ETA condena el asesinato de Ybarra  :   
 La rama político-militar revela sus conversaciones con el Gobierno y rechaza la actuación de los "comandos especiales". 
 Hoja del Lunes.    01/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ETA CONDENA EL ASESINATO DE YBARRA

La rama político-militar revela sus conversaciones con el Gobierno y rechaza la actuación de los "comandos especiales"´

SAN SEBASTIAN. (HOJA DEL LUNES.)—"Ese no es el estilo de ETA. Esa no es la manera de actuar que nos ha aportado un indudable apoyo y simpatía papular durante estos años", dice la rama político-militar de la citada organización revolucionaria vasca en un documento publicado en el número 15 de su revista "Hautsi", difundida clandestinamente en los últimos días, refiriéndose al asesinato de Javier de Ybarra, del que hacen responsables al sector de los "comandos especiales" o "komandos Bereziak". "El hecho de que la única exigencia planteada a cambio de la liberación de Ybarra haya sido la entrega de mil millones de pesetas, en un momento ea que aún faltaban más de veinte presos políticos vascos por salir de la cárcel, y cuando habían comenzado ya los despidos en la Babcock Wilcox, es bastante significativo de la importancia real que da Bereziak a la lucha política llevada a cabo en Euskadi y de la lucha reivindicativa de los trabajadores por el derecho al empleo. El hecho de mantener de una forma rígida e invariable esa misma exigencia, a pesar de que el Gobierno ha ido poniendo en libertad a esos presos políticos, a pesar de que se han celebrado las elecciones y en ellas ha participado masivamente el Pueblo Vasco, revela una ceguera política de peligrosas consecuencias."

En el mismo documento, ETA político-militar da cuenta de sus diferencias, también, con la rama militar, además de con los "comandos especiales", sobre todo por su proposito de afirmarse en una acción política legal, que algunos círculos relacionan con el cambio democrático de los últimos meses. "Nosotros hemos afirmado que no ha habido nunca una negociación con el Gobierno, sino únicamente unas conversaciones". Y así ha sido, añade el documento publicado en "Hautsi". "La historia de estos contactos, a grandes rasgos, se inicia en diciembre pasado. A esta reunión asistimos ETA militar y nosotros. Nuestra postura se puede sintetizar en que no. era posible ningún tipo de negociación hasta que la amnistía y las libertades democráticas, entendida esta última como tolerancia de los partidos políticos, especialmente abertzales, fueran realidad. Como particularmente este último punto concernía a los partidos, entendíamos que el Gobierno debía ponerse en contacto con las organizaciones del KAS (coordinadora de organizaciones políticas independentistas y socialistas) y que nosotros nos sujetaríamos a los acuerdos que ahí se llegaran. Parece ser —prosigue el documento de ETA político-militar—que hubo alguna reunión en ese sentido, no llegándose a ningún acuerdo. Más tarde, después de los sucesos de Itxaso y las consiguientes movilizaciones, influyendo en esta actitud la caída de unas informaciones relativas a algunas acciones militares en preparación, el Gobierno envía un nuevo emisario, quien plantea estar dispuesto a discutir los plazos de la salida de todos los presos y la legalización de los partidos de la izquierda abertzale. La dirección de la organización—puntualiza ETA p-m— prepara, a su vez, un escrito que contiene los plazos y límites para estas dos reivindicaciones y los ritmos que, para su cumplimiento, deben marcarse. En todo caso, estos plazos acabarían el día 24 de mayo."

Posteriormente, ETA p-m hace un estudio de los cambios políticos y de la necesidad de adecuar su estrategia a la nueva situación.

 

< Volver