Con la detención de Apalategui en el sur de Francia. 
 Una luz en el secuestro de Ybarra     
 
 Pueblo.    04/06/1977.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Con la detención de Apalategui en el sur de Francia

UNA LUZ EN EL SECUESTRO DE YBARRA

Se le encontró una carta dirigida a la familia

E. T. A. anunció ayer, en París, que publicará sus contactos hasta hace una semana con los distintos Gobiernos españoles

MADRID. (PUEBLO.)

E. T. A. anunció a última hora de la tarde de ayer en París, mediante un comunicado, que tiene el propósito de dar a conocer un «dossier» que resume sus contactos con los distintos gobiernos españoles, tanto los de Franco como los posteriores. Aunque nada se pueda afirmar, circuios del País Vasco especulaban anoche con que este anuncio, efectuado a las pocas horas de conocerse la detención de Apalategui a cargo de la Policía Francesa, estaría relacionado precisamente con este tema.

En lo que se refiere a la detención de Apalategui, miembro de E. T. A. político, militar, de la que ayer PUEBLO ofreció información en sus últimas ediciones de Madrid, se sabe que en el registro efectuado en su domicilio se le encontró una carta que iba dirigida a la familia Ybarra. A este respecto hemos intentado ponernos en contacto con su domicilio, a fin de saber si sobre lo reseñado habla alguna novedad. En la casa de la familia Ybarra nos han informado que nada se sabía, «pues nos llegan noticias de todo tipo, la gran mayoría exentas de credibilidad».

Si se sabe, en cambio, que los secuestradores piden mil millones de pesetas fraccionados en moneda española, dólares y marcos, en partes iguales. De otro lado se afirma que la familia Ybarra —según rumores recogidos al otro lado de la frontera—ofrece una cantidad que supone más o menos él 10 por 100 de lo que piden por la liberación del secuestrado, os decir, unos den millones de pesetas, cifra que califican de calderilla los autores del secuestro.

Respecto a la detención de Apala se conoce que la intención de la Policía francesa era la de confinarle en la isla de Porquero-Pesu, junto a otros diez refugiados vascos detenidos días pasados. Con esta detención ha cobrado una especial significación el tema Ybarra, ya que diversos medios informativos lo habían señalado como uno de los hombres más importantes de los «berezi», a los que se supone tienen en su poder a Javier de Ybarra.

Informaciones llegadas a lo largo de la tarde de ayer apuntan como posible que en una acción independiente a la detención de «Apala», también llevada a cabo por la Policía francesa, los gendarmes estuvieron a punto de detener a otros dos individuos que escaparon a la vigilancia policial en el último instante.

Apalategui es natural de Ataun (Guipúzcoa), donde nació el día 16 de abril de 1955. Fue administrativo de la Compañía Auxiliar de Ferrocarriles (C. A. F.), de Beasain, hasta que se produjo un atraco en las oficinas de dicha compañía en julio de 1974. En el mismo mes, cuando un cointrol de la Guardia Civil trató de identificarla, disparó a «quemarropa» contra un miembro del benemérito cuerpo, al que hirió mortalmente; tras este hecho huyó a Francia.

Participó en el intento de secuestro de don Juan de Borbón en Cannes (Francia) en el verano de 1974. En los primeros meses de 1975 formó parte de los comandos especiales de E. T. A.-VI Asamblea, rama político-militar; asimismo intervino en la construcción de la «cárcel del pueblo» descubierta por la Policía en Isasondo

Por otra parte, durante la tarde-noche del jueves la Policía española estuvo vigilando las localidades y zonas próximas de Amurrio y Llodio, en la provincia de Álava, en busca de presuntos lugares donde pudieran estar escondidos los secuestradores de Javier de Ybarra con su rehén. Como resultado de los mismos fueron detenidos un hombre y una mujer. Esta acción policial continuó ejerciéndose a lo largo de todo el día de ayer en esta zona apuntada, sin que hasta el momento de redactar esta crónica se conozca si han arrojado algún nuevo resultado positivo.

También durante todo el día de ayer la Policía mantuvo severos controles en algunos accesos a Bilbao.

En otra de las zonas por donde se sigue el rastro de los secuestradores de Ybarra, en Pamplona concretamente, se ha detenido ayer a seis personas, tras los controles que se practicaban en la capital navarra desde hace varios días. Cuatro de los detenidos han quedado en libertad después de prestar declaración. Los otros dos, José María Larrea Múgica y Rufino Vicente Serrano Izco, con antecedentes por diversas acciones cometidas como miembros de E. T. A., no han sido puestos en libertad, aunque se cree que lo serán en las próximas horas.

 

< Volver