Autor: Arroitia-Jáuregui, Marcelo. 
   Lamentaciones y condenas     
 
 El Alcázar.    24/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Crítica de televisión

LAMENTACIONES Y CONDENAS

DESGRACIADAMENTE, el secuestro de Don Javier de Ybarra y Bergé concluyó en asesinato. La noticia la emitió RTVE en el Telediario de las nueve de la noche del miércoles, citando ya era conocida en ¡a calle madrileña, donde había despertado la indignación consiguiente, la noticia fue emitida tal cual, sin apenas recoger detalles, excepto que el cadáver había sido encontrado en Baratar, precisamente en el misino lugar en que, el lunes pasado, ETA había comunicado que se encontraba. Por supuesto, no se dieron detalles sobre el sistema utilizado en la consumación del asesinato, tal vez por no despertar enojosos recuerdos.

Más amplia información se ofreció en "Ultimas noticias", con la correspondiente nota del Ministerio de la Gobernación, e informaciones transmitidas desde el Centro Regional de Bilbao, cuya locutora, para empezar, nos leyó que "se perpetuó" el asesinato de Don Javier de Yharra. Evidentemente, se trataba de un "lapsus linguete" que sustituía a "se perpetró"; lo que pasa es que, sin querer, se vino a dar una buena definición del tema. A continuación, y tras nuevos detalles del descubrimiento del cadáver y el consabido recurso a la "documentación" sobre el tema, se iniciaron las no menos consabidas lamentaciones y condenas. Un representante del Partido Socialista de Euskadi, PSOE, se produjo con rotundidad en la condena del crimen. El señor Ulises. que así se llamaba, emitió su lamentación y contiena con mucha seriedad y sinceridad, y .se le notaba que tenía plena conciencia de lo que estaba diciendo. Ciertamente, teniendo en cuenta que, si no escuché mal, el Sr. Ulises era diputado electo, tal vez la primera lamentación y condena hubiese debido llegar de la recién constituida Asamblea Parlamentaría de Euskadi, con el inmediato añadido de que, en vista de las circunstancias, suprimían algunas de las exigencias que como tal Asamblea habían formulado el pasado domingo no más, en relación con ciertos ternas directamente emparentados con la comisión de este asesinato.

Pero la nota folklórica del asunto corrió a cargo de Doña Rosa Olivares, representando, según dijeron, al "Euskadiko Eskerra". Doña Rosa Olivares, evidentemente traumatizaría por encontrarse ante las cámaras de iá televisión, que no por el macabro suceso, apareció muy sonriente, nos dio las buenas noches y agradeció el encontrarse ante las cámaras; enjaretó a continuación, más que una condena, una suerte de mitin electoral manejando los consabidos tópicos inherentes al caso. Todo de una forma absolutamente inconveniente y sin ninguna relación con el sangriento tema. No le faltó más que preguntar si podía saludar, y haber dedicado un recuerdo a sus familiares y vecinos que la estarían escuchando. No sé muy bien en qué consiste eso del "Euskadiko Eskerra", pero no debe ser nada medianamente serio si utiliza representantes as!; por otro lado, es posible que sean muy "Eskerra", pero que, como su nombre indica, muy "Euskadiko" no deben ser. De todas formas, se nos amenazó con que al día siguiente continuarían las lamentaciones y condenas.

Cabe esperar que un dio de éstos, completando la información, RTVE nos diga la forma en que fue asesinado Don Javier de Yharra, e incluso la detención de sus asesinos. No creó que se nos comunique la recuperación del rescate entregado por la vida de quien, seguramente, para cuando se entregó el rescate ya estaría muerto, puesto quería cantidad se destinará a sufragar las previsibles vacaciones en Suecia de los asesinos, que así serán unas vacaciones breves pero intensas.

Por lo demás, después de que RTVE nos comunique cuanto se conjetura en el párrafo anterior, hasta es posible que conozcamos el resultado de! escrutinio de las últimas elecciones, ya que este mismo jueves supimos el de la demarcación electoral de Ceuta. Entre un telediarlo y otro, nos endosaron un nuevo episodio de "Tensión", truculento y archiconocido, y se produjo la reaparición de "Raices", que reapareció con las mismas virtudes y defectos con que había desaparecido. Hubo una partida de bolos en Santillana, presentada como si se tratase de un deporte marciano, verdaderamente notable, sobre todo si se tiene en cuenta que existe una Federación Española de Bolos que tiene editados los reglamentos de tal deporte.

Marcelo ARROITA-JAUREGUI

 

< Volver