Autor: Barbero, David. 
 El diputado Letamendía, al gobernador civil de Vizcaya. 
 En algunos "grupos incontrolados" hay miembros de fuerzas del orden     
 
 Informaciones.    09/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL DIPUTADO LETAMENDIA, AL GOBERNADOR CIVIL DE VIZCAYA

En algunos «grupos incontrolados» hay miembros de fuerzas del orden

BILBAO, 9 (INFORMACIONES, por David Barbero).

LA labor política de un gobernador debe ser la de consolidar la democracia recién estrenada. Y entendemos que esto debe conseguirse mediante el respeto, no solo a las normas legales, sino a las consecuencias consuetudinarias, culturales e históricas por las que cada pueblo se rige», dijo ayer el señor Saladar Simpson, nuevo gobernador de Vizcaya, en su toma de posesión.

Por primera vez en cuarenta años, diputados y senadores vizcaínos, elegidos el 15 de junio, presenciaron la permuta de don Manuel María de Uñarte (recién nombrado secretario general técnico de la Presidencia del Gobierno), por don Luis Salazar Simpson. Estuvieron presentes don Juan Ajuriaguerrera, don Iñigo Aguirre, don Marcos Vizcaya, diputados, y don Mikel "Unzueta, senador, del Partido Nacionalista Vasco; don Francisco Letanendiade (Buskadoiko Ezkerra); don Martín Fernández Palacio, senador, y don Ricardo Echanove (Unión de Centro Democrático), don Pedro de Mendizábal (A.P.), y don Juan María Bidarte (senador independiente).

No asistieron los parlamentarios del P.S.O.E., que habían pedido abiertamente al Gobierno la consulta con las fuerzas representativas antes de designar a la persona que representará al Gobierno en Vizcaya. Por su parte, don Francisco Letamendia, diputado de Euskadi-ko Ezquerra por Guipúzcoa, si que asistió a la toma rte posesión del gobernador civil de Vizcaya,

El abogado, que ejerce su trabajo profesional en Bilbao, explicó que había sido invitado al acto y que, en el intercambio de opiniones que los parlamentarios sostuvieron con el gobernador, el representante de Euskadiko Esquerra, hizo la salvedad de ser representante de Guipúzcoa y expresó al señor Salazar el grave problema que se plantea a los pueblos vascos en fiestas, con la presencia de «grupos incontrolados» y que, en muchas ocasiones, están formados, en su opinión, por miembros de las fuerzas del orden, y en otras, actúan con su apoyo.

 

< Volver