El pueblo vasco se merece mucho más     
 
 Ya.    21/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL PUEBLO VASCO SE MERECE MUCHO HAS

ANTES de que los resultados electorales tengan confirmación oficíal y se conviertan en definitivos, un grupo de parlamentario! vascos—algo más de Ja mitad de los elegidos el pasado día 15—se han constituido en asamblea parlamentaria de Euzkadi en la villa foral de Guernico y han acudido después ai sur de Francia a tributar el testimonio de fidelidad y respeto al gobierno vasto en el exilio.

CU objetivo fundamental de esta asamblea es, según sus portavoces, la defensa del estatuto de autonomía para el País Vasco en la primera reunión de las próximas Cortes Españolas, la petición inmediata de amnistía total y el regreso de todos lo» exiliados, la legalización de todos los partidos políticos, la «oficialidad del éuskercr, la negociación con la Comunidad Económica Europea del tema de la pesca y algún otro tema considerado de máxima urgencia. Algunos de esos temas—como la amnistía y la autonomía—dicen que los plantearán en la primera reunión de las Cortes con anterioridad a cualquier otro asunto.

NOS parece muy bien que los nuevos representantes del pueblo español sientan la necesidad de comenzar su gestión cuanto antes. Nos parece desgraciada e inoportuna la elección de algunas de sus prioridades, al mismo tiempo que comprobamos que el primer acto corporativo de los representantes del pueblo vasco supone ya una clara y profunda escisión en razón de los intereses políticos por los que se mueve cada uno de ellos.

CUANDO escribimos estos líneas fióla emocionadamente sobre la conciencia de los españoles la amenaza real sobre lo vida de don Javier de Ybarra. No sabemos, no nos consta, si ha sido asesinado o sigue su calvario tras un mes de secuestro. Sí tenemos constancia de la calidad humana de sus secuestradores, inasequibles a la piedad y a las peticiones de todos los sectores profesionales y aI clamor del pueblo al que aseguran servir. En estas circunstancias no tenemos más remedio que preguntarnos si la amnistía que pide el grupo de neoparlamentarios vascos—como prioritaria a cualquier otro asunto—se refiere a quienes hacen posibles situaciones como la que estamos viviendo, si el retorno de los exiliados comprende también a aquellos que se amparan en las fronteras pera cometer con mayor impunidad sus fechorías, si el reconocimiento dé todos los partidos o grupos políticos se entiende también para quienes siguen empeñados en derrocar por la vía revolucionaria el régimen sea cual fuere, si la autonomía que con esc máxima urgencia propugnan es oigo en fo que no tienen nada que ver loi demás españoles, si las negociaciones con la Comunidad sobre eI tema da la pesca na tienen más alcance que el que daña a los pescadores vascos, si, en definitiva, la constitución de la asamblea parlamentaria vasca pretende significar un desgarro de hecho de la región de la realidad nacional...

i JEMOS comentado repetidamente y hemos apoyado sin reservas la parte de razón que hay en las reivindicaciones del pueblo vasco; hemos pedido machacón amenté que se resuelva favorablemente el contenciosa secular que ha hecho difícil y penosa la convivencia entre los pueblos de España y el del pueblo vasco de forma especial; hemos propugnado el realismo por encima de cualquier otro argumento, cuando el realismo es, además, una reparación [usta; pero no estamos por los gestos demagógicos hechos de cara a la galería y dedicados a una pequeña porción de ilusos que ni han entendido la verdadera raíz de los problemas ni entienden cuál es la vía recta para encontrar las soluciones adecuados. El pueblo vasco, repetimos, eI pueblo vasco se merece mucho más.

 

< Volver