vestido en Perpignan y Toulouse, porque el miedo

siempre cobra en divisas.

El 23 de Febrero se descubrió que en la Universidad de Standford se estudia la nueva cultura del

golpismo. Ya no está vigente la vieja técnica de Curzio Malaparte, la proclama generat y la nocturnidad.

Ahora se trata de provocar un incidente aislado, esperar a ver si cuaja y agregarle módulos. «Entonces, os

sacaremos como a héroes.» El estreno mundial de la nueva escuela lo hizo ei «Comandante Cero» para el

sandinismo. Ayer, los españoles volvimos a mandar, humillados, sus pantalones rozados al tinte, sabiendo

quién era el «Número Uno» y el «Número Dos» y el «Número Once». Ya sólo falta saber quién es el

«Número Cero», el Hombre Bien Vestido del 23 de Mayo, del 23 de Febrero v del 23 de Siempre.—

Pedro RODRÍGUEZ

 

< Volver