Denuncias por "impuestos revolucionarios"     
 
 ABC.    02/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Denuncias: por «Impuestos´ revolucionarios»

BILBAO. (Europa Press.) — Desde hace año y medio unos veinte industriales y financieros vascos han presentado denuncia eo la Jefatura Superior de Policía de Bilbao, por supuesta coacción de ETA a través de unas cartas en las que se les exigen ciertas cantidades de dinero en concepto del denominado «impuesto revolucionario», según publica el diario «Deian».

Todos ellos, a excepción de los tres últimos, han recibido dichas cartas antes del asesinato del señor Ybarra. lo que desmentiría ciertas ínformaciones en las que se aseguraba que ETA había lanzado una nueva campaña de coacciones tras el último secuestro.

En las cartas se exigen a los industriales cantidades que oscilan entre un millón y cien millones de pesetas. Cinco de las últimas misivas, según, las denuncias presentadas, exigen cantidades muy inferiores, que oscilan entre las 5.000 y las 50.000 pesetas. Algunos investigadores sospechan que estas cartas pueden haber sido enviadas por personas ajenas a ETA.

Según el anterior comisario provincial de San Sebastián, diez personas en Guipúzcoa bao recibido basta el momento estas cartas.

Al parecer, existen pruebas de que un industrial guipuzcoano realizó el pago del «impuesto revolucionario». El hecho se descubrió a raíz de la detención en San Sebastián de los seis supuestos activistas de ETA acusados de intentar volar un «jeep» de la Guardia Civil. El industrial alegó no tener el dinero exigido, por lo que habría pagado sólo una parte.

Las cartas, firmadas por la «Organización Militar Socialista Revolucionaria Vasca de Liberación Nacional ETA», llevan el sello de la organización. En ellas. ETA hace una historia de Euzkadi y dan un plazo de entrega de aproximadamente un mes.

Asimismo, señalan que esta entrega debe hacerse a una determinada persona, que concretan en la carta. El industrial deberá preguntar Por eJ destinatario as la cantidad «en los medios vascos de San Juan de Luz, Biarritz o Bayona».

 

< Volver