Vitoria: Los "incontrolados" actúan en las fiestas. 
 "No nos iremos sin matar a un vasco"     
 
 Diario 16.    08/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Vitoria: Los "incontrolados" actúan en las fiestas

«No nos iremos sin matar a un vasco»

VITORIA, a (D16). Nuevamente las bandas de incontrolados vuelven a protagonizar escenas de violencia en el País Vasco, Esta vez durante las fiestas de la Virgen Blanca, en Vitoria.

El sábado una banda de unos 30 incontrolados intimidaron y agredieron a varios jóvenes en las barracas del barrio de Mendizorroza, mientras uno de ellos decía: "De estas fiestas no nos iremos sin matar a un vasco."

Por la noche, el joven Alberto Domínguez inglesó en el Hospital Civil de Vitoria después de ser agredido por miembros de esta banda. Se le apreció herida incisa en el ojo derecho y numerosas contusiones. un los autos de choque con su novia

Cuando Alberto Domíngue, acompañado de su novia, se disponía a subir en los autos de choque un individuo desconocido le interpeló y agredió violentamente. En ese instante, tres amigos intentaron socorrerle, pero se vieron enfrentados a un grupo de unos 50 individuos. Mientras Alberto Domínguez era golpeado por una docena de estos incontrolados, uno de los componentes del grupo gritó las amenazas de muerte contra los vascos.

Según testigos presenciales, próximos a los agresores se encontraban algunos miembros de la Policía Armada de paisano que celebraban una despedida de soltero.

Al parecer los incontrolados protagonizaron también otros incidentes, en esa misma tarde. En uno de ellos resultó contusionado un camionero y en otro un joven vasco.

Grupos de autodefensa

El tema de, los incontrolados está inquietando a todo el País Vasco, sobre todo en aquellos pueblas que preparan sus fiestas en estos meses. Tanto es así que en la reunión de Amorebieta, la pasada semana Se constituyeron unos grupos de autodefensa que pudieran salir al paso de los ataques de los incontrolados que actúan en las fiestas populares.

La experiencia de Amorebieta, que ya sufrió las consecuencias de los incontrolados hace unos días, se ha copiado por diversos pueblos de Euskadi que organizan estos grupos de autodefensa.

Las fiestas se iniciaron con alegría

Las tiestas alavesas se iniciaron el pasado jueves por la tarde en un clima de gran alegría. Unas 50.000 personas sé reunieron en la plaza de la Virgen Blanca para presenciar la llegada de "Celedón", un muñeco vestido de aldeano, con pipa, boina y blusa que representa a un personaje legendario y que anima el ambiente festero, enraizado en el folklore de Vitoria.

Per primera vez después de muchos años la tensión política había desaparecido de los populares festejos. Ya el año anterior numerosas cuadrillas y parte de la población intentaron boicotear las fiestas a raíz de los trágicos acontecimientos del 3 de marzo. Pero este año todo estaba olvidado y la incorporación de la ikurriña a los mástiles de la Diputación Foral y al Ayuntamiento encendieron la alegría popular de los alaveses.

El sábado se celebró el tradicional día de los Blusas, cuadrillas que animan los festejos al estilo de las peñas de San Fermín, Algunas de estas blusas llevan carteles que insertan temas políticos y que están relacionados con los extrañamientos, ikurriñas y Fuerzas de Orden Público.

Todo parecía ir bien hasta que aparecieron en el escenario festero estos incontrolados, cuyas acciones levantan la repulsa popular.

Por otra parte, las fiestas de la Virgen Blanca se celebran en estos momentos sin ningún otro altercado.

 

< Volver